Judería de Córdoba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Centro histórico de Córdoba
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
Street in Judería de Córdoba.jpg
Calle de la judería de Córdoba
País EspañaFlag of Spain.svg España
Tipo Cultural
Criterios i, ii, iii, iv
N.° identificación 313
Región Europa y
América del Norte
Año de inscripción 1984 (VIII sesión)
Año de extensión 1994

La judería de Córdoba es una zona de la ciudad española de Córdoba que fue, entre los siglos XIII y XV, el barrio en el que vivían los judíos. La zona que actualmente es conocida por ese nombre se encuentra situada al noroeste de la Mezquita Catedral, en la zona comprendida entre las calles Deanes, Manríquez, Tomás Conde, Judíos, Almanzor y Romero, aunque no se corresponda exactamente con la zona donde habitaron mayoritariamente los judíos durante dicho periodo.

Forma parte del centro histórico de Córdoba que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.[1]

Historia[editar]

Anteriormente, durante la invasión musulmana, los judíos habían quedado expulsados extramuros, fundamentalmente en la zona hoy situada entre los jardines de la Merced y la iglesia de Santa Marina. Esta zona sufrió razias periódicas hasta ser finalmente aniquilada en 1148 durante la ocupación almohade, aunque ya previamente gran parte de la población judía había emigrado hacia los reinos cristianos.

Tras la recuperar Fernando III la ciudad durante la conquista de Córdoba en 1236, volvieron los judíos a establecerse en ella, fundando la Sinagoga y asentándose en los alrededores de la misma, entre la calle del Arquillo y el palacio Episcopal.

Es una de las zonas más visitadas por los turistas ya que, además de la Mezquita-Catedral, en ella se pueden ver monumentos como la Sinagoga, el Zoco Municipal o el Museo Taurino, entre otros.

Córdoba, la Ciudad de las Tres Culturas[editar]

Córdoba vivió una época esplendorosa cuando tres pueblos (cristiano, judío y musulmán) con sus religiones correspondientes coexistían, aunque no pacíficamente ya que fueron periódicas las expediciones de castigo de los emires y califas hacia los arrabales donde se situaba la población no musulmana.

En la calle de los Judíos encontramos en la actualidad una estatua en bronce dedicada a Maimónides, el gran filósofo y médico judío cordobés, cuya familia fue obligada a convertirse al Islam y al final él mismo tuvo que abandonar la ciudad durante la persecución almohade.

Durante el siglo X Córdoba fue, tras Bizancio, el mayor centro económico y cultural de Europa, y aunque en la ciudad conviese población musulmana, judía y cristiana, esta convivencia distó mucho de ser pacífica.

En el 756 el emir Omeya Abderramán I, huyendo de los abasíes, convirtió a Córdoba en la capital de la España musulmana y durante los siguientes 250 años se convirtió en uno de los mayores centros comerciales e intelectuales del mundo. En el 929, Abderramán III proclamó el califato y la ciudad alcanzó su máximo esplendor en rivalidad con Damasco y Bagdad, centros de gran prosperidad económica e intelectual, y sólo por detrás de Bizancio. A partir del siglo XI, con la desintegración del poder musulmán en la península ibérica, las guerras civiles, parte del logro cultural de Córdoba se perdió, aunque permaneció como centro de literatos y eruditos. En el siglo XII destacó la actividad de los filósofos Averroes y Maimónides. En 1236 Fernando III el Santo reconquistó la ciudad y la integrándola en el Reino de Castilla, y otorgándole el fuero juzgo como ley, trasladándose judíos castellanos de otras ciudades a Córdoba.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Historic Centre of Cordoba». UNESCO Culture Sector. Consultado el 9 de febrero de 2013. 

Enlaces externos[editar]