José María Gabriel y Galán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José María Gabriel y Galán
José-María-Gabriel-y-Galán.jpg
Retrato de José María Gabriel y Galán.
Información personal
Nacimiento 28 de junio de 1870
Bandera de España Frades de la Sierra, España
Fallecimiento 6 de enero de 1905
(34 años)
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Guijo de Granadilla, España
Nacionalidad Español
Información profesional
Ocupación Escritor
Poeta
Género Poesía Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

José María Gabriel y Galán (Frades de la Sierra, Salamanca, 28 de junio de 1870 –- Guijo de Granadilla, Cáceres, 6 de enero de 1905), poeta español en castellano y asturleonés (en la variedad altoextremeña).

Biografía[editar]

Casa Museo de Gabriel y Galán en Guijo de Granadilla

Nace en el campo, en el seno de una familia de propietarios de sus tierras en la localidad de Frades de la Sierra (Salamanca). Sus padres fueron Narciso Gabriel y Bernarda Galán. Gran aficionada ésta a la poesía, insufló la atracción de sus cinco hijos por la composición lírica. Pasa su infancia en su villa natal asistiendo a su escuela, y a los 15 años se traslada a Salamanca para cursar los tres primeros años de Magisterio en la Escuela Normal, datando de esa época sus primeros versos. El cuarto curso (1888-1889) lo realiza en la Escuela Normal Central de Madrid, ciudad que le produce rechazo (la tilda en algunas cartas de Modernópolis). Obtenido el título de Maestro en Grado Superior, con diecinueve años, realiza un viaje a Galicia (julio 1889) junto a su compañero y amigo de estudios, el coruñés Casto Blanco Cabeza (1869-1955), quedando impresionado por el paisaje gallego, desde el interior a los acantilados del Orzán y la isla A Marola. Allí compone "La fuente vaquera" y "Adiós"[1] .

Obtenido el título de magisterio se le destina a Guijuelo, a unos 20 km de su ciudad natal (1889-1892) y posteriormente a Piedrahíta (Ávila) (1892-1898). Su estado de ánimo es bajo (firma las cartas a sus amigos como El Solitario) definiéndose como un hombre de carácter melancólico, sensible y de profundas convicciones religiosas (recibidas de su madre), que ya se perciben en sus poemas. En 1893 tras conocer a su mujer, Desideria García Gascón (1874-1954)[2] , nacida en el seno de una familia de terratenientes, experimenta un cambio radical, que se acentúa a partir de su boda, un 26 de enero de 1898 en Plasencia. Abandona el magisterio y se traslada a Guijo de Granadilla en Cáceres, donde administra la dehesa El Tejar, uno de los latifundos que eran propiedad de la familia de su esposa. Allí encuentra el tiempo y sosiego para madurar su poesía alrededor del campo, las gentes, las monterías... Muchos manuscritos inéditos de esta época, se recuperan gracías a la contribución de sus herederos y no son publicados hasta medio siglo después de su muerte. Entre otras dedicatorias: Requiem al pariente de su esposa, don Acacio o Al Doctor Bejarano, al médico de la Zarza.

Con el nacimiento de su primer hijo, Jesús, en 1898 compone El Cristu benditu, primera de sus famosas Extremeñas en las que el empleo de la lengua vernácula, "el castúo", aroma y vivifica la musa del poeta. Gabriel y Galán se inspira del "deje andaluz" de su admirado maestro Medina para comenzar a componer en este dialecto extremeño. El poema fue dado a conocer a Miguel de Unamuno, entonces catedrático de Lengua y Literatura Griega de la Universidad de Salamanca, por su hermano Baldomero Gabriel y Galán (1868-1926), abogado del estado, columnista de prensa y aficionado a la poesía. Unamuno consideró muy positivamentela la pieza y, en general, la obra de Gabriel y Galán en base a lo que suponía de defensa y ejemplo del casticismo[3] .

Monumento a Gabriel y Galán en Cáceres

Su consagración como poeta arranca en 1901 cuando en los Juegos Florales celebrados en el Teatro Bretón de Salamanca fue galardonado con la flor natural por su composición El ama, inspirada por la reciente muerte de su madre. Miguel de Unamuno, rector de la Universidad de Salamanca desde el año anterior, presidió un jurado compuesto, entre otros, por Santiago Sebastián Martínez (Decano de la Facultad de Filosofía y Letras), Luis Rodríguez Miguel (Catedrático de Lengua y Literatura Española) y el escritor Francisco Fernández Villegas (Zeda)[4] . Desde ese momento, Gabriel y Galán comienza a manterner intercambios y correspondencia con el rector de Salamanca. Es notable como en el ambiente ideológico extremadamente polarizado de la Salamanca de 1900 el fuerte conflicto de Unamuno con el entonces obispo de Salamanca, Tomás Cámara y Castro, el Padre Cámara (1885-1904), decidido a que fuera destituído de la jefatura de la Universidad, generó una situación compleja al poeta en base a los sucesivos intentos de instrumentalizar su obra por parte de ambos.

Su fama se acrecenta, tras ser triunfador en los Juegos Florales de Zaragoza, Sevilla, Lugo y Buenos Aires. En 1902, año en el que publica sus dos primeros volúmenes ('Poesías' y 'Castellanas'), fue invitado por el Ateneo de Madrid para dar un recital poético que concluyó con un sonoro éxito[5] . El Guijo de Granadilla también quiso contribuir a homenajear a su celebérrimo vecino con el título de Hijo Adoptivo, que la villa le concede el 13 de abril de 1903, ocasión para la que compone Sólo para mi lugar.

El 31 de diciembre de 1904 al finalizar una jornada supervisando las labores del campo comenzó a encontrarse mal y, transcurrida una semana, el 6 de enero de 1905 falleció probablemente a consecuencia de una apendicitis aguda[6] . El profundo arraigo del poeta en la población de su comarca se manifiesta en los testimonios de quienes presenciaron el duelo: "Pobres y ricos, jóvenes y viejos, hombres y mujeres, todos, absolutamente todos, acudieron presurosos a la casa mortuoria para orar ante el cadáver por el eterno descanso de su alma y besar sus pies y manos. Las mujeres llorosas y los hombres entristecidos fueron besando los queridos restos"[7] .

En el momento de su muerte, en plena juventud y gloria, era uno de los poetas más leídos de España. Unamuno, en la primera evocación tras el óbito, dijo de su legado: "No ha pasado Galán por la tierra como callada sombra; deja cantos de consuelo para los pobres soñadores del sueño de la vida. En estos cantos nos queda el alma de su alma. Se la dio su pueblo y a su pueblo vuelve"[8] . Dejó cuatro hijos: Jesús, Juan, Esteban y Mª Purificación, estos dos últimos fallecidos de modo prematuro.

Tras la muerte del poeta su hermano Baldomero Gabriel y Galán veló por su obra -primero desde Salamanca (1905-1908) y a continuación desde Madrid (1908-1926)- promocionándola en varias ediciones y proveyendo de datos a algunos de sus biógrafos y estudiosos.

El ayuntamiento de Frades de la Sierra mantiene la casa familiar de nacimiento del poeta y el de Guijo de Granadilla la que habitó hasta su muerte, como museo, donde se muestran manuscritos y objetos personales del poeta, donación de sus herederos. Por otro lado, en las inmediaciones del Guijo, en medio de la península que se encuentra rodeada por el actual Pantano de Gabriel y Galán, se alza la Casa de las Conchas situada en la plaza mayor del antiguo señorío medieval de Granada, hoy Granadilla, naturalidad de los hermanos políticos del poeta Cruz García y Gascón y su esposa, María de la Natividad García de la Cruz Jiménez. En su fachada se puede observar aún la placa conmemorativa del homenaje realizado por ambos al poeta que intercedieron para que el pantano que anegaría las tierras que ellos habían cedido para su construcción llevase su nombre.

Por Real Orden emitida en 1929 se posibilitó poder transmitir los dos apellidos del poeta a su descendencia por lo que Gabriel y Galán pasó a ser el apellido de sus herederos. Al mismo tiempo el rey Alfonso XIII favoreció a su primogénito, Jesús, huérfano de padre a los seis años, sufragando sus estudios de bachillerato en el Real Colegio de Alfonso XII de El Escorial. Posteriormente con una beca del Marqués de Borja cursó estudios de derecho en Real Colegio de Estudios Superiores también en El Escorial[9] . Entre los descendientes del poeta, José Antonio Gabriel y Galán (1940-1993) siguió sus pasos como escritor de prosa y poesía, Jesús Gabriel y Galán Acevedo realizó la biografía definitiva del poeta (Junta de Extremadura, 2004) y, junto a su hermano José María, editó la que hasta ahora constituye la más afinada versión de sus obras completas (Junta de Extremadura, 2005).

Obra[editar]

Su obra poética se aparta del modernismo, siendo conservadora en estructura y temática: defiende la tradición, la familia, el dogma católico o, con singular sensibilidad social, la vida campesina. Desde 1898 la poesía de Gabriel y Galán se vuelca hacia el pueblo, la aldea y el paisaje. Su inmersión en el mundo campesino y la voluntad de acercarle la poesía lo pone de relieve la composición de piezas fáciles de fundamento ético-moral: "Sabrás que me he metido a predicador rural: hago unas coplas que yo llamo sermones, casi todas en verso, que recito y declamo los días festivos desde el balcón del Ayuntamiento. Son una vulgaridad estupenda, pero los que me oyen lloran, ríen, se entusiasman y aprenden verdades morales: los hago más buenos, que es mi propósito; digo a todos que vivan unidos y que renieguen de la política que es una mentita inmensa ..." (Carta a Mariano Miguel del Val)[10] . Tal justificación encuentra el uso del dialecto extremeño en sus poesías, captación directa de la palabra hablada por los campesinos, en el que inevitablemente se filtraban diversos vulgarismos[11] .

La obra en dialecto extremeño del poeta, practicada a partir de su establecimiento en el Gujio (Cáceres) en 1898, atrajo la floreciente sensibilidad del casticismo novecentista. Autores como Miguel de Unamuno o Ramón Menéndez Pidal se mostraron extraordinariamente receptivos a ella animándole a proseguir practicándola. Este interés por recoger el habla popular extremeña por parte de Gabriel y Galán dio lugar a algunos análisis filológicos contrastados en torno al déficit de exactitud científica de su trabajo. Ciertamente la pretensión del poeta era muy otra: utilizar una herramienta léxica para acercar su poesía al pueblo. Por otro lado, como ha señalado Antonio Salvador Plans, "la distinción entre dialectalismo y vulgarismo se situa en un filo tan tenue que es fácil caer inconscientemente en uno y otro lado de modo indistinto". Para él "pretender un modelo dialectal perfecto es por otra parte absurdo y sería similar a intentar un modelo popular en el siglo XIV basándonos en las serranas del Libro del Buen Amor, del Arcipreste de Hita, o de otras épocas tomando como base el sayagués, los entremeses, los sainetes, las zarzuelas o tantas modalidades literarias en que se ha escogido un modelo de apariencia popular"[12] .

Gabriel y Galán fue uno de los primeros autores que denunció la miseria de la comarca de Las Hurdes a partir de los poemas 'La jurdana' y 'A Su Majestad el Rey', ambos de 1904. El segundo de ellos tenía por objeto sensibilizar a Alfonso XIII, entonces de visita en Salamanca: "Porque infama la negrura / de la siniestra figura / de hombres que hundidos están / en un sopor de incultura / con fiebre de hambre de pan". Posteriormente el monarca señaló que fue a través de ambas poesías como tomó conciencia del problema de un territorio que aún tardaría en visitar (1922).

En los años sesenta la obra de Gabriel y Galán incrementó su interés internacional: entre 1960 y 1965 la profesora Maria Romano Colangeri (Universita' degli Studi de Lecce) realizó tres estudios sobre diversos aspectos de su obra[13] ; en 1969 se concluyó una tesis doctoral realizada por Bessie W. Stanford Stadt (University of Arizona)[14] .

Estatua José María Gabriel y Galán (Salamanca).

Poemarios:

  • Castellanas (1902)
  • Extremeñas (1902)
  • Campesinas (1904)
  • Nuevas Castellanas (1905)
  • Religiosas (1906)

Influencias[editar]

Este autor salmantino ha influenciado en poetas extremeños, como:

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. José María Gabriel y Galán (2005). Obras Completas (J. M. Gabriel y Galán Acevedo / J. Gabriel y Galán Acevedo, ed.). Mérida: Editora Regional de Extremadura. pp. 797-811, 946-951. ISBN 84-7671-815-2. 
  2. . ABC. 14 de julio de 1954 http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1954/09/14/034.html. Consultado el 26 de junio de 2016.  Falta el |título= (ayuda)
  3. Manuel Pecellín Lancharro (1981). Literatura en Extremadura. Tomo II: Escritores siglos XIX y XX (hasta 1939). Badajoz Universitas. p. 150. ISBN 9788485583065. 
  4. Jesús Gabriel y Galán Acevedo (2004). José María Gabriel y Galán. Su vida. Su obra. Su tiempo. Editora Regional de Extremadura. p. 246. ISBN 84-7671-767-9. 
  5. J. Gabriel y Galán Acevedo (2004). José María Gabriel y Galán. Su vida. Su obra. Su tiempo. pp. 301-308. 
  6. J. Gabriel y Galán Acevedo. José María Gabriel y Galán. Su vida. Su obra. Su tiempo. pp. 590, n.1388. 
  7. Santiago Montero. «"Muerte del poeta Galán".». La Semana Católica de Salamanca. 11 de enero de 1905. 
  8. Miguel de Unamuno. "Gabriel y Galán". El Adelanto, 7 enero 1905. 
  9. J. Gabriel y Galán Acevedo. José María Gabriel y Galán. Su vida. Su obra. Su tiempo. p. 189, n.17. 
  10. Carmen Fernández Daza (2001). Antología poética. Castalia (Clásicos, 260). p. 52. ISBN 84-7039-887-3. 
  11. C. Fernández Daza. Antología poética. p. 29-34. 
  12. Antonio Salvador Plans (2005). «La conciencia dialectal en Gabriel y Galán». Alcántara 63: 9-32, esp.31. 
  13. http://www.salentofemminile.unisalento.it/index.php?option=com_content&view=article&id=133:romano-colangeli-maria&catid=11&Itemid=224&lang=it.  Falta el |título= (ayuda)
  14. Bessie W. Stanford Stadt. José María Gabriel y Galán and His Poetry. University of Arizona, 1969. 
  • [1] Andrés Pérez-Cardenal "Sierras y campos salamanquinos, el Rey en las Hurdes" 1922 - Salamanca (España)
  • [2] "Genealogía de J.María Gabriel y Galán" Geneall: proyecto internacional científico y cultural, mantenido por genealogistas.[[Categoría:Escritores en español del siglo XX] ]