John Wilkes Booth

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de John Wilkes Booth.

John Wilkes Booth (10 de mayo de 1838, Bel Air (condado de Harford, Maryland) - Port Royal (Virginia), 26 de abril de 1865) fue un actor estadounidense famoso por ser el asesino del presidente Abraham Lincoln en 1865. Booth, que fue un simpatizante de los Estados Confederados durante toda la guerra, no soportó la derrota final de la causa confederada y pretendió cambiar el inminente resultado de la Guerra de Secesión.

Biografía[editar]

La familia Booth era prominente en el teatro estadounidense de la época. Su padre, Junius Brutus Booth y su hermano Edwin Booth también eran actores célebres, y John Wilkes había ya debutado en el teatro como actor a los 18 años, siendo considerado un joven talentoso y con una promisoria carrera artística, tanto en roles clasicos como los dramas de Shakespeare conmo en las comedias ligeras inglesas del siglo XVIII.

Booth se había mantenido leal a la causa de la Confederación desde el inicio de la guerra civil estadounidense en abril de 1861 pero su caso no era raro en su estado natal de Maryland. De hecho, pese a estar geográficamente más próxima a los Estados del norte, gran parte de la población de Maryland era partidaria de la esclavitud pero la legislatura estatal había votado por mantenerse dentro de la Unión, lo cual causó una fractura en la opinión pública de Maryland, en tanto el sentimiento de solidaridad hacia los confederados se mantenía vivo entre gan parte de las masas.

La familia de Booth también tuvo opiniones divididas al respecto, siendo John Wilkes el único partidario abierto de los Estados Confederados de América al punto de haber escrito un folleto contra el abolicionismo ya en 1860 con motivo de la elección de Lincoln, pero prometió a sus padres y hermanos no huir al Sur ni involucrarse en actividad política contra la Unión. Contando con ello, Booth prosiguió su actividad teatral en Nueva York, Baltimore, Boston, y Washington DC, ganando fama y prestigio en el mundo actoral de su país.

Pese a sus triunfos profesionales, Booth mantenía viva su simpatía hacia la Confederación, conocida sólo por un grupo de amistades con idénticas ideas, y quedó vivamente afectado al tener noticias de los continuos exitos bélicos de la Unión a lo largo del año 1864, por lo cual en noviembre de dicho año planificó con algunos compañeros prosudistas el secuestro del propio Abraham Lincoln del "Old Soldiers House" (Hogar del Soldado), recinto para veteranos de guerra cercano a la Casa Blanca frecuentemente visitado por el presidente, para canjear a Lincoln por 10,000 oficiales sudistas retenidos como prisioneros. No obstante, este plan no pudo ejecutarse.

Asesinato de Lincoln[editar]

A inicios de 1865 las campañas de los generales nordistas William Tecumseh Sherman y Philip Sheridan habían destruido la mayor parte de las fuerzas de la Confederación, lo cual motivó que Booth sufriera gran ansiedad por "hacer algo muy importante" para torcer la marcha de la guerra. El 9 de abril de 1865 el general sudista Robert E. Lee rendía su fuerza de casi 28,000 soldados del "Ejército de Virginia" a las tropas del general nordista Ulysses S. Grant en Appomattox (Virginia), lo cual en la práctica significaba el fin de la guerra, al comandar Lee el único grupo de tropas confederadas en condiciones de seguir la lucha.

Tras saberse la noticia en Washington DC, Booth y un grupo de fanáticos conspiradores dirigido por él, entre ellos el dependiente de farmacia David Herold, el periodista John Surrat y la madre de éste, Mary Surrat, se organizaron para atentar contra el Presidente Abraham Lincoln, contra Andrew Johnson (viceprepresidente), el Secretario de Estado William H. Seward, y el Secretario de Guerra Edwin M. Stanton, en un desesperado intento por ayudar a la debilitada causa de la Confederación, considerando que aún resistía en Carolina del Norte una tropa de 98,000 hombres (aunque muy escasos de armas y munición) del general Joseph E. Johnston.

Litografía del asesinato de Lincoln.

Enterado que Lincoln acudiría al Teatro Ford de Washington DC para una representación teatral celebrando la rendición de Robert E. Lee, Booth trazó su plan rápidamente para asesinar a Lincoln y efectuar una cuidadosa huída, considerando que la muerte del presidente paralizaría la administración de los Estados Unidos, desmoralizaría a las tropas de la Unión, y daría tiempo a la desfalleciente Confederación para continuar la guerra.

Así que la noche del 14 de abril, mientras el presidente Lincoln, junto a su esposa, estaba presenciando una comedia en el teatro Ford de Washington DC, Booth se coló en el palco del presidente, aprovechando que, como actor y amigo de los dueños del teatro, nadie sospecharía su presencia en pasillos y corredores cerrados al público. Ya en el palco, Booth le descargó a Lincoln un disparo de revólver en la cabeza con una arma Deringer, que lo dejó herido de muerte, la cual se produjo horas después.

El asesino aprovechó la confusión causada por los disparos y saltó del palco, agarrándose de un telón que al rajarse lo dejó caer al suelo, hiriéndose en la pierna izquierda. Al saltar por el telón del palco presidencial se rompió el pulgar derecho y al llegar al escenario sufrió un corte en la ceja debido a una espada. Mientras huía del escenario del crimen, Booth dijo la famosa frase en latín: "Sic semper tyrannis" ("Así siempre ocurre a los tiranos"), y escapó en un caballo oculto en las cercanías del teatro para tal ocasión, teniendo una ruta de fuga ya bien planificada.

Fuga y muerte[editar]

Ayudado por sus cómplices John Surrat y Mary Surrat, y contando con una red de "refugios" de simpatizantes sudistas durante su escape, Booth huyó con Herold hacia el Estado de Virginia pero reparó con sorpresa que la muerte de Lincoln no paralizó la administración pública de la Unión ni detuvo las operaciones bélicas de sus líderes, mientras las débiles fuerzas de la Confederación tampoco podían aprovechar la ocasión para contraofensiva alguna. Booth cruzó el río Potomac junto con Herold en la noche del 23 de abril, siendo ya buscado para entonces por centenares de soldados unionistas, que tenían ya la identidad y descripción de Booth, además de dominar por completo la zona norte de Virginia.

Booth y Herold fueron recibidos por un veterano confederado que les consiguió refugio en el rancho de la familia Garrett cerca de Port Royal (Virginia), a quienes ocultó las identidades de los fugitivos. Allí Booth supo de la rendición del general Joseph Johnston y su débil "Ejército del Tennessee", esto significaba que la Confederación estaba próxima a desintegrarse sin remedio y por ello la muerte de Lincoln había sido inútil.

Pocos días después, al amanecer del 26 de abril varios soldados unionistas hallaron a Booth, junto a Herold, en la granja de los Garrett y les ordenaron rendirse. Booth se negó y empezó un breve tiroteo donde Booth fue alcanzado por un disparo del soldado Boston Corbett que acabó con su vida horas después. Se atribuye a Booth haber mirado ansiosamente sus manos en sus últimos momentos exclamando a ellas "Useless, useless!" ("¡Inútiles, inútiles!")

David Herold, Mary Surrat y los demás conspiradores fueron detenidos, juzgados y condenados a muerte. Fueron ahorcados el 7 de julio de 1865. El 9 de mayo el gobierno de la Unión habia dado por concluida la guerra tras la rendición días atrás de los últimos grupos organizados de tropas confederadas.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]