Irina Alexándrovna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Irina Aleksándrovna Románova
Ирина Александровна Poмáнова
Princesa Imperial de Rusia
Irina Alekszandrovna of Russia.jpg
Princesa Irina Aleksándrovna en 1914
Información personal
Nombre secular Irina Aleksándrovna Románova
(en ruso: Ирина Александровна Poмáнова)
Otros títulos
Nacimiento 15 de julio de 1895
Palacio Peterhof, San Petersburgo, Imperio ruso Imperio ruso
Fallecimiento 26 de febrero de 1970
(74 años)
París, Flag of France.svg Francia
Entierro Cementerio ruso de Sainte-Geneviève-des-Bois
Religión Iglesia ortodoxa rusa
Residencia Palacio Yusúpov
Familia
Casa real Casa de Holstein-Gottorp-Románov
(por nacimiento)
Casa de Yusúpov
(por matrimonio)
Padre Gran Duque Alejandro Mijáilovich de Rusia
Madre Gran Duquesa Xenia Aleksándrovna de Rusia
Cónyuge Prínicpe Félix Yusúpov, conde Sumarókov-Elston
Descendencia Princesa Irina Félixovna Yusúpova

Lesser CoA of the granddaughters of the emperor of Russia.svg
Escudo de Irina Aleksándrovna Románova
Ирина Александровна Poмáнова

[editar datos en Wikidata]

Princesa Irina Alexándrovna de Rusia (en ruso: Княжна Ирина Александровна Романова; 15 de julio de 1895 en Peterhof - París, Francia; 26 de febrero de 1970) fue Princesa Yusúpov por su matrimonio con Félix Yusúpov.

Familia[editar]

Era la única hija del gran duque Alejandro Mijáilovich «Sandro» y de la Gran Duquesa Xenia Aleksándrovna; también era sobrina carnal del último zar de Rusia Nicolás II de Rusia por parte de su madre, y por parte de su padre descendiente de Nicolás I de Rusia.

Después de una infancia tranquila, el 22 de febrero de 1914, contrajo matrimonio con el príncipe Félix Yusúpov, heredero de la fortuna más grande del Imperio ruso. Fue un matrimonio de conveniencia, en el que ella aportaba la sangre imperial y él su colosal fortuna. Aun así, la pareja mostró una gran unión a pesar de los avatares que vivieron más adelante. De esta unión nació una hija, Irina Félixovna Yusúpova que murió en 1983.

La noche del 16 al 17 de diciembre de 1916 Rasputín fue a su casa, el palacio Moika de San Petersburgo, para conocerla, invitado por el príncipe Félix. En realidad, Irina no estaba al tanto de la invitación y se encontraba en Crimea en ese momento. El monje cayó en la trampa que le tendió el príncipe.

Tras el asesinato de Rasputín, el zar, ante la exultación que el crimen causó, no pudo infligir a su pariente castigo más duro que el exilio, dadas las súplicas de la familia imperial. Esto salvó a los Yusúpov de la muerte, que seguramente habrían encontrado en la Revolución Rusa, como tantos otros Románov.

En el exilio de París, el príncipe abrió una casa de moda Irfe (contracción de Irina y Félix). Años más tarde ella entabló un proceso judicial contra la Metro-Goldwyn-Mayer por haberla mostrado en la película Rasputín y la emperatriz, como una mujer depravada que era amante del monje. Ganó el juicio, lo que le aportó unos 2 millones de dólares.

Irina Alexándrovna falleció en la ciudad de París, Francia el 26 de febrero de 1970 a los 74 años de edad. Actualmente sus restos reposan en el cementerio de Sainte-Geneviève-des-Bois.

Referencias[editar]