Giovanni Antonio Boltraffio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Salvador adolescente (hacia 1495). Museo Lázaro Galdiano, Madrid (España). Hasta fecha reciente, esta tablilla, la más interesante de la colección homónima, era considerada como obra de Leonardo. Rechazada su atribución, la mayoría de los expertos se inclinan por Boltraffio como autor de la pieza.

Giovanni Antonio Boltraffio (Milán, 1467-1516) fue un pintor italiano del Renacimiento, en concreto, discípulo de Leonardo da Vinci tras la llegada de este a tierras milanesas, en torno al año 1482.

De acuerdo a Giorgio Vasari, Boltraffio nació en el seno de una familia acaudalada, lo que le permitió gozar de cierta independencia económica como pintor. En sus primeras obras podemos encontrar huellas de Vincenzo Foppa y Bernardino Zenale, aunque posteriormente de Bramantino y, sobre todo, de su maestro Leonardo, tras haber sido llamado a residir en la corte de Ludovico Sforza en Milán. Vasari lo cita entre los discípulos de Leonardo y, seguramente, se trate del «Giannantonio» que Leonardo anotó en 1491 en uno de sus documentos (Instituto de Francia, París), en el cual, dice que le entregó un lápiz de plata.

En torno al año 1500, Boltraffio viajó a Bolonia, donde recibió el encargo de pintar el altar de la Iglesia de Santa Maria della Misericordiase (Museo del Louvre, París); allí se dejó influir por Perugino y Francesco Francia. De vuelta en Milán, en 1502, la congregación de Santa Maria presso san Satiro le encargó una Santa Bárbara (Gemäldegalerie, Berlín), en la que confluyen las ideas desarrolladas en Bolonia con otras nuevas, procedentes de artistas como Bramantino y Andrea Solario. Su permanencia en la ciudad la confirma un documento de 1503, que incluye a Boltraffio entre los miembros del jurado encargado de decidir sobre los trabajos presentados para la puerta del transepto norte de la Catedral de Milán. Tenía su residencia en el barrio milanés de san Paolo in Compedo.[1]

Obra artística[editar]

Boltraffio fue, junto a Bernardino Luini o Giampietrino, uno de los más dotados discípulos milaneses de Leonardo. A pesar de que recibió muchísimas influencias, especialmente de Leonardo, Boltraffio logró crear un estilo personal propio, caracterizado por un dibujo preciso y marcado, así como por unos sugestivos coloridos. Aunque no llegó a copiar directamente las composiciones de su maestro, sí que se inspiró en muchas de sus pinturas y dibujos para realizar sus propias obras.

Es así que la obra de Boltraffio está fuertemente influenciada por la de su maestro Leonardo; por tal razón es que las pinturas de Boltraffio se destacan en el diseño, la calidad del dibujo, el modelado merced al claroscuro y las difuminaciones o el sfumato, así como por sugestivos coloridos.

De los trabajos de este pintor conservados hasta el presente el más notorio es el conjunto de pinturas de altar (ver pala) que se encuentra en la National Gallery de Londres.

Principales obras y lugar en que se hallan[editar]

Asimismo se atribuyen a Boltraffio partes de la célebre Madona Litta (obra asignada a Leonardo da Vinci), y (junto a Bernardino de 'Conti), un Retrato de mujer desconocida inspirado en La Belle Ferronière de Leonardo. Más aún, algunos especialistas han opinado que este último cuadro, hoy en el Louvre, es obra exclusiva de Boltraffio, pero otros críticos se oponen, considerando que la calidad artística de Boltraffio jamás podría haber sido confundida con la de Leonardo.

Referencias[editar]

  1. Borobia, Mar (2009). «Boltraffio, Giovanni Antonio». Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid. Consultado el 10 de diciembre de 2017. 

Enlaces externos[editar]