Germán Delfino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Germán Delfino
Nombre completo Germán Delfino
Nacimiento 4 de mayo de 1978 (37 años)
Ramos Mejía, La Matanza, Bandera de Provincia de Buenos Aires Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina
Residencia Flag of Argentina.svg Argentina
Función Árbitro
Categoría FIFA (desde 2012)
Comité AAA
Año de debut 2010
[editar datos en Wikidata]

Germán Delfino (Ramos Mejía, La Matanza, Buenos Aires; 4 de mayo de 1978) es un árbitro internacional de fútbol argentino, que dirige en la Primera División de Argentina. Por su condición de árbitro FIFA, ha dirigido encuentros correspondientes a Copa Libertadores de América y Copa Sudamericana.

Arbitraje[editar]

Su debut fue en el año 2010, dirigiendo el partido de Huracán ante All Boys. Está adherido a la Asociación Argentina de Árbitros, la AAA, que lo tiene a él entre unos de los árbitros internacionales del país desde 2012. De hecho, en 2013, se presentó a elecciones gremiales, pero perdió frente a la otra lista, encabezada por el ex árbitro internacional Federico Beligoy.[1]

Después de confirmar su gran momento durante 2012,[2] en 2013, Delfino, fue designado para dirigir el primer superclásico del fútbol argentino oficial del año, que se disputó en La Bombonera, y terminó en empate en uno. En la segunda mitad del 2013, también fue el encargado de impartir justicia en el partido más tradicional del país. En esta ocasión, el partido se jugó en cancha de River, en El Monumental, y fue victoria por uno a cero de Boca, que se impuso con un gol de Gigliotti en el primer tiempo.

Superclásicos internacionales[editar]

En 2014, fue designado para arbitrar otra vez el superclásico, esta vez, en el choque que definiría al segundo finalista de la Copa Total Sudamericana 2014. Delfino, cobró correctamente un penal para la visita, Boca Juniors, a los 15’’ de haber empezado el partido. Junto a su asistente de linea, cometió un grave error, al anular por un off-side inexistente un gol de Emmanuel Gigliotti que hubiese significado el triunfo y la clasificación Xeneize. Asimismo, durante el desarrollo, mostró nueve tarjetas amarillas (cuatro para River, cinco para los Xeneizes) y expulsó a Daniel Díaz, a los 94’.[3] Según varios medios de prensa, tuvo una correcta labor.

En mayo de 2015, Boca y River se enfrentaron por los octavos de final de la Copa Libertadores 2015, en el que fue designado para dirigir en el primer encuentro, a disputarse en el Estadio Monumental. Fue su cuarto SuperClásico oficial. Su labor fue deplorable, cometiendo errores clave con incidencia en el resultado y el correcto desenvolvimiento del encuentro; permitió juego brusco grave, 3 jugadores de River merecieron la expulsión por jugadas temerarias, entre las que se cuentan un "planchazo" a la altura del abdomen por parte de Ramiro Funes Mori sobre el volante Xeneize Pablo Perez, por el que solo recibió una tarjeta amarilla; una "plancha" a la altura de la tibia por parte de Leonel Vangioni sobre el mediocampista de Boca Fernando Gago, solo castigada con tarjeta amarilla; y ademas un golpe en la nuca, por la espalda y sin pelota en juego que no fue sancionado, por parte de Carlos Sanchez también sobre el Xeneize Fernando Gago. Delfino no estuvo a la altura de las circunstancias, y se recluyó en su hogar sin dar mayores explicaciones sobre su actuación en el partido. Fue duramente cuestionado tanto por la prensa como por colegas de trayectoria intachable como el ex internacional Hector Baldassi, quien sostuvo que el arbitro del encuentro estuvo muy permisivo, y dio vía libre al juego brusco de River. Ademas, exigió a Delfino dar explicaciones ante los medios por su pobre labor en el partido, sosteniendo que "es un árbitro que antes de los partidos importantes se muestra en los medios y declara, así que debería también explicar a los medios de prensa sobre sus fallos".[4]

Final de la Recopa[editar]

En 2015, dirigió su primera final internacional, al arbitrar el choque de ida de la Recopa Santander Sudamericana 2015, entre River Plate y San Lorenzo de Almagro. El partido, culminó con un uno a cero a favor de los Millonarios. A los 87' del partido, Delfino expulsó a Leandro Romagnoli.

Referencias[editar]

  1. Delfino ya dirigió pésimo
  2. "No siento presión"
  3. "Si al minuto es para roja, voy a expulsar"
  4. [1]