Gazpachos manchegos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gazpachos manchegos al estilo de Requena.

Los gazpachos manchegos o galianos son un plato castellano, concretamente de La Mancha, consistente en un guiso caldoso servido caliente a base de trozos de torta cenceña manchega troceada. El guiso está acompañado por carne de piezas menores como pueden ser conejo, pollo, liebre o perdiz. En algunas zonas se les añaden también setas (de cardo, de chopo o níscalos) o caracoles, pero en la mayoría de La Mancha los ingredientes son los anteriormente indicados. Debido a su cercanía geográfica y climática, este plato también es popular en el interior de la Comunidad Valenciana y de la Región de Murcia, sobre todo en las comarcas del Vinalopó y Altiplano murciano (Yecla y Jumilla), llegando hasta localidades costeras alicantinas donde se elaboran con pescado y marisco. En la provincia de Valencia se cocina ampliamente también en las comarcas del Valle de Ayora, la Hoya de Buñol, la Costera, Requena-Utiel y Canal de Navarrés, donde a veces se le cambia la denominación de manchego, por el del lugar donde se cocina (gazpacho ayorino, gazpacho enguerino...), aunque el plato se cocine esencialmente igual.

Características[editar]

Área aproximada donde se consumen los gazpachos manchegos.

Los gazpachos (nótese el plural) son un plato consistente, pastoril en su origen, pero sencillo de ingredientes. Aparece en el Quijote con el nombre de galianos. Lo típico es comerlos siguiendo las costumbres tradicionales, sobre la propia torta y utilizando como cuchara pellizcos de la misma. El empleo de una torta de pan ácimo, sin levadura, se debe a que admite una mayor absorción del caldo.[1]​De ahí viene el dicho de en los gazpachos se come hasta la cuchara y el plato.

Otro modo tradicional es comerlos con cuchara sobre la torta, sin llegar a probar bocado de ésta, y una vez bien rebañada la torta extender una fina capa de miel de romero sobre ella, enrollarla y comer la torta como postre. En algunas zonas del sur del Campo de Montiel, la torta se parte en trozos pequeños dentro del caldo y se deja que éste se consuma. En tal caso, los galianos se suelen servir en forma de tortilla, guisados por tandas en una sartén.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Villegas, Almudena (2009). El libro del salmorejo. Historia de un viaje milenario (1ª edición). Córdoba: Almuzara. p. 35. 

Referencias externas[editar]