Galleta maría

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Galleta María»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Una galleta maría de Fontaneda, marca que introdujo la variedad en España.[1]

La galleta maría[2]​ (en inglés: Marie biscuit) es un tipo de galleta dulce muy consumida en países de Europa, América y en otros como India, Pakistán, Sudáfrica o Australia. Fueron creadas en Londres en 1874[3]​ por Peek Freans, una empresa inglesa de galletas, para conmemorar el matrimonio entre la Gran duquesa María Aleksándrovna de Rusia y el príncipe Alfredo I de Sajonia-Coburgo-Gotha, hijo de la Reina Victoria.[4]

Se hizo muy popular en varios países de Europa,[5]​ particularmente en España donde, después de la Guerra Civil, la galleta se convirtió en un símbolo de recuperación económica debido a que las panaderías las producían masivamente, gracias a excedentes en las cosechas de trigo que abarataron su precio.


Por su parte, en Venezuela gozan de popularidad y son comercializadas por compañías galleteras como Galletas Puig[6]​ (primera compañía en dar a conocerlas en el país), Galletera Carabobo[7]​ y Galletas Caledonia.[8]​ También Nabisco lanzó una versión llamada Marbu Dorada, pero duró muy poco tiempo en el mercado debido a su rotundo fracaso [cita requerida].

En México también son muy populares, principalmente en marcas mexicanas como Grupo Gamesa y Gapsa.

En Argentina la misma galleta pero bajo otro nombre, llamadas Mana, gozan de una basta popularidad y son integradas en la variedad de países que la consumen.

Tienen la particularidad de que puede mojarse en leche caliente sin que se deshaga tan fácilmente como otras, debido a su escasa humedad (entre 1% y 6%). Son galletas de bajo precio y relativo bajo contenido en grasa y azúcar. En principio son redondas y llevan el nombre grabado en un lado, presentando también sus bordes un diseño intrincado. Inicialmente el nombre correspondía a una marca comercial determinada, pero actualmente se ha generalizado para todas las galletas parecidas, y a veces también se utiliza para otras con las mismas características pero de forma rectangular, si no saben a mantequilla.

Gastronomía[editar]

Natillas con galletas maría y canela.

Las galletas maría pueden tomarse solas o mojadas en leche, , chocolate, , entre otros. También puede prepararse un sándwich con dos galletas, untándolas con mantequilla, crema de cacahuete, leche condensada, mermelada, dulce de leche (arequipe, manjar, cajeta), etcétera. Suelen dárselas de comer a los bebés, convenientemente ablandadas en leche.[cita requerida]

Se emplean en muchas recetas, como es el caso de las galletas fritas (un dulce barcelonés popular y tradicional que consiste en untarlas de dos en dos con mermelada, crema u otro relleno similar, freírlas en aceite y cubrirlas de azúcar), el pastel de galleta (hecho con capas alternas de galletas, a veces mojadas en café u otro líquido, y alguna crema). Se usan como base de numerosas tartas (hechas con galletas trituradas y mezcladas con mantequilla, aromatizando a veces con canela, cacao o café), principalmente la tarta de queso. En España es típico servir las natillas con una galleta maría encima. En la comunidad autónoma de Cataluña se emplea también para hacer platos salados: por ejemplo, bases como la picada o también machacada en el mortero para espesar salsas (como la salvitxada) y gracias a estas galletas podemos contar con los altos valores de calorías empanados y gratinados.

También se usan para hacer pasteles fríos llamados marquesas en países como Venezuela.

En Uruguay es común usarlas rotas en trozos pequeños y mezcladas con chocolate en polvo y dulce de leche o manteca para la confección del salchichón de chocolate, tradicional postre casero de la gastronomía local.

Valor nutricional[editar]

Las galletas maría tienen un alto valor calórico, contando con unas 500 kcal por cada 100 g. Su consumo, al igual que el resto de galletas, no es aconsejable debido a su composición de ingredientes, mayoritariamente harinas refinadas, azúcar, aceites vegetales refinados y otros aditivos. Pese a su apariencia sencilla y aunque es menos grasa que otros tipos de galletas, tiene un alto contenido en glúcidos (70–75% aproximadamente) y lípidos (15–20%), tendiendo a ser mayoritariamente ácidos grasos saturados (aunque no en todas las marcas). Algunos fabricantes emplean aditivos innecesarios (conservantes, homogeneizantes, etcétera) o prohibidos (hidroxibutilanisol). La cantidad de proteínas es pequeña, en torno al 6%.[9]

Referencias[editar]

  1. «La buena María». Galletas Únicas. Consultado el 25 de agosto de 2010. 
  2. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española. «galleta maría». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  3. López, Alfred. «El curioso e histórico motivo por el que las ‘galletas María’ se llaman así». 
  4. The Independent (20 de marzo de 2010). «Minor British Institutions: The Marie biscuit» (en inglés). Consultado el 24 de noviembre de 2012. 
  5. «Minor British Institutions: Marie biscuit» (en inglés). Archivado desde el original el 22 de marzo de 2016. Consultado el 15 de marzo de 2016. 
  6. «Galletas María Puig». 
  7. «Galletera Carabobo - Galletas dulces tipo María». 
  8. «María- Galletas Caledonia». 
  9. «Análisis nutricional de las galletas María y comparativa por marcas». Eroski Consumer. marzo de 1998. Archivado desde el original el 23 de septiembre de 2010. Consultado el 3 de noviembre de 2010. 

Enlaces externos[editar]