Frijol blanco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Frijol blanco
Especie Phaseolus vulgaris
Phaseolus vulgaris white beans, witte boon.jpg
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 351 kcal 1468 kJ
Carbohidratos 60.75 g
 • Azúcares 3.88 g
 • Fibra alimentaria 24.4 g
Grasas 1.5 g
 • saturadas 0.12 g
Proteínas 22.33 g
Sodio 0.005 mg (0%)
% de la cantidad diaria recomendada para adultos.
Fuente: Base de datos de nutrientes de USDA.

El frijol blanco, judía, haba perla,[1]frijol boston,[2]guisante blanco,[3]​ o haba,[3]​ es una variedad de frijol (Phaseolus vulgaris) originaria de América, donde fue domesticada.[4]​ Es un frijol blanco pequeño y seco que es más pequeño que muchos otros tipos de frijoles y tiene una forma ovalada, ligeramente aplanada,[1]​ se usa en platos tales como frijoles al horno,[1]​ e incluso en pasteles, así como en diferentes tipos de sopas como la sopa de frijol del Senado.[5]

Las plantas de alubias[2]​ que producen el frijol blanco pueden ser de tipo arbustivo o de enredadera, dependiendo de dónde sean.[6]

Entre los diferentes tipos de frijoles blancos podemos encontrar el poroto, 'grandes del norte', frijoles de lima conocidos como "frijoles de mantequilla", y el frijol de corredor.

Historia[editar]

Frijoles blancos se sirven en el Memorial de la Marina

El nombre "Navy bean" es un término estadounidense acuñado porque la Armada de los Estados Unidos ha servido los frijoles como un alimento básico para sus navegantes desde mediados del siglo XIX.[7]

En Australia, la producción de frijol blanco comenzó durante la Segunda Guerra mundial cuando fue necesario encontrar una forma económica de suministrar alimentos nutritivos a las numerosas tropas, especialmente a las tropas estadounidenses, con sede en Queensland. El ejército de los Estados Unidos mantuvo una gran base en Kingaroy y tuvo muchas bases y campamentos en todo el sureste de Queensland. Incentivó activamente la siembra generalizada de los frijoles.[7]​ Kingaroy es conocida como la Capital de los frijoles horneados de Australia.[7]​ Otro nombre popular para el frijol durante ese tiempo fue el de "frijol Yankee".[7]

Cultivos[editar]

El cultivo de frijol blanco incluye:

  • 'Río lluvioso',[8]
  • 'Robusto', resistente a la virus del mosaico común (BCMV),[9]​ que se transmite a través de las semillas[8]
  • Michelite, que desciende del 'Robusto', pero con rendimientos más altos y mejor calidad de la semilla [12][8]
  • Sanilac, el primer cultivo de frijol blanco de arbusto[8]

Otros frijoles blancos[editar]

Entre otros frijoles blancos conocidos se encuentran:

  • Cannellini (o fazolia,​[2]​), una alubia de riñón blanca, una variedad popular en el centro y sur de Italia, pero desarrollada por primera vez en Argentina.[2]​ Es más grandes que el frijol blanco y está estrechamente relacionado con el frijol rojo, también, tiene niveles más alto de fitohemaglutinina, la lectina tóxica.[10]​Son usados en sopas de minestrone[2]
  • 'Gran norte', también llamado frijol "blanco grande", también es más grande que el frijol blanco, pero más pequeño que el cannellini, con una forma aplanada similar a la del frijol de lima. Tienen un sabor delicado.
  • Los frijoles blancos grandes conocidos en Grecia como gigantes (griego: γίγαντες, gigantes) y eléfantes (griego: ελέφαντες, elefantes) provienen del frijol corredor, Phaseolus coccineus.

Valor nutricional[editar]

Los frijoles blancos son la fuente vegetal con más phosphatidylserine (PS) conocida hasta los momentos.[11]​ Contiene altos niveles de apigenin, 452 ± 192 μg / kg, que varía ampliamente entre las leguminosas.[12]

Se ha demostrado que el consumo de frijoles al horno reduce los niveles de colesterol total y el colesterol de lipoproteínas de baja densidad.[13][14]​ Esto podría explicarse, al menos en parte, por el alto contenido de Saponina en el frijol blanco. Las saponinas también exhiben actividad antibacteriana y antifúngica, y se ha encontrado que inhiben el crecimiento de células cancerígenas.[15]​ Además, el frijol blanco es la fuente más rica de ácido ferúlico y ácido p-cumárico entre las variedades de frijol común.[16]

Almacenamiento y seguridad[editar]

Los frijoles secos y enlatados se mantienen frescos por más tiempo al almacenarlos en una despensa u otro lugar fresco y oscuro a menos de 75 ° F (24 ° C). Con el almacenamiento normal de semillas, pueden permanecer sin sembrarse de uno a cuatro años, desecadas pueden conservarse casi indefinidamente. Evite los frijoles que están descoloridos, ya que pueden ser el producto de mal manejo durante el secado.[17]

Referencias[editar]

  1. a b c «Frijoles, Haba Perla blancos, secos, por kilo» (en inglés). kirkfood.com.au. Archivado desde el original el 18 de febrero de 2017. Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  2. a b c d e Willan, Anne (17 de septiembre de 1989). La práctica Varenne: Parte 3, Vegetales, Pasta y Granos (en inglés). p. 205. ISBN 9780991134625. Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  3. a b «Haba» (en inglés). The American Heritage Dictionary. Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  4. Paul Gepts (diciembre de 1998). «Origen y evolución del frijol común: acontecimientos pasados y tendencias recientes.». HortScience (en inglés) 33 (7): 1124-1130. Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  5. sopa de frijol del Senado
  6. «Fabaceae :Leguminosae en parte:Phaseolus vulgaris L.:Frijol silvestre». Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO). 29 de julio de 2009. Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  7. a b c d «Historia». Bean Growers Australia (en inglés australiano). Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  8. a b c d James D. Kelly. «Cien años de reproducción del frijol en la Universidad del Estado de Michigan: Su cronología» (en inglés). Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  9. Schwartz, H.F.; Corrales, M.A.P. (1989). Problemas en la producción de frijoles en los Trópicos (en inglés). Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT). ISBN 9789589183045. Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  10. «Libro de errores graves (2012)» (pdf). Manual de microorganismos patógenos transmitidos por los alimentos y toxinas naturales: fitohemaglutinina (en inglés). Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos. 2012. Consultado el 17 de diciembre de 2018. «Los consumidores deben hervir los frijoles durante al menos 30 minutos para garantizar que el producto alcance la temperatura suficiente para su consumo». 
  11. Souci SW, Fachmann E, Kraut H (2008). Nutrición y Composición alimentarias Mesas. Medpharm Stuttgart de Editores científicos.
  12. Konar, Nevzat (2013). «Contenido de compuestos fitoestrógenos no isoflavónicos de diversas leguminosas». European Food Research and Technology (en inglés) 236 (3): 523-530. doi:10.1007/s00217-013-1914-0. Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  13. Shutler, Susan M.; Bircher, Gemma M.; Tredger, Jacki A.; Morgan, Linda M.; Walker, Ann F.; Low, A. G. (2007). «El efecto del consumo diario de frijoles horneados (Phaseolus vulgaris) en los niveles plasmáticos de lípidos en hombres jóvenes, normolesteroesteroémicos». British Journal of Nutrition (en inglés) 61 (2): 257. doi:10.1079/BJN19890114. 
  14. Winham, Donna M.; Hutchins, Andrea M. (2007). «El consumo de frijoles al horno reduce el colesterol sérico en adultos hipercolesterolémicos». Nutrition Research (en inglés) 27 (7): 380-386. doi:10.1016/j.nutres.2007.04.017. 
  15. Shi, John; Xue, Sophia Jun; Ma, Ying; Li, Dong; Kakuda, Yukio; Lan, Yubin (2009). «Estudio cinético de la estabilidad de las saponinas B en habas en diferentes condiciones de procesamiento». Journal of Food Engineering (en inglés) 93: 59-65. doi:10.1016/j.jfoodeng.2008.12.035. 
  16. Luthria, Devanand L.; Pastor-Corrales, Marcial A. (2006). «Contenido de ácidos fenólicos de quince variedades de frijoles secos comestibles (Phaseolus vulgaris L.)». Journal of Food Composition and Analysis (en inglés) 19 (2–3): 205-211. doi:10.1016/j.jfca.2005.09.003. 
  17. «¿Cuánto tiempo duran los frijoles?». Consultado el 17 de diciembre de 2018. 

Otros proyectos[editar]