Francesco Sabatini

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Francesco Sabatini
Francesco Sabatini by Goya.jpg
Francesco Sabatini entre 1775 y 1779, por Francisco de Goya (Museo Meadows, Dallas).
Información personal
Nacimiento 1721
Palermo, Italia
Fallecimiento 19 de diciembre de 1797
Madrid, España
Nacionalidad Italiana
Información profesional
Área Arquitectura
Obras notables Palacio Real de Madrid Ver y modificar los datos en Wikidata

Francesco Sabatini (Palermo, 1721-Madrid, 19 de diciembre de 1797) fue un arquitecto italiano que desarrolló la mayor parte de su trayectoria profesional en España al servicio de la Casa Real.

Su estilo, que ha sido calificado de «barroco clasicista cosmopolita» y que responde a su aprendizaje en Roma con Ferdinando Fuga y Luigi Vanvitelli,[1]​ es identificable con la transición entre la arquitectura barroca y la neoclásica. Tiene un fuerte componente clasicista que, no obstante su interés por el estudio de las ruinas romanas, es más próximo a la arquitectura del Renacimiento que a los rasgos puros del periodo posterior (representado por Juan de Villanueva).

Biografía[editar]

Natural de Palermo (en Sicilia, entonces parte del reino de Nápoles y Sicilia), hijo de Erasmo Antonio Sabatini (natural de Gaeta) y de María Teresa Giuliani (natural de Palermo)[2]​, estudió Arquitectura en Roma. Sus primeros contactos con la monarquía española se remontaban a su participación bajo la dirección de su suegro, Luigi Vanvitelli (Sabatini se casó en 1764 con la hija de éste, María Cecilia), en la construcción del Palacio Real de Caserta para el rey de Nápoles, Carlos VII, el futuro rey Carlos III de España. Entre 1745 y 1750 levantó la planimetría de las ruinas y templos de Paestum en el proyecto de investigación arqueológica dirigido por el conde Gazzola.

En 1755, siendo oficial de artillería, empezó a trabajar con Vanvitelli en un cuartel de artillería junto al puente de la Magdalena (Nápoles).[3]

Al subir Carlos III al trono español, lo llamó a Madrid en 1760 y lo encumbró por encima de los arquitectos españoles más destacados de la época. Se le nombró maestro mayor de las Obras Reales, con rango de teniente coronel del Cuerpo de Ingenieros, a la vez que se le designaba como académico honorífico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. La mayoría de sus trabajos al servicio del rey fueron de ampliación y remodelación de edificios ya existentes, como el Palacio Real de Madrid.[4]

La mayor parte de sus obras de nueva construcción están localizadas en Madrid, a excepción de las iglesias de Santa Ana en Valladolid y de San Pascual en Aranjuez.[4]

Su talento como arquitecto y el favor que le profesaba el rey le reportaron numerosos trabajos y encargos. Su trayectoria profesional se vio premiada en repetidas ocasiones. Fue ascendido a teniente general del Cuerpo de Ingenieros, se le otorgó hábito de caballero de la Orden de Santiago, y tuvo acceso directo al círculo de confianza del rey tras su designación como gentilhombre de cámara.

Tuvo cuatro hijos: Luis María, Ana María (Mariana), María Teresa y Luis Jaime. Solo le sobrevivieron las dos hijas. Ana María casó con Jerónimo de la Grúa, hijo del príncipe de Carini, mientras que María Teresa casó con Antonio de Zayas, II marqués de Zayas [2]​(uno de cuyos descendientes es Aitor Zayas, hijo de la cantante Massiel).

Falleció el 19 de noviembre de 1797 en su casa de Madrid y fue enterrado en un nicho de la bóveda del Santísimo Cristo de los Milagros de la iglesia de San Martín, la cual estaba situada en frente del monasterio de las Descalzas Reales. En 1809 la iglesia se derribó, sin que se sepa si sus restos se trasladaron a la nueva iglesia de San Martín.

Obras[editar]

Real Casa de la Aduana (Madrid, 1769).
Puerta de San Vicente (Madrid, 1775).
Puerta de Alcalá (Madrid, 1778).

Madrid[editar]

Entre sus numerosas obras destacan, en Madrid:

Como nota de interés, hay que decir que los Jardines de Sabatini (situados frente a la fachada norte del Palacio Real de Madrid, entre la calle Bailén y la cuesta de San Vicente) no fueron diseñados por él, sino que fueron creados en los años treinta del siglo XX en el lugar que ocupaban las caballerizas construidas por Sabatini para servicio del palacio.

Fuera de la Corte[editar]

Fuera de la corte:

Notas[editar]

  1. Enrique Arias Anglés Historia del arte español: Del neoclasicismo al impresionismo, AKAL, 1999, ISBN 8446008548, pg. 19 y ss. La expresión aparece con anterioridad en Fernando Checa Cremades, El Real Alcázar de Madrid: dos siglos de arquitectura y coleccionismo en la corte de los reyes de España, Nerea, 1994, ISBN 8486763916, pg. 107.
  2. a b Ruiz Hernando, José Antonio (1993). «La testamentaría de Francisco Sabatini». Francisco Sabatini 1721-1797 : La arquitectura como metáfora del poder | Francisco Sabatini (1721-1797) | Octubre - Diciembre 1993 | Madrid (E.T.S. Arquitectura (UPM)). ISBN 978-84-88045-96-6. Consultado el 31 de enero de 2022. 
  3. publicación, Cantera Montenegro, Jesús director de la. Presencia de ingenieros militares extranjeros en la milicia española = The presence of foreign military engineers in the spanish military. ISBN 978-84-9091-389-5. OCLC 1126499915. Consultado el 31 de enero de 2022. 
  4. a b Gispert, Carles. (2007). Diccionario de biografías. Océano. ISBN 978-84-494-1433-6. OCLC 760027041. Consultado el 28 de julio de 2020. 
  5. Tovar Martín, Virginia (1989). «El Cuartel de Leganitos en Madrid, una obra de Francisco Sabatini». Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (RABASF) (69): 417-448. 

Enlaces externos[editar]