Fondo de inversión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Fondo común de inversión»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Un fondo de inversión o fondo mutuo es una institución de inversión colectiva (IIC) que consiste en reunir fondos de distintos inversores, naturales o jurídicos, para invertirlos en diferentes instrumentos financieros, responsabilidad que se delega a una sociedad administradora que puede ser un banco o institución financiera.

Los FCI o fondos mutuos son una alternativa de inversión diversificada, ya que invierten en numerosos instrumentos, lo que reduce el riesgo.

Un fondo de inversión es un patrimonio constituido por las aportaciones de diversas personas, denominadas partícipes del fondo, administrado por una Sociedad gestora responsable de su gestión y administración, y por una Entidad Depositaria que custodia los títulos y efectivo y ejerce funciones de garantía y vigilancia ante las inversiones.

Al invertir en un fondo se obtiene un número de participaciones, las cuales diariamente tienen un precio o valor liquidativo, obtenido por la división entre el patrimonio valorado y el número de participaciones en circulación.

El rendimiento del fondo se hace efectivo en el momento de venta de las participaciones, la cual puede llevarse a cabo en el momento en que se desee.

Modo de operación[editar]

El fondo es un patrimonio indiviso conformado por los aportes de varios inversores (aunque contablemente se lo considera una sola cuenta) pueden ser de distinta naturaleza (individuales, grupales, o institucionales; privados o estatales) que tienen los mismos objetivos de rentabilidad y riesgo respecto de las inversiones que realizan, delegando la administración del mismo a un equipo de profesionales.

Existen diferentes tipos de FCI o fondos mutuos según sea la cartera o portafolio de inversión elegida por la sociedad administradora. La sociedad administradora define el valor de una cuota o cuotaparte, dividiendo el patrimonio en partes iguales, la cual varia según sea la rentabilidad del fondo. En general no tienen vencimiento ni requieren renovación y el dinero invertido se puede rescatar fácilmente.

Los instrumentos donde se invierte son:

  • Valores con Cotización (acciones, bonos, etc).
  • Dinero (moneda local o extranjera).
  • Inmuebles o Bienes Afectados a una Explotación (letras hipotecarias).

Concretamente, los FCI o fondos mutuos brindan a los pequeños y medianos ahorradores la posibilidad de potenciar en conjunto sus ahorros y participar en el mercado de capitales, con el criterio y la profesionalidad con que actúan los grandes inversores.

Institucionalmente se constituye por la unión de Sociedad Gerente y Sociedad Depositaria.

Sociedad gerente encargada de:

  • Establecer el Objeto de Inversión.
  • Llevar la Contabilidad.
  • Realizar Publicaciones Exigidas Legalmente.
  • Controlar la Sociedad Depositaria.

Sociedad depositaria encargada de:

  • Custodiar los valores y demás instrumentos representativos de las inversiones.

El dinero que aportan los clientes es recibido por la Sociedad Depositaria, destinándose posteriormente a la compra de los activos que son objeto del FCI. Entre la Sociedad Gerente y la Depositaria deben controlar mutuamente el cumplimiento de las pautas del “Reglamento de Gestión”.

Tipos de Rendimiento del Fondo de Inversión[editar]

Según su rendimiento se pueden dividir en dos clases diferentes de fondos:

  • Relativa, el rendimiento que consigue en un periodo de tiempo determinado está referido a un indice o Benchmark. Estos son los fondos tradicionales, que apuestan por inversiones menos arriesgadas, teniendo menos comisiones y se especializan en un campo concreto
  • Absoluta, el valor de la inversión no está referido a un Benchmark, el valor de este se mide por su valor monetario. Estos fondos son caros, no se tiene conocimiento en que va a invertir y utilizan todo tipo de técnicas de inversión, como posiciones cortas, uso de derivados, aumentando el riesgo de la inversión.

Rendimiento relativo[editar]

Son fondos en los que se conoce en qué van a invertir (acciones, bonos, materias primas, indices de bolsa), la zona geográfica donde se invertirá y si se centrarán en un sector específico del mercado (tecnológicas, farmacéuticas,..). Para fijar su valor tienen un Benchmark que puede estar referido a cierto índice bursátil. Según la gestión los dividimos en 2 grupos:

  • Gestión activa
    • Fondos de inversión tradicionales gestionados por corredores de bolsa, que intentan mejorar el Benchmark invirtiendo según los criterios de sus corredores. El coste de estos suele ser un 2% de lo invertido en cuanto a comisiones. Son productos en los que se puede tardar una jornada en obtener el valor líquido.
  • Gestión pasiva
    • Fondos indexados, estos replican un índice, comprando los valores de este con las ponderaciones otorgadas, emula el rendimiento de ese índice. Los costes de estos suelen ser 1% de lo invertido. El riesgo asumido es menor que un fondo de inversión
    • ETF (Exchange-Traded Fund), al igual que los fondos indexados estos emulan a un índice o Benchmark, pero también utilizan técnicas de inversión avanzadas, como la adquisición de futuros, opciones y derivados. El coste de estos ronda el 0.5% de lo invertido, tienen una liquidez tan alta como las acciones y el riesgo asumido es menor que en un fondo de gestión activa.

Rendimiento absoluto[editar]

Estos fondos están gestionados por corredores, no se sabe exactamente en qué van a invertir (pueden invertir en cualquier cosa, divisas, materias primas, bonos, acciones, derivados...) y utilizan técnicas de inversión más especulativas. Existen los siguientes tipos de fondos:

  • Fondos de gestión alternativa: estos fondos están dedicados a los particulares que buscan una alta rentabilidad y un alto riesgo
  • Hedge fund o Fondo de inversión libre: estos fondos no están dirigidos a particulares, son para instituciones (grandes patrimonios, otros fondos de inversión...). El riesgo de estos es muy alto ya que se pueden endeudar para hacer inversiones de alto riesgo (como las posiciones cortas), las comisiones son altas y se calcula el volumen de liquidación cada 3 o 6 meses. Estos fondos generan polémica por sus técnicas especulativas.

Fondos de inversión de alta rentabilidad[editar]

Este tipo de fondos de inversión de alta rentabilidad están formados para inversores con capitales a partir de 25.000 dolares y que tengan experiencia en mercados financieros derivados.

Hay varios mercados donde se puede gestionar un fondo de inversión de estas características como en futuros o Forex.

Si un inversor quiere entrar en uno de estos fondos de inversión de alta rentabilidad lo más importante es que lo haga con gestores profesionales que trabajen con corredores de bolsa fuertemente regulados y que les puedan ofrecer reportes de estos fondos para una mayor seguridad.

Fondos de inversión de renta estabilizada[editar]

Los fondos de renta estabilizados son aquellos que a diferencia de los fondos de renta variable tradicionales están intervenidos por un corredor de bolsa que mantiene la flotación de los recursos en el instrumento más rentable

Este generalmente realiza las compras y ventas para mantener el rendimiento, utilizando un programa de predicción del comportamiento de mercado.

Los fondos de renta estabilizada son sumamente complejos de operar y en su mayoría son gestionados por computadoras que realizan las operaciones de predicción, compra y venta en milésimas de segundos. Dependiendo de su algoritmo, estos fondos generalmente arrojan un rendimiento mensual de entre 2.3% y el 4.3% del capital inicial invertido.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]