Eugenio Cajés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Asunción de la Virgen.

Eugenio Cascese, Caxiesi, Cajés, Cagés o Caxés (Madrid, 1575 - Madrid, 15 de diciembre de 1634) fue un pintor español del Manierismo.

Biografía[editar]

Fue hijo del pintor aretino Patricio Cascese (1544-1611), que trabajó en El Escorial hacia 1567; si bien empezó a formarse en el taller de su padre, marchó a Roma a ampliar sus estudios; allí estuvo viviendo con el también pintor Jusepe Martínez (1595).

Vuelto a España en 1598, se casó con la hija de un carpintero escurialense.

Desde 1602 firmó sus propios cuadros y afianzó su prestigio en la Corte; en 1605 pintó el Abrazo de San Joaquín y Santa Ana (Academia de San Fernando, Madrid) y empezó su carrera áulica en 1606; pintó para Felipe III en 1608 algunos frescos del Palacio de El Pardo; después fue nombrado pintor real en 1612.

Colaboró con Vicente Carducho en los frescos de la capilla de Virgen del Sagrario (1615-1616) de la Catedral de Toledo. En las capillas laterales, que decoro él solo, mostró su interés por los efectos de luz artificial de tradición veneciana en los lienzos de evangelistas y santos. Pintó una Santa Leocadia (1616) para la iglesia del mismo nombre y también con Vicente Carducho el gran retablo del monasterio de Guadalupe.

Se casó de nuevo en 1618 en Madrid y es citado también por entonces como escultor de marfil; se relacionó en esta época con el retratista Juan Pantoja de la Cruz.

Acaso su última obra, de tema profano, son los dos cuadros de batallas realizados para el Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro (Madrid), encargados el año de su muerte (1634) y que tuvieron que ser acabados por sus discípulos, entre los que se cita a Luis Fernández, Antonio de Puga y el catalán Joan Arnau. Uno de ellos, el que representaba La expulsión de los holandeses de la isla de San Martín por el marqués de Cadreita, se ha perdido, y se conserva en el Museo del Prado La recuperación de San Juan de Puerto Rico.

Producción artística[editar]

Adoración de los Reyes Magos.

Se mostró en sus primeras obras indeciso entre entre los modelos del Renacimiento y el naturalismo italiano, como demuestra su Asunción del Museo Cerralbo (Madrid). A lo primero le inclinaba su gusto, aprendido en Correggio (realizó copias de las obras de este pintor, como los cuadros de Leda con el cisne y El rapto de Ganímedes que se conservan en el Museo del Prado), por las formas, blandas y suavemente modeladas; son característicos sus ropajes amanerados tratados caprichosamente, con un cromatismo plano y sin contrastes de luz, su técnica abocetada y su escaso interés por la belleza per se de sus modelos. Entre sus muchas obras, la mayor parte de carácter religioso, se le atribuye un retrato de Lope de Vega.

Principales obras[editar]

Bibliografía[editar]

  • Pérez Sánchez, Alonso E., Pintura Barroca en España, 1600-1750. Editorial Cátedra, Madrid ISBN 978-84-376-0994-2

Enlaces externos[editar]