Eritema infeccioso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eritema infeccioso
Fifth disease.jpg
Bebé de 16 meses con la 5ª enfermedad
Clasificación y recursos externos
Especialidad Infectología
CIE-10 B08.3
CIE-9 057.0
DiseasesDB 4442
MedlinePlus 000977
eMedicine derm/136 ped/192
MeSH D016731
Sinónimos
  • Quinta enfermedad
  • Megaloeritema[1]
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

El eritema infeccioso, también conocido como megaloeritema o 5º enfermedad, es una enfermedad infecciosa producida por el virus de DNA Parvovirus B19,[2] de la Familia Parviviridae.

Transmisión[editar]

Es una enfermedad poco contagiosa. La vías de contagio más frecuentes son respiratoria y transplacentaria. El contagio por fómites es poco frecuente pero sí adquiere relevancia en guarderías.

El contagio es máximo 6-15 días postinfección (periodo de incubación). Como a partir del brote del exantema el niño deja de ser contagioso el aislamiento a partir de ese momento no tendrá sentido.

Epidemiología[editar]

Máxima incidencia en niños de edad escolar desde 6-12 años. Predominio primavera verano.

Cuadro clínico.[3] [4] [editar]

Periodo prodrómico: asintomático o clínica leve:

  • No fiebre o febrícula
  • Posible catarro leve
  • Existe un cuadro típico en adolescentes que se describe más adelante.

Exantema (síntoma principal): Enfoca al diagnóstico porque es especialmente llamativo, aunque en la práctica clínica se suele confundir con urticaria.

  • 1ª fase (2-3 días): Se inicia con rubefacción facial eritematosa “en alas de mariposa” con aspecto de “mejillas abofeteadas o doble bofetada” respetando la zona central peribucal (triángulo nasolabial)
  • 2ª fase: Se extiende con rapidez a nalgas y extremidades proximales como un eritema macular difuso. Se trata de un exantema anular más prominente en las zonas de extensión. El aclaramiento central de las lesiones maculares da un aspecto reticulado (patrón reticular).
  • 3ª fase (1 mes): reaparición del exantema de la cara antes rayos solares, calor, ejercicio físico o llanto (por vasodilatación).

El exantema se resuelve de forma espontánea sin descamación (tiende a desaparecer y reaparecer durante) de 1 a 3 semanas.

Pueden aparecer otras manifestaciones relacionadas con la edad o los factores de riesgo:

Artropatía: en adultos, sobre todo mujeres, poliartropatía aguda con o sin exantema. Buena evolución.

Crisis de aplasia transitoria: en sujetos con enfermedad hemolítica crónica al ser un virus que actúa sobre los precursores pronormoblastos.

Infección fetal: hidrops fetal y muerte intraútero.

Síndrome papulo-purpúrico en guante y calcetín: fiebre, prurito y edema-eritema doloroso en extremidades distales con distribución característica.

  • Descrito fundamentalmente en adultos jóvenes y adolescentes.
  • Tras este eritema aparecen petequias en estas zonas y lesiones orales
  • Es un síndrome autolimitado, se resuelve en pocas semanas. .[3] [4]

Complicaciones[editar]

En los niños sin enfermedad hematológica crónica ni inmunodeprimidos son excepcionales.Se ha asociado infección por parvovirus B19 con casos de PTI (púrpura trombocitopénica idiopática),miocarditis y afectación neurológica.

En embarazas: abortos y muerte fetal.

  • La primoinfección materna se asocia a un anasarca fetal no inmunitario y muerte fetal intrauterina.
  • En cambio, el riesgo de pérdida del feto después de la infección es 5%.
  • El mecanismo parece ser una aplasia eritrocitaria cuando la fracción eritroide del feto se está expandiendo con rapidez, lo que provoca una anemia profunda→ IC de alto gasto →Anasarca fetal.

Diagnóstico[editar]

Fundamentalmente clínico, por las características del exantema. Solo en casos específicos se utiliza la IgM específica, que aparece con rapidez y persiste 6-8 semanas.

Tratamiento[editar]

  • Sintomático (evitar factores desencadenantes de 3ª fase).
  • Tratamiento de las complicaciones.
  • Los niños pueden ir al colegio (el exantema es un fenómeno inmunitario postinfeccioso).
  • No existe profilaxis.

Historia[editar]

Fue descrita por Anton Tschamer, en 1799 como una variante de la rubéola, identificada como una condición distinta en 1896 por T. Escherich, a la que le dio el nombre de "eritema infeccioso" en 1899.[5]

Referencias[editar]

  1. Kaune Criales, Vivian (2013). «Exantemas frecuentes en pediatría». Rev. bol. ped. 52 (2). Consultado el 11 de agosto de 2015. 
  2. Weir E (Marzo de 2005). «Parvovirus B19 infection: fifth disease and more». CMAJ 172 (6): 743. doi:10.1503/cmaj.045293. PMC 552884. PMID 15767606. 
  3. a b Sabella C, Goldfarb J (octubre de 1999). «Parvovirus B19 infections». Am Fam Physician 60 (5): 1455-60. PMID 10524489. Consultado el 6 de noviembre de 2009. 
  4. a b Servey JT, Reamy BV, Hodge J (febrero de 2007). «Clinical presentations of parvovirus B19 infection». Am Fam Physician 75 (3): 373-6. PMID 17304869. Consultado el 6 de noviembre de 2009. 
  5. Altman, Lawrence K (30 de noviembre de 1982). «THE DOCTOR'S WORLD». The New York Times. Consultado el 7 de noviembre de 2009. 

Enlaces externos[editar]