Enrique Bostelmann

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enrique Bostelmann
Información personal
Nacimiento 22 de marzo de 1939
Flag of Mexico.svg México, Guadalajara
Fallecimiento 3 de diciembre de 2003 (64 años)
México
Nacionalidad Mexicana
Información profesional
Área Fotografía
[editar datos en Wikidata]

Enrique Bostelmann (Guadalajara, 22 de marzo de 1939 - México, 3 de diciembre de 2003) fue un fotógrafo mexicano.[1][2]

Destacó por su trabajo artístico relacionado con problemas sociales, aunque también empleó en su obra objetos y conceptos de otras disciplinas artísticas como la escultura. Trabajó comercialmente en los ámbitos de la publicidad, los documentales y las reproducciones fotográficas de obras de arte. Sin embargo, fue más conocido por sus proyectos experimentales con diversos materiales, estilos y técnicas, que fueron exhibidos en México, Estados Unidos, otros países americanos y en Europa, desde la década de los 60 hasta su muerte en 2003. Su trabajo artístico es básicamente de dos tipos: el primero trata sobre los temas sociales y el segundo es más conceptual y ecléctico, utilizando objetos comunes de otras disciplinas creativas para hacer imágenes fotográficas. A pesar de que no ganó ningún premio importante por su trabajo, fue seleccionado como juez para diversos concursos y fue incluido como miembro del Salón de la Plástica Mexicana.

Vida[editar]

Enrique nació en Guadalajara en marzo de 1939,[3]​ era alto, fornido, rubio y de piel muy clara debido a su herencia alemana, que le dio el apodo del "Sol". Sufría de nistagmo, que es un movimiento involuntario constante de los ojos, pero eso no interfirió en su habilidad fotográfica. Su viuda lo describe como muy honesto, trabajador constante, un luchador.[4]

En 1957 recibió una beca para estudiar fotografía por tres años en la Photographie Piel Bayerische Staatslehranstalt en Múnich, posteriormente comenzó su carrera como artista.[3][5]​ Esta carrera constaba de publicidad, documental y trabajo personal artístico. En esta última se relacionó con sus extensos viajes en México, América Latina y Europa en la que fotografió escenas y objetos.[6][7]

Se casó con Yeyete Bostelmann con la que tuvo dos hijos Saskia y Alexis.[8][9]​ Él murió el 3 de diciembre de 2003 a los 64 años de edad, debido a un paro cardíaco cuando se dirigía a una cita fotográfica en el barrio de Polanco en la Ciudad de México.[5][9]

Carrera[editar]

Bostelmann comenzó su carrera como fotógrafo en 1961, la cual duró 4 décadas hasta su muerte.[3][10]​ Hizo publicidad, documentales y trabajo artístico, sin hacer una gran distinción entre publicidad y documental, tomaba fotos industriales, de negocios, escenas rurales, de moda, comida y escenas sociales.[4][11]​ También fue etiquetado como un especialista en la reproducción fotográfica de arte.[9]

Su trabajo artístico fue mayormente reconocido por su satisfacción personal, sin ponerle importancia a las ventas que se podrían generar. Sin embargo, sus obras fueron mostradas en más de cincuenta exhibiciones.[8][11]

Su primera presentación individual, fue en la Exposición Club Fotográfica de México en 1961, mientras que su última exhibición, llamada, Estática Fugaz del tiempo, se efectuó en 2007 y se llevó a cabo en la Galería del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Sus exhibiciones individuales fueron presentadas por diferentes partes de México, así como en Norte América, Europa y Sudamérica. Sus presentaciones más destacadas fueron, Due Mondi en Roma (1969), Paisaje del Hombre en el Museo de Arte Moderno (1973), La Piel de Aguas en México, Venezuela, Ecuador, Perú, Panamá (1974-1975), la Exposición Intefración Visual en varias ciudades de Venezuela (1977), la Exposición Comunicación Visual en la UAM-Xochimilco (1976), las Muestras Fotográficas en el World Trade Center Nueva York (1977), el Suicidio y Muerte Natural en el World Trade Center Nueva York (1977), Fotomorfosis en la Ciudad de México, Brasilia, Buenos Aires, Caracas, Maracaibo y Bogotá (1977-1979), Estructura y Biografía de un Objeto en la Ciudad de México (1978-1979), Quince Murales, Knoxville (1982), Juan de la Mancha en la Ciudad de México (1986), la Vida Todos los días en la Ciudad de México (1987), Espacios Habitados en el Polyforum Cultural Siqueiros (1994), una retrospectiva muestra en varios ciudades de Europa como Berlín, Bonn, Budapest, Prague and Łódź, Polonia (1993-1994), Los Entusiasmo de la Belleza en el Centro Cultural Tijuano (1996), una retrospectiva en el Instituto de Arte de Dallas, Fort Lauderdale y Houston (1997), Secuencias y Consecuencias en varias partes de México (1997- 1998), Memoria del Tiempo en Querétaro (1999), Memorias de Historia en Washington, Nueva York y Montreal (2004-2006) y Tiempo Recuperado y Estática Fugaz del Tiempo en diversas partes de México (2001-2007).[3][6]​ Participó en cuarenta exhibiciones colectivas de 1958 a 2002, todas en México.[3]​ Tras su muerte, ha habido diversas exhibiciones de su trabajo, incluyendo Enrique Bostelmann: Imagen, espacio inagotable en el Museo de Arte Moderno en 2013.[12][13]

Existen algunos libros publicados sobre su vida y trabajo, como: América: Un Viaje a Través de la Injusticia (1970, 1984), con un prólogo escrito por Carlos Fuentes. El Paisaje de México (1974), Estructura y Biografía de un Objeto (1980), Juan de la Mancha (1982), Los Murales de Bellas Artes (1996), Los Murales de Tamayo (1997), Los Murales del Palacio Nacional (1997), Los Murales de Siqueiros (1998), Federico Silva-La Cueva de Huites Una Pintura Rupestra al Norte de Sinaloa (1998), Sebastián: El Lenguaje del Universo (1999), Alameda:Visión Histórica y Estética de la Alameda de la Cd. De México (2000) y No Anunciar: Narrativa Fotografía (2003).[3][5][6]​ También apareció en algunas ediciones publicadas como en Fotógrafos Contemporáneos (Londres, 1981), Historia Mundial de la Fotografía (Nueva York, 1985) y el Photobook: Una Historia, Vol. 1 (London, 2004).[3]

No recibió premios importantes por su trabajo como artista; esto se debe principalmente a que durante su vida, este tipo de premios no existían en México. A pesar de esto, su trabajo fue reconocido en otras maneras. Participó siendo juez y conferencista en eventos como la Bienal de Artes Gráficas y la Bienal de Fotografía (ambos del Instituto Nacional de Bellas Artes), en el Premio Kinsa de Rochester, Premio Geomundo (Ciudad de México), Premio Casa de las Américas (Havana). Fue el vice presidente del Consejo Mexicano de Fotografía de 1983 a 1986. Junto con Manuel Álvarez Bravo y Graciela Iturbide, fue aceptado como miembro del Salón de la Plástica Mexicana.

Sus obras pueden ser encontradas en Instituciones como la Librería Nacional de Francia, el Museo de Bellas Artes de Caracas, el Museo de Arte Contemporáneo de Houston, el Museo de Albuquerque, la Universidad de Arizona, el Centro de Arte Contemporáneo de la Ciudad de México, el Museo de Arte Moderno y los Archivos Fotográficos Nacionales de la Ciudad de México y Pachuca. También pueden encontrarse en colecciones privadas en Estados Unidos, Tokyo y Sudamérica.

Enseñó fotografía en el Instituto Paúl Coremans de la Ciudad de México. Su carrera profesional aportó más de 200 000 negativas y aproximadamente 5 000 impresiones. Una parte de sus obras fueron donadas al Centro de Imagen en México, pero muchas de ellas pertenecen a su familia, que guarda las obras en una casa de la familia en San Ángel (Ciudad de México); esta casa carece de facilidades de conservación profesional. Gran parte de su obra está constituida de imágenes del México rural de los años 1950s a 1970s. Todo el dinero recaudado de las fotografías es usado en materiales y equipo para preservar la colección.

En 2013 se realizó una exposición retrospectiva de su obra, con el título de "Enrique Bostelmann: imagen, espacio inagotable" en el Museo de Arte Moderno de México.[5]

Habilidades artísticas[editar]

Bostelmann es considerado uno de los fotógrafos mexicanos más importantes de la segunda mitad del siglo XX.[6]​ Como con Mariana Yampolsky y Manuel Álvarez Bravo, cuyo trabajo es frecuentemente comparado con el suyo, se hace llamar a sí mismo un "buscador de luz".[12][13][14]​ Él creía que la fotografía cambiaba la manera en que el hombre se ve a sí mismo y cómo se relaciona con el resto del mundo, dado que la fotografía es ahora parte de rutinas y grandes eventos de la vida. Su trabajo más apasionado implicó estudiar algo en profundidad, por lo general con un tema, como una calle, un barrio, un espacio religioso o un centro comercial.[11]​ Experimentó tanto con fotografía a blanco y negro como a color, así como diferentes técnicas de impresión, aunque sus más conocidas innovaciones estén relacionadas en materia del sujeto, además de sus colaboraciones con diversas personalidades creativas como escritores, pintores y escultores.[5][7][9]​ Su fotografía evitaba trasfondos ideológicos, además de que su obra realizada en su natal México, era poco sentimental, folklórica o exótica, aún cuando durante los 50 y 60 se dedicó a fotografiar las áreas rurales del país.[5][7]

Una significante parte de su trabajo, especialmente su obra temprana, está relacionada con problemas sociales y antropología, como parte de una generación de fotógrafos jóvenes y rebeldes como Pedro Meyer, José Luis Neira y Lázaro Blanco.[9]​ Muchas de sus primeras obras vienen de 1960 en adelante, donde viajó extensamente por Latinoamérica, incluyendo México, fotografiando gente común.[3]​ Gran parte de su trabajo formó parte de una serie llamada Paisaje del hombre, y de un libro llamado América, un viaje a través de la justicia, publicado en 1970.[6][7]​ La primera es una serie de diversas imágenes, tanto paisajes alterados por la actividad humana, como el cuerpo humano usado como un paisaje.[10][13]​ Muchas de estas fotografías incluyen imágenes que fueron inusuales y abstractas.[7]​ El libro explora problemas sociales de México y otros países de Latinoamérica.[9]​ Posteriormente, su trabajo social se enfocó en retratar el Muro fronterizo Estados Unidos-México en Tijuana.[11]

Su obra fue influenciada por el movimiento conceptual de los 70.[6]​ Comenzó a trabajar junto a otros creadores en diversos campos, como la escultura, pintura, escritura y arquitectura.[5][7]​ Para esto, críticos de arte como Raquel Tibol y el Museo de Arte Moderno juzgaron su trabajo como algo que "trascendía" el límite del medio.[5][10][13]​ Experimentó con el uso de instalaciones y elementos artísticos, reuniendo y creando objetos con el propósito de la fotografía, más que de su propia existencia.[10][12]El despliegue de la imagen reúne materiales industriales y publicidad para crear imágenes. La ola esa agua y también escultura es una serie de imágenes que exploran la posibilidad que tiene la fotografía de ser enlazada con otras artes.[10][13]​ Su nombre fue tomado del elogio de Mathias Goeritz.[7]​ Su trabajo más conocido de este tiempo fue en colaboración con el escultor Enrique Carbajal usando objetos ordinarios como una cafetera, combinando los conceptos esenciales de la fotografía y la escultura. El objeto era puesto en diferentes estados como líquido, congelado, aplanado, para ser fijado como si estuviera charlando con otro objeto. Muchas de sus fotografías son retratos de objetos, influenciadas por la fotografía de los 20 y su relación con Mathias Goeritz y Enrique Carbajal. Retrató artículos inusuales como un rollo de alambre de púas, una manguera colgante, un tendedero, un neumático muy gastado, antenas de televisión y tanques de almacenamiento de agua. Algunos de estos estudios de objetos eran parte de retratos de gente notable como Chucho Reyes y Juan O'Gorman.[6]​ Algunos incluso reemplazaban a la persona como el caso de Manuel Felguérez y su tubo rodeado por cerillos encendidos, o los tubos de pintura vacíos de Arnold Belkin, e incluso la vieja máquina de escribir de Salvador Novo, regalado por Emilio Carballido. Estos retratos evitan sentimentalismos, pero aun así son emotivos.[7]

Otros trabajos experimentaron con tercera dimensión y demás efectos. Una de estas obras es Nudo en la garganta, que es una imagen de varias carreteras congestionadas torcidas.[6][7]​ Otras fotografías abarcaban, por ejemplo, una vieja cabaña cayéndose, en donde sus ventanas parecían tocarse.[6]Sucedió en el metro es un estampado de imágenes para crear un comentario del Metro de la Ciudad de México.[7]

Referencias[editar]

  1. Sougez, M.L.; Pérez Gallardo, H. (2003). Diccionario de historia de la fotografía. Madrid: Ediciones Cátedra. p. 73. ISBN 84-376-2038-4. 
  2. Auer, Michèle y Michel (1985). Encyclopédie internationale des photographes de 1839 à nos jours/Photographers Encyclopaedia International 1839 to the Present (en francés, inglés). Volumen I (A-K). Hermance: Editions Camera Obscura. ISBN 2-903671-05-2. 
  3. a b c d e f g h «Biografía». Consultado el 31 de mayo de 2013. 
  4. a b Lorena Morales (26 de febrero de 2006). «Recuerdan a Bostelmann» [Remembering Bostelmann]. Mexico City: Reforma. p. 18. 
  5. a b c d e f g h MacMasters, Merry (26 de mayo de 2013). «A 10 años de su muerte, el MAM recuerda a Enrique Bostelmann». La Jornada. Consultado el 17 de julio de 2013. 
  6. a b c d e f g h i Juan Carlos Aguilar García (1 de julio de 2006). «Escultor de imágenes; Enrique Bostelmann» [Sculptor of Images; Enrique Bostelmann]. MexicoCity: Crónica. Consultado el 31 de mayo de 2013. 
  7. a b c d e f g h i j «Un viajero sensible, no sensiblero». Mexico City: El Economista. 23 de mayo de 2013. Consultado el 31 de mayo de 2013. 
  8. a b SUN (15 de diciembre de 2004). «El legado de Enrique Bostelmann». El siglo de Torreón.mx.com. Consultado el 17 de julio de 2013. 
  9. a b c d e f Edgar Alejandro Hernandez (5 de diciembre de 2003). «Revaloran imagenes de denuncia social» [Revaluing images of social denouncingt]. Guadalajara: Mural. p. 10. 
  10. a b c d e «Enrique Bostelmann. Imagen: espacio inagotable» [Enrique Bostelmann. Image: inexhaustible space]. Mexico City: Museo de Arte Moderno. Archivado desde el original el 13 de junio de 2013. Consultado el 31 de mayo de 2013. 
  11. a b c d Leon Portman Berlinsky (15 de febrero de 1998). «Enrique Bostelmann». Mexico City: Reforma. p. 6. 
  12. a b c «Inauguran en el MAM la exposición Enrique Bostelmann. Imagen, espacio inagotable» [Museo de Arte Moderno opens the Enrique Bostelmann. Image: inexhaustible space exhibition]. Mexico: CONACULTA. 23 de mayo de 2013. Consultado el 31 de mayo de 2013. 
  13. a b c d e «Inauguran en el MAM la exposición Enrique Bostelmann. Imagen, espacio inagotable» [Museo de Arte Moderno opens the Enrique Bostelmann. Image: inexhaustible space exhibition]. Mexico City: Milenio. 22 de mayo de 2013. Consultado el 31 de mayo de 2013. 
  14. Miguel Angel Ceballos (21 de diciembre de 2004). «Collection of Mexican photographer Bostelmann needs protection; [Source: El Universal]». Miami: NoticiasFinancieras. p. 1. 

Enlaces externos[editar]