Energía del vacío

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La energía del vacío es una clase de energía del punto cero existente en el espacio incluso en ausencia de todo tipo de materia. La energía del vacío tiene un origen puramente cuántico y es responsable de efectos físicos observables como el efecto Casimir. Asimismo la energía del vacío permite la disipación de un agujero negro descrita en la radiación de Hawking, así como predice la existencia de partículas virtuales que tienen un efecto medible.

La energía del vacío tendría también importantes consecuencias cosmológicas estando relacionada con el periodo inicial de expansión inflacionaria y con la aceleración de la expansión del Universo. Algunos cosmólogos piensan que la energía del vacío podría ser responsable de la energía oscura del Universo (popularizada en el término quintaesencia) relacionada con la constante cosmológica de la relatividad general. Esta energía oscura desempeñaría un papel similar al de una fuerza de gravedad repulsiva contribuyendo a la expansión del Universo.

Historia[editar]

En 1934 Georges Lemaître utilizó una ecuación análoga a una ecuación de estado de un gas ideal para interpretar la constante cosmológica en términos de densidad de energía del vacío. En 1973, Edward Tryon propuso que el Universo podría ser una fluctuación cuántica del vacío en el que la fluctuación positiva estaría representada por la masa y la energía, y la fluctuación negativa por la energía potencial gravitatoria global del Universo. Durante los años 1980 se realizaron numerosos intentos de relacionar la energía del vacío con la Teoría de Gran Unificación que pudiera ser confirmada por las observaciones astrofísicas. Hasta ahora estos esfuerzos han fracasado.

Véase también[editar]