Emanuela Orlandi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Emanuela Orlandi (nacida en Roma, el 14 de enero de 1968) fue una adolescente de 15 años que desapareció en la ciudad de Roma el 22 de junio de 1983, en lo que luego fue considerado como un secuestro cuyo motivo no resulta todavía claro. Tratándose de la hija de un empleado que trabajaba en la Ciudad del Vaticano, el hecho tuvo una gran repercusión en Italia y en el mundo entero, sobre todo después de dos intervenciones públicas del papa Juan Pablo II a favor de Emanuela.

Hipótesis[editar]

El caso de la desaparición (o secuestro) de Emanuela Orlandi ha suscitado numerosas hipótesis. Todavía no hay certeza de que haya muerto o de que se encuentre viva en algún lugar. En diversas ocasiones su caso ha sido relacionado con el juicio a Ali Ağca, el terrorista que intentó matar a Juan Pablo II en mayo de 1981.[1]

En 2005 Sabrina Minardi, ex amante del capo de la mafia Enrico De Pedis, afirmó que él mismo era el autor del secuestro de Orlandi. En 2009, Minardi dijo a la Fiscalía de Roma que ella fue la encargada de introducir a la joven en su automóvil y llevarla hasta el lugar donde le dijo su amante.[2]

El sacerdote de 85 años y jefe de exorcistas de la Santa Sede, nombrado por Juan Pablo II, Padre Gabriele Amorth, afirmó en 2012 que en la desaparición de Orlandi podría haber estado involucrado un policía que prestaba servicios en la Ciudad del Vaticano y personal diplomático de una embajada extranjera ante la Santa Sede –aunque no estuviera para nada convencido de la conexión diplomática[3] – siendo pues un caso de explotación sexual seguido de homicidio.[4]

El caso de Mirella Gregori[editar]

Unos pocos días antes y el mismo año de producirse la desaparición de la joven Emanuela, desaparecía también en la ciudad de Roma otra joven quinceañera de nombre Mirella Gregori, en similares condiciones que Orlandi. El caso también ha quedado insoluto y envuelto en el mayor misterio desde entonces y ninguna otra explicación ha podido brindarse, salvo las que Mehmet Ali Ağca ha agregado en una famosa entrevista[5] con el hermano de Emanuela, Pietro Orlandi, en el año 2010, donde ha confirmado que la «conexión» diplomática era una maniobra de distracción producida por los servicios secretos del orbe comunista, confirmando implícitamente la tesis del Padre G. Amorth.

Referencias[editar]

  1. Fuera por llamar la atención de los medios de difusión o por creer que era verdad lo que decía, Mehmet Alí Ağca afirmó que la joven secuestrada aún vivía dos años después de su desaparación y que estaba en manos de la logia masónica Propaganda Due. Involucró en el caso, además, a los servicios secretos soviéticos, de donde provendría la confusa "conexión" diplomática.
  2. ¿Orgías con clérigos en el Vaticano? Falso. Prensa mundial difunde como noticia invención de bloguero, ACIprensa, 29 de mayo de 2012.
  3. En su libro "El último exorcista", el Padre Gabriele Amorth escribe:

    "...como ha declarado también Monseñor Simeone Ducca, archivista vaticano, se organizaban fiestas en las cuales estaba también involucrado como ‘reclutador de muchachas’ un gendarme (policía) de la Santa Sede. Creo que Emanuela fue víctima de esto. Nunca he creído en la pista internacional, tengo motivo para creer que se trató de un caso de explotación sexual con el consiguiente homicidio poco después de la desaparición y ocultamiento del cadáver (…) En estos hechos estaba también involucrado personal diplomático de una embajada extranjera ante la Santa Sede".

  4. Padre Amorth: Orlandi, fu un delitto a sfondo sessuale, diario La Stampa, 22 de mayo de 2012.
  5. Entrevista de Pedro Orlando con el terrotista Mehmet Alí Ağca, en italiano.

Enlaces externos[editar]