Elvia Carrillo Puerto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Elvia Carrillo Puerto
Elvia Carrillo P (2)-1.jpg
Elvia Carrillo Puerto en 1899
Información personal
Nacimiento 30 de enero de 1881 Ver y modificar los datos en Wikidata
Motul (México) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 15 de abril de 1968 Ver y modificar los datos en Wikidata (87 años)
Ciudad de México (México) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Adela Puerto Solís y Justiniano Carrillo Pasos
Cónyuge
  • Vicente Pérez Mendiburo Ver y modificar los datos en Wikidata
Hijos Marcial Pérez Puerto
Información profesional
Ocupación Política, feminista, sufragista y suffragette Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
  • Diputado de México Ver y modificar los datos en Wikidata

Elvia Carrillo Puerto (Motul, Yucatán, 30 de enero de 1881-Ciudad de México, 15 de abril de 1968)[1]​ fue una lideresa feminista, política y sufragista mexicana. Luchadora social cuyo activismo le ganó el mote de Monja Roja del Mayab, fue miembro del Partido Socialista del Sureste y fue electa diputada para el Congreso de Yucatán en 1923, convirtiéndose en una de las tres primeras mujeres elegidas para formar parte de un cuerpo legislativo en México, en una época en que las mujeres no tenían todavía el derecho al voto; derecho por el que luchó incansablemente hasta su obtención en 1953.[2]​ Fue hermana de Felipe Carrillo Puerto.

Su lucha social[editar]

Autodidacta, se desempeñó como maestra en su natal Motul y es considerada como alumna de pluma de la maestra y poeta Rita Cetina Gutiérrez en cuya revista La Siempreviva, publicada en Mérida entre 1870-1872, abrevó sus nociones sobre la igualdad de géneros. Años más tarde, honraría a su maestra mediante el nombre que dio a la liga feminista que fundó: "Rita Cetina Gutiérrez". En 1900, a la edad de 19 años, se casó con el también profesor rural Vicente Pérez Mendiburo; enviudó de él doce años después, cuando tenía 31. En 1917 se casó con Francisco Barroso, empleado público, de quien se divorció en 1925.[3]

En 1910 participó como espía y correo en el llamado Plan de Dzelkoop, rebelión armada contra el gobernador de Yucatán, Enrique Muñoz Arístegui, hombre de paja de Olegario Molina, la cabeza de la oligarquía de hacendados henequeneros, unas 30 familias millonarias que han venido a conocerse como la Casta divina. Molina había sido electo en 1901, reelecto en 1905 y en 1906, cuando fue nombrado ministro de Fomento del gabinete de Porfirio Díaz, a través de Muñoz Arístegui, siguió gobernando despóticamente el estado de Yucatán. Junto con Elvia y su hermano Felipe, fueron conspiradores en aquel movimiento, que vino a conocerse "Primera Chispa de la Revolución Mexicana": José E. Kantún, Crescencio Jiménez Borceguí, José Crisanto Chí, Víctor Montenegro, Claudio Alcocer, Miguel Ruz Ponce, Donato Bates y Atilano Albertos. Más tarde, se unió al movimiento antireeleccionista nacional de Francisco I. Madero y en 1912 fundó una organización de campesinas en Motul, tal vez la primera en México.[4][5]

Durante el gobierno del general Salvador Alvarado en Yucatán, de 1915 a 1918, participó en el Segundo Congreso Feminista de Yucatán, auspiciado por el mismo general Alvarado. En marzo de 1918 participó en el Congreso Obrero de Motul acompañada de la feminista Rosa Torre, su compañera de luchas, donde experimentó el rechazo de los socialistas a la participación de las mujeres en política pues les fueron negadas voz y voto. Este rechazo anticipaba la debacle que sufriría la liga feminista que Elvia fundó un año después, cuando, tras el asesinato del gobernador Carrillo Puerto, en 1924, la cúpula socialista la liquidó y con violencia institucional y política forzó el exilio de Elvia a la CDMX, donde moriría en 1965.[6]

En 1919, durante el gobierno de Venustiano Carranza, Elvia viajó a la ciudad de México y ahí fundó la liga feminista "Rita Cetina Gutiérrez" con el propósito de lograr que se incluyera el debate del voto femenino en las Cámaras legislativas que habían sido electas después de la Constitución de 1917, sin lograrlo.[7]​ Poco después, en Yucatán, esa Liga iba a constituir un vibrante movimiento de mujeres.

En efecto, en 1921, tras el triunfo en las urnas de Felipe Carrillo Puerto, hermano de Elvia, la liga "Rita Cetina" fue adscrita al Partido Socialista del Sureste y, en enero de 1922, en presencia del gobernador y el profesorado estatal, Elvia fue electa Presidenta de dicha Liga, cuyas oficinas fueron instaladas en la planta alta del edificio del "Ateneo Peninsular". Desde entonces, Elvia y compañeras, entre otras, Rosa Torre, Nelly Aznar, Susana Betancourt, Eusebia Pérez, Delta Aguayo y Amalia Gómez, todas maestras, trabajaron frenéticamente en pro de la alfabetización, la temperancia y el mejoramiento social y económico de hombres y mujeres de todas las clases sociales. Así, instalaron 65 ligas feministas locales a partir del modelo de la central, la "Rita Cetina", fundaron una escuela nocturna para mujeres y una de educación continua para profesores de ambos sexos, publicaron dos revistas, Feminismo y Rebeldía y durante sus reuniones semanales discutieron y ofrecieron conferencias sobre control de la natalidad, educación, higiene, y otros temas de interés para las mujeres, especialmente.[8]

Ahora bien, el objetivo último del proyecto de Elvia Carrillo Puerto era la obtención del voto para las mujeres, logrado en 1922. En efecto, tras fracasar el Memorial, que con cientos de firmas recogidas incluso en la CDMX, solicitaba el derecho al sufragio femenino, presentado por Elvia a través de un diputado local, ante el Congreso del Estado integrado por mayoría socialista, ella recurrió a su hermano. Y, tras numerosas visitas, el gobernador acordó que ya que la Constitución no lo prohibía expresamente, las yucatecas podrían votar y ser votadas en las elecciones del mes noviembre siguiente. Así, sin base legal, en noviembre de 1922, Rosa Torre resultó electa regidora de Mérida. Un año después, la misma Elvia, Beatriz Peniche Barrera y Raquel Dzib Cicero, todas postuladas por el [[Partido Socialista del Sureste, resultaron diputadas al congreso local y, así, serían las primeras mujeres electas en México.[9]

En enero de 1924, tras el golpe de estado y el asesinato del gobernador Carrillo Puerto por los militares que secundaron la sedicente rebelión atribuida en su momento a Adolfo de la Huerta [delahuertistas] en contra del presidente Álvaro Obregón, y la restauración del orden constitucional en mayo de 1924, Elvia fue hostigada y perseguida por el gobernador sustituto, José María Iturralde Traconis y demás miembros de la cúpula socialista a fin de que abandonara su curul e incluso el estado de Yucatán. Ella declaró que sólo alcanzó a cobrar tres quincenas como diputada. Por otra parte, en julio de 1924, Rosa Torre fue "renunciada" de su cargo de regidora de Mérida por órdenes del entonces presidente municipal, Javier Erosa.[10]

En 1925, con el apoyo del entonces presidente Calles, Elvia se instaló en San Luis Potosí donde se había reconocido el derecho al voto de las mujeres. Lanzó su candidatura a diputada, y ganó la elección. Pero la Guerra Cristera había cambiado el ánimo callista por temor a que el voto femenino favoreciera a sus los levantados cristeros y, así, el Congreso federal declaró inválido el voto femenino. De regreso a la CDMX, Elvia fundó la Liga Orientadora Feminista Socialista que organizó a las empleadas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, en donde había empezado a trabajar. Más tarde, en 1931, esta organización, que recibía constantes críticas y presiones de carácter oficial, se transformó en la Liga de Acción Femenil, que no dejó de luchar por que se reconociera el derecho de voto para las mujeres. Se sabe, por ejemplo, que Elvia envió una carta a la Cámara de Diputados federal apoyada por miles de firmas de sus seguidoras, en la que se solicitaba la reforma al artículo 34 constitucional para aprobar el voto femenino. Su punto de vista no fue atendido tampoco entonces.

Ni siquiera durante la presidencia en México del general Lázaro Cárdenas del Río, 1934 - 1940, caracterizada por avances políticos y sociales importantes, se vieron recompensados los esfuerzos de Elvia Carrillo Puerto por lograr el sufragio. Peor aún, Cárdenas ordenó su cese de la Secretaría de Economía donde entonces se desempeñaba como estadígrafa.[11]​ En efecto, a pesar de que se planteó entonces la iniciativa para que se estableciera que:

"Son ciudadanos de la República todos los hombres y las mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan además los siguientes requisitos I. Haber cumplido 18 años siendo casados y 21 si no lo son y II. Tener un modo honesto de vivir".[12]

Esta iniciativa fracasó debido a que la visión política que entonces prevalecía era que, otorgando tal derecho de sufragio a la mujer se le transfería una gran influencia política al clero, ya que se consideraba que este podría llegar a dominar en buena medida la voluntad mayoritaria del voto femenino, y se optó entonces por no avanzar en ese terreno. En 1947, ya bajo la presidencia de Miguel Alemán Valdés, se dio una apertura, y se aprobó en México el derecho de voto de la mujer pero solo en el caso de las elecciones municipales. Elvia Carrillo, tras un accidente de tránsito que la dejó casi ciega en 1941, había reducido su activismo social.

Sin embargo, mantuvo su lucha que finalmente se vio coronada durante el período presidencial de Adolfo Ruiz Cortines, cuando en 1953 fue modificado por la iniciativa del presidente de la república, el artículo 34 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a fin de otorgar la igualdad total de derechos políticos a las mujeres mexicanas, incluyéndose desde luego su derecho al sufragio. En 1952, se había reconocido en la Cámara de Diputados a Elvia Carrillo Puerto como Veterana de la Revolución Mexicana, y se le concedió la medalla de honor al Mérito Revolucionario.[5]

El martes, 15 de octubre del 2013, la Cámara de Senadores de México anunció el otorgamiento de un reconocimiento a la memoria de Elvia Carrillo Puerto, por su labor de "defensa, protección, ejercicio e investigación de los derechos humanos de las mujeres y de la igualdad de género en nuestro país". Este reconocimiento se entrega anualmente, el 8 de marzo, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.[13]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Biografía de Elvia Carrillo Puerto». Senado de la República. Consultado el 7 de diciembre de 2017. 
  2. Elvia Carrillo Puerto, La Monja Roja del Mayab. Monique Lemaitre. U. de Texas. Con acceso el 10/06/2010.
  3. Peniche Rivero, Piedad (2011). Legajos (9). pp. 85-86. 
  4. «Archivo general de Yucatán, La rebelión de Valladolid. Con acceso el día 10 de junio, 2010.». Archivado desde el original el 10 de julio de 2015. Consultado el 11 de junio de 2010. 
  5. a b Casares G. Cantón, Raúl; Duch Colell, Juan; Antochiw Kolpa, Michel; Zavala Vallado, Silvio et ál (1998). Yucatán en el tiempo. Mérida, Yucatán. ISBN 970 9071 04 1. 
  6. Recordando a Elvia Carrillo Puerto. Efemérides del triunfo de la lucha por el sufragio femenino. Piedad Peniche Rivero
  7. Reed, Alma M.; Michael Karl Schuessler, Elena Poniatowska (2007). Peregrina: Amor y Muerte en México (en inglés). University of Texas Press. pp. 2, 148, 181. ISBN 0292702396. 
  8. Peniche Rivero, Piedad. Dos mujeres fuera de serie. Elvia Carrillo Puerto y Felipa Poot (2007 edición). Mérida: Instituto de Cultura de Yucatán. ISBN 9687871598. 
  9. Peniche Rivero, Piedad (2011). Legajos (9). 
  10. Peniche Rivero, Piedad. Legajos. 2011 (número 9)
  11. Lemaître, Monique (1998). Elvia Carrillo Puerto. La monja roja del Mayab. México: Editorial Castillo. pp. 138-143. ISBN 9687415924. 
  12. Tuñón Palacios, Enriqueta (30 de agosto de 2002). El Estado mexicano y el sufragio femenino. 
  13. Martínez, Fabiola (15 de octubre de 2013). «Otorgará Senado reconocimiento "Elvia Carrillo Puerto" a defensores de DH de mujeres». La Jornada. Archivado desde el original el 17 de octubre de 2013. Consultado el 7 de diciembre de 2017. 

Enlaces externos[editar]