El niño pez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El niño pez es una película dramática argentina de 2009 dirigida por Lucía Puenzo y protagonizada por Inés Efron y Mariela "Emme" Vitale. Está basada en el libro homónimo de Lucía Puenzo.

Argumento[editar]

Ailín, también conocida como "la Guayi", lleva trabajando siete años como mucama en la casa de la familia de un juez en Argentina desde que huyó de su pueblo paraguayo natal cuando tenía trece años. Mantiene una relación sentimental con Lala, la hija de la familia de su misma edad, pero también con el Vasco, un hombre que se dedica a entrenar perros para peleas y otros trapicheos. Además, el padre de Lala abusa sexualmente de Ailín. Ambas chicas planean escaparse juntas junto con Serafín, el perro de Lala, y construirse una casa frente al lago del pueblo natal de la Guayi. Es para esto que Lala roba un cuadro y varias joyas de la casa familiar y entre las dos se las dan al Vasco para que las venda ilegalmente entre sus contactos.

Lala se marcha a Paraguay a la espera de que Ailín la siga, y es allí donde conoce al padre de Ailín, conocido actor de telenovelas y cantante. Durante el tiempo en que se queda en el pueblo de su novia, va a nadar al lago y se le aparece el niño pez (mita'i pira en guaraní) de las historias que Ailín le contaba. Cuando descubre que han detenido a Ailín como sospechosa del asesinato del juez y que se encuentra internada en un correccional de menores, decide volver a Argentina, no sin antes descubrir el motivo por el cual su novia había huido de su pueblo: su propio padre la había dejado embarazada.

Lala al llegar a casa rememora su último día en Argentina, el día de la muerte de su padre, en que había sorprendido a su padre con Ailín. Esta, harta, le dice a Lala que se va de la casa para no volver, tras lo cual Lala, desesperada, decide suicidarse poniendo un medicamento en un vaso de leche. Entonces, padre entra en la cocina y le pide otro vaso, siendo él quien se toma el vaso de leche envenenada ante la mirada de Lala.

Lala acude al correccional de menores a visitar a la Guayi. Cuando le dice que va a entregarse, Ailín contesta que seguirá echándose la culpa y que la policía siempre pensará que la culpable es la chica paraguaya y pobre y no la hija del juez. Pero se le escapa un detalle durante la conversación: ha visto el cuadro que habían vendido. Para averiguar cómo fue eso posible, Lala va a ver al Vasco, quien le cuenta que se lo vendió a un comisario corrupto para quien entrena perros de pelea. Este comisario saca a las menores del correccional para vejarlas en sus fiestas, e hila de este modo que Ailín ha estado en su casa. Esa misma noche, Lala y el Vasco van a la casa del comisario y, tras un tiroteo y con la ayuda de los perros, liberan a la Guayi. Después de curar la herida de bala de Lala y de Serafín, Ailín le cuenta la historia completa del niño pez y de cómo arrojó a su bebé moribundo a las aguas para que lo protegiera la deidad del lago. La película finaliza con la huida de Lala, Ailín y Serafín a Paraguay.

Reparto[editar]

Enlaces externos[editar]