Edith Cavell

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua en memoria de Edith Cavell, cerca del National Portrait Gallery, Londres.
Edith Cavell

Edith Cavell (Swardeston, Norfolk, Inglaterra; 4 de diciembre de 1865Bruselas, Bélgica; 12 de octubre de 1915) fue una enfermera británica condenada a muerte en juicio sumarísimo por un tribunal militar alemán (Primera Guerra Mundial), por haber cobijado en su hospital en Bruselas hasta doscientos soldados belgas, franceses e ingleses (prisioneros evadidos y pilotos abatidos) y haberles ayudado a huir de Bélgica y reintegrarse a sus puestos de combate.

Biografía[editar]

Nacida en Swandeston, condado inglés de Norfolk en 1865. Al invadir los alemanes Bélgica, país donde ella trabajaba como enfermera de la Cruz Roja, se ordena que todos "los heridos peligrosos o sospechosos" sean sacados del hospital. Ella se opone y ayuda a varios de ellos a escapar y así vuelven al combate; sin embargo un espía alemán la delata, siendo sorprendida en esta labor. Es llevada a la prisión militar de Saint-Gilles. La noticia asombra y enfurece a los países aliados, así como a varios neutrales como Estados Unidos o España, que solicitan le sea respetada la vida.

Muerte[editar]

Los alemanes no escuchan las solicitudes de compasión y le realizan un juicio militar sumario, condenándola a ser fusilada el día doce de octubre de 1915 a las dos de la madrugada, hecho que provoca horror e indignación a nivel mundial. Según dijo un oficial del Estado Mayor Alemán posteriormente "ha sido uno de nuestros más grandes errores. No pudimos concebir una acción más impopular".[1] La noche anterior a su ejecución le confesó al capellán de la prisión que no guardaba odio alguno a los alemanes y que no temía a la muerte porque había visto tanta en el hospital que la conocía demasiado bien. El médico y famoso poeta alemán Gottfried Benn certificó su muerte y escribió que nunca había conocido una mujer con tanto valor, pero que se había portado como un hombre con los alemanes, y merecía ser tratada como tal.

Posguerra[editar]

Finalizada la guerra se realizaron sus funerales en la Abadía de Westminster, en medio de honda emoción. Se erigieron monumentos en su honor en París, Londres y Bruselas.[2] Está enterrada bajo la muralla este de la catedral de Norwich.[3]

Véase también[editar]

Referencias y notas de pie[editar]

  1. Suplemento diario La Nación, Chile, fascículo 7, pg. 104
  2. Suplemento diario La Nación, Chile, fascículo 7, pg. 104)
  3. Libro "Gran Bretaña" Guías visuales Peugeot-El País-Aguilar.Madrid, 2ª edición,1998. ISBN 84-03-59434-8. pág. 186.

Literatura[editar]

Enlaces externos[editar]