Duque de Valentinois

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El duque de Valentinois (francés: Duc de Valentinois; italiano: Duca Valentino), anteriormente conde de Valentinois, es un título nobiliario, originario de los pares de Francia, y actualmente uno de los muchos títulos hereditarios reclamados por el príncipe de Mónaco a pesar de su extinción en la legislación francesa en 1949. El título indicaba antiguamente el control del Ducado de Valentinois, pero al integrarse este como parte de Francia el título pasó a ser nominal.

Fue creado por lo menos en cuatro ocasiones: en 1498 para César Borgia, en 1548 para Diana de Poitiers, en 1642 para Honorato II de Mónaco y por último en 1715 para Jaime Goyon de Matignon.

Creaciones[editar]

Primera creación[editar]

Luis XII de Francia elevó a César Borgia a duque de Valentinois en 1498, expirando el título antes de 1548.

Segunda creación[editar]

Enrique II de Francia nombró a Diana de Poitiers duquesa de Valentinois en 1548.

Tercera creación[editar]

El rey Luis XIII de Francia creó el título por patente real, firmada en mayo de 1642 y registrada el 18 de julio de 1642 como un conglomerado de fincas en la provincia del Delfinado, que había otorgado previamente a Honorato II, príncipe de Mónaco.

La primera persona en ostentar el título fue el príncipe monegasco Honorato II, reinante en el momento en el que se le otorgó, y a su muerte pasó a su hijo Luis I, y de este al hijo de Luis, Antonio I. Sin embargo, la herencia del título se restringía a los herederos varones, y al tener Antonio sólo hijas, debía pasar a su hermano Francisco Honorato Grimaldi, pero fue extinguido el 22 de julio de 1715, cuando Francisco Honorato perdió su derecho a suceder a Antonio.

Cuarta creación[editar]

El 20 de octubre de 1715, la hija mayor y heredera de Antonio I, Louise-Hippolyte, se casó con Jacques-François de Goyon-Matignon (futuro Jaime I), quien había firmado un contrato por el que se comprometía a tomar el apellido Grimaldi. Por ello, Luis XV volvió a crear el título de Valentinois por patente real, firmada en diciembre de 1715 y registrada el 2 de septiembre de 1716 para el príncipe Jaime I, que había sucedido a su suegro Antonio. Como en la creación anterior, se restringió la herencia a los varones.

Tras la abdicación de Jaime en 1733, el título pasó sin interrupción durante varias generaciones: de Jaime a Honorato III, Honorato IV, Honorato V, Florestán I, Carlos III y Alberto I. Alberto cedió el título de duquesa a su nieta adoptada Carlota Grimaldi el 20 de mayo de 1919. El 20 de marzo de 1920, poco después de la boda de Carlota y Pierre de Polignac, él pasó a ser duque consorte, habiendo cambiado su apellido por el de Grimaldi.

Luis II, que sucedió a Alberto en 1922, nunca tuvo el título para sí. Aunque su padre lo había concedido a Carlota, su derecho de sucesión quedó con Luis y sus descendientes y, en consecuencia, a su muerte sin heredero varón en 1949, se extinguió en la legislación francesa y bajo la ley sálica. Sin embargo, su sucesor Raniero III lo continuó reclamando, posiblemente por la creencia de que, como sugiere François Velde, fue "implícitamente recreado para Carlota por la República Francesa en 1919 cuando su adopción fue aprobada". A pesar de ese argumento, la República Francesa no ha creado ni recreado ningún ducado.

Con la muerte del príncipe Raniero el 6 de abril de 2005, el título pasó a su hijo, Alberto II de Mónaco.

Lista de condes y duques[editar]

Blasón del condado de Valentinois.

Condes de Valentinois[editar]

  • 879-912 : Adalelme
  • 912-943 : Bosón, hijo de Adalalme
  • 943-960 : Geilin I
  • 960-985 : ?
  • 985-10??: Lamberto
  • 10??-1058: Aimaro (o Ademaro)
  • 1058-10??: Geilin II

Duques de Valentinois[editar]

Primera creación


Segunda creación
Tercera creación
Cuarta creación

El asunto Grimaldi y la herencia de Mónaco[editar]

El título Francés se extinguió. Sin embargo, sigue siendo usado por la Familia Grimaldi y no es reconocido en Francia país del cual depende su acta de creación, ni su categoría de Grande de España en España.[cita requerida] Cuando Carlota Louvet fue designada Duquesa por su "abuelo"; sólo su hijo Luis II podía sucederlo en el título francés; ya que, sólo los hijos legítimos heredan los títulos franceses.[cita requerida]

En el momento de la crisis política que sumió al Principado con la preocupación de la falta de un heredero, el trono de Mónaco debió de haber pasado al Duque de Urach, Wilhelm, un noble de origen Alemán quien era hijo de la Princesa Florestina de Mónaco, la solución vino de manos de Raymond Poincare quien además de ser Presidente de Francia era Presidente del Consejo de Mónaco. En esos momentos, Francia[1] era un República y como República ni Francia, ni Raymond Poincare podían autorizar la transmisión del título bajo ninguna perspectiva. Máxime cuando Luis II no dejó hijos.[cita requerida]

Carlota Louvet nació el 30 de septiembre de 1898 y cuando la crisis tomó forma, ella sólo tenía 12 años de edad, momento en que fue adoptada por Luis II a solicitud de su padre y por sugerencia de Raymond Poincare.[cita requerida] En ese momento Mónaco era un semi protectorado de Francia; consecuentemente, las leyes de Mónaco se encontraban en consonancia con las de Francia también; incluso, en el tratado de 1918.[cita requerida] Mónaco promete no ceder todo a parte de su territorio a cualquier otro poder diferente de Francia, para prevenir la designación de la Casa de Urach.[cita requerida]

En aquél tiempo Mónaco era un dominio feudal personal del Príncipe de Mónaco sujeto a la autoridad de Francia y el título de Príncipe, se encontraba por debajo de los Delfines, Príncipes, Duques o Marqueses de la Sangre de Francia. El gobierno del Estado Personal era en sí mismo, una atribución del Príncipe y el dominio público no existió en la Constitución de 1911.[cita requerida] Alberto I crea entonces el dominio público donando parte de su estado personal; de tal forma que, los herederos colaterales podrían heredar los bienes privados pero estaban excluidos de heredar el dominio público (La Corona).[cita requerida] Consecuentemente, aún si la herencia pasara a un Goyon-Matignon-Grimaldi como dominio personal, de hecho, la división entre el Príncipe y la Corona hacía que su heredero fuera del linaje directo; ya que, la Corona como totalidad del Estado era una institución política acorde con los tratados.[cita requerida]

El nuevo tratado entró en vigencia en 1919 y en ese entonces la República de Francia era el legítimo heredero de Mónaco.[cita requerida] El mismo tratado no especifica que se pudieran hacer adendos o enmiendas a cualquier inciso; ya que, éste se encontraba sujeto de un acuerdo entre Francia y Mónaco como metrópoli y estado subsidiario y no una política de índole personal; así que, ni Raymond Poincare, ni Alberto I o Luis II podían tomar libres decisiones ajenas a sus correspondientes territorios.[cita requerida] Así que, la ordenanza promulgada el 15 de mayo de 1911, la cual reconoce y aprueba el reconocimiento de Charlotte Louvet como hija de Luis II, siendo admitida en la familia feudal reinante pero en violación a los estatutos de 1882; era inválida.[cita requerida] Como el consejo Nacional apunto al príncipe en 1918. La adopción hecha frente al Presidente de Francia en aquél tiempo y a solicitúd de él mismo, se hizo sin presentar prueba real alguna de la paternidad de Luis II sobre Charlotte Louvet desoyendo las ordenanzas constitucionales previas.[cita requerida]

La tercera República Francesa y sus leyes se encontraron en vigencia hasta 1949 [2] , negar la vigencia u autoridad de las mismas, sería entrar a debatir la legitimidad de todos los documentos legales de la época; "matrimonios, herencias, juicios, adopciones, ventas, compras, etc... lo cual, llevaría al caos.[cita requerida] Por ello a la luz de las ordenanzas de 1886 bajo los estatutos de la Tercera República Francesa, la adopción de Charlotte Louvet fue totalmente ilegal (Raymond Poincare lo sabía).[cita requerida] Esto podría traer un lógico resultado, Charlotte Louvet núnca llevó legalmente el apellido "Grimaldi"; lo cual traería otra consecuencia, ella no podía transmitir el apellido Grimaldi ni su herencia como patrimonio privado ni político.[cita requerida] Los actuales Grimaldi no son realmente "Grimaldi", son Louvet y esto traería una consecuencia más importante a la luz de la ley internacional que podría beneficiar a Francia en primer lugar, por que la Dinastía Grimaldi en realidad terminó con Louis II Goyon-Matignon-Grimaldi.[cita requerida] La disolución del estado personal en bienes patrimoniales familiares y el estado en cabeza de la Corona hecha por Alberto I, hizo que la herencia sólo fuera posible transmitirla a través de un legítimo y directo Grimaldi, acorde a las disposiciones ordenadas por los príncipes siglos atrás; en consecuencia, Charlotte Louvet no podía acceder al trono aún fuera adoptada.[cita requerida]

El Duque de Urach podría haber aplicado, pero él no era parte agnática de los Grimaldi. Al adherirse a las estrictas reglas del antiguo régimen del Reino de Francia, los actuales Duques de Valentinois; en realidad, no lo son. Ni poseen ningún otro título francés.[cita requerida] Se ha establecido más por el uso que el Ducado de Valentinois hoy día es una concesión Monegasca, situación que cae por su propio peso al estudiar en un orden cronológico y lógico los hechos que sucedieron.[cita requerida] Raymond Poincare no era Rey, ni Francia un Reino. El primero era Presidente y la segunda era ya una República. Raymond Poincare no podía autorizar a Luis II el uso del título de Duque de Valentinois ni de ningún otro título del antíguo régimen Francés; ya que, como se anota anteriormente, éstos se rigen por la ordenanza o regla que los creó[3] .

Reclamantes del título[editar]

Notas Referencias[editar]

  1. En los actos oficiales, la Presidencia de la República Francesa, ha mencionado los títulos de los invitados de la nobleza en las invitaciones. Esta tradición fue suprimida durante el siete Valéry Giscard d'Estaing. Dado que, según los textos fundamentales de la República Francesa (Declaración de los Derechos Humanos) ya no se menciona al Elíseo como la nobleza francesa.
  2. 1. Las cortes francesas han sostienen en cualquier sentido, que el concepto de nobleza es incompatible con la igualdad de los ciudadanos desde la porclamación de la Declaración de los Derechos Humanos en 1789, situación anotada en la Constitución of 1958. Así que, "nobleza", como concepto de legal y de estatus ha sido efectivamente abolida en Francia.
  3. Un título no es signo de Nobleza. Hoy día la tenencia de un título en Francia se considera meramente honoraria, sobre las bases del decreto del 24 Enero de 1852. Esto no implica titulación alguna. Éste decreto fue hecho por Louis-Napoleon Bonaparte, entonces Presidente de la República Francesa situación confirmada en la Segunda República; la cual, abolió toda calidad de noble, a saber, el Decreto de 29 de febrero 1848 y el artículo 10 de la constitución en noviembre 1848, los Títulos de Nobleza están regulados por la Ley que los creó, aplicable a la fecha de dicho acto. La nobleza como una orden se abolió en la República de Francia y, en ese sentido, nadie en Francia puede crear o autorizar o transmitir cualquier título

Referencias[editar]