Dominación sexual masculina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La dominación masculina, o dominancia sexual masculina (también conocida en inglés como Maledom), hace referencia a una actitud dominante del hombre en las relaciones sexuales entre un hombre y una mujer o entre dos hombres. Se puede referir también a las actividades BDSM donde la persona dominante es un hombre.

Origen y causas[editar]

La dominación sexual masculina en las relaciones sexuales es defendida por algunos psicólogos como una fantasía sexual de la mujer.[1][2][3][4][5][6]

Existen diversas teorías que defienden que las mujeres se sienten atraídas por los hombres dominantes. Según la teoría evolucionista, durante de miles de años, los humanos han vivido en cavernas (Caveman Theory),[3]​ y los actuales humanos son descendientes de los machos alfa dominantes de entonces y de las mujeres que se sentían atraídas por estos machos alfa. Por selección natural, los genes de los hombres débiles, y los genes de las mujeres que no les atraían los hombres dominantes, se habrían extinguido. De este modo, según esta teoría las mujeres se sentirían atraídas por los hombres dominantes en las relaciones sexuales.[cita requerida]

Por otro lado, existe otra teoría basada en que la dominancia sexual masculina libera a las mujeres de los sentimientos de culpa o vergüenza asociados a los impulsos sexuales. Estudios relacionados con la fantasía de la violación en las mujeres, se basan en la hipótesis de la liberación de culpa.[7]

Un estudio de 2006 afirma que las mujeres se sienten más atraídas de forma inconsciente hacia los hombres dominantes.[8][9]

Un estudio de 1995 indica que el 71% de los varones heterosexuales prefiere un papel dominante,[10]​ y el 89% de las mujeres heterosexuales que están activas en el BDSM expresó su preferencia por un papel de sumisión en la relación sexual, lo que sugiere también una preferencia por un macho dominante. Un estudio de 1985 sugiere que aproximadamente el 30% de los participantes en actividades BDSM son mujeres.[11][12]

Prácticas[editar]

Las prácticas de dominación sexual masculina son comunes al BDSM. Algunas prácticas relacionadas son:

Ficción[editar]

Escenarios Maledom son comunes en la ficción BDSM, incluyendo obras como la Historia de O y las obras de John Norman y Adrian Hunter.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Why Gender Equality Does Not Always Work In The Bedroom,www.psychologytoday.com
  2. http://www.telegraph.co.uk/women/sex/10705331/Sexual-domination-is-a-fantasy-for-many-women.-FANTASY.-Get-it-Martin-Amis.html
  3. a b http://debradunbar.com/2012/05/sexual-submission-a-womans-thing/
  4. http://abcnews.go.com/Health/WomensHealth/feminism-anti-viagra-equal-rights-bed-kills-mood/story?id=13376084
  5. Sex - Women Like Dominant Men (Research, Controversy)
  6. http://www.hookingupsmart.com/2011/04/18/whatguyswant/is-feminism-desires-kryptonite/
  7. Denise Moreault; Diane R. Follingstad (1978). «Sexual Fantasies of Females as a Function of Sex Guilt and Experimenta». Journal of Consulting and Clinical Psychology 46 (6): 1385-1393. PMID 730888. doi:10.1037/0022-006X.46.6.1385. Consultado el 16 de junio de 2014. (requiere suscripción). 
  8. http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_4618000/4618368.stm
  9. http://web.natur.cuni.cz/etologiecloveka/images/download/Havlicek,%20Lenochova%20-%202006%20-%20The%20effect%20of%20meat%20consumption%20on%20body%20odor%20attractiveness.pdf
  10. Ernulf, Kurt E.; Innala, Sune M. (1995). «Sexual bondage: A review and unobtrusive investigation». Archives of Sexual Behavior 24 (6): 631-54. PMID 8572912. doi:10.1007/BF01542185. 
  11. Breslow, Norman; Evans, Linda; Langley, Jill (1985). «On the prevalence and roles of females in the sadomasochistic subculture: Report of an empirical study». Archives of Sexual Behavior 14 (4): 303-17. PMID 4051718. doi:10.1007/BF01550846. 
  12. Levitt, Eugene E.; Moser, Charles; Jamison, Karen V. (1994). «The prevalence and some attributes of females in the sadomasochistic subculture: A second report». Archives of Sexual Behavior 23 (4): 465-73. PMID 7993186. doi:10.1007/BF01541410. 

Enlaces externos[editar]