Despensa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Despensa, Frans Snyders, ca. 1620

Una despensa es una estancia fresca donde se almacenan los alimentos antes de utilizarlos. Las despensas eran corrientes en las casas antes del uso generalizado del frigorífico desde mediados del siglo XX.[1]

Una despensa debe ser:

  • Tan fresca como sea posible
  • Cercana a las áreas de preparación de alimentos
  • Construida para evitar la entrada de moscas e insectos.
  • Fácil de mantener limpia
  • Equipada de estantes y armarios apropiados al alimento que es almacenado

En el hemisferio norte, la mayoría de las casas solían tener su despensa y cocina en el lado norte o este de la casa en donde recibía menos sol. En Australia y Nueva Zelanda las despensas eran colocadas en los lados sur o este de la casa por la misma razón.

Despensa del siglo XIX en el Museo Romántico Can Papiol de Villanueva y Geltrú
Despensa del siglo XIX en el Museo Romántico Can Papiol de Villanueva y Geltrú

Muchas despensas tienen pequeñas ventanas sin vidrio con la abertura cubierta por una malla fina. Esto permite la circulación libre del aire sin permitir que entren las moscas. Muchas despensas se han alicatado o se han pintado las paredes para simplificar la limpieza. Las despensas más antiguas y especialmente las de las casas más grandes tenían ganchos en el techo para colgar piezas de carne o de caza. Otras tenían envases aislantes para el hielo, anticipando el desarrollo futuro de los refrigeradores. Una despensa podía contener una losa o un estante de piedra usado para mantener el alimento fresco en los tiempos anteriores a la refrigeración.

En una casa moderadamente grande del siglo XIX, todos estos cuartos se ponían tan abajo en el edificio como fuera posible, para utilizar la masa de la tierra para conservarlos a baja temperatura durante el verano.

Las cocinas en Asia tradicionalmente han sido de formato más abierto que las de Occidente. La función de despensa era cumplida generalmente con gabinetes o cofres de madera. Por ejemplo, en Japón el mueble de cocina denominado mizuya tansu, que contaba con gran variedad de compartimentos cada uno para un propósito y alimento específico.

Muy pocas casas modernas tienen despensas en el sentido antiguo llamándose así ahora a los armarios o habitaciones pequeñas situadas normalmente junto a la cocina, donde se guardan las bebidas y alimentos envasados.

Historia[editar]

Baja Edad Media[editar]

En un hall medieval tardío, había habitaciones separadas para las distintas funciones de servicio y almacenamiento de alimentos. Una despensa era donde se guardaba el pan y se realizaba la preparación de los alimentos asociados a él. Al jefe de la oficina responsable de esta sala se le denominaba panadero. Existían salas similares para el almacenamiento de tocino y otras carnes (despensa), bebidas alcohólicas (manteca) (conocida por las "colillas" de barriles que allí se almacenaban), y para cocinar (cocina).

Despensa del siglo XIX en el Museu Romàntic Can Papiol de Villanueva y Geltrú
Despensa del siglo XIX en el Museu Romàntic Can Papiol de Villanueva y Geltrú.

Edad colonial[editar]

En los Estados Unidos, las despensas evolucionaron a partir de la primera "mantequería" colonial norteamericana, construida en un frío rincón del norte de una casa colonial, a una variedad de despensas en granjas autosuficientes. Las despensas de mayordomo, o despensas de porcelana, se construían entre el comedor y la cocina de una casa inglesa o americana de clase media, especialmente en la última parte del siglo XIX y principios del XX. Las grandes fincas, como la Finca Biltmore en Asheville, Carolina del Norte o Stan Hywet Hall en Akron, Ohio, tenían grandes madrigueras de despensas y otros "despachos" domésticos, haciéndose eco de sus homólogas británicas "Great House".

Edad victoriana[editar]

En la época victoriana, las grandes casas y fincas de Gran Bretaña mantenían el uso de habitaciones separadas, cada una dedicada a una etapa distinta de la preparación y limpieza de los alimentos. La cocina era para cocinar, mientras que los alimentos se almacenaban en un almacén, despensa o bodega. La preparación de la carne antes de cocinarla se realizaba en una despensa (recordemos que a menudo en estas grandes casas la caza llegaba sin vestir, el pescado sin filetear y la carne en medias o cuartos de canal), y la limpieza y preparación de las verduras se realizaba en la scullery. El lavado de la vajilla se realizaba en el fregadero o en la despensa del mayordomo, "dependiendo del tipo de plato y del nivel de suciedad". [2]​ Como la fregadera era la habitación con agua corriente, tenía un fregadero, y era donde se realizaba la preparación de la comida más sucia, como limpiar el pescado y cortar la carne cruda. En la despensa se guardaba la vajilla, como la vajilla, la cristalería y la platería. Si la despensa contaba con un fregadero para lavar la vajilla, era un fregadero de madera revestido de plomo, para evitar que se astillara la loza y la cristalería al lavarlas. En algunas casas de clase media, la despensa, la alacena y el trastero podían ser simplemente grandes armarios de madera, cada uno con su propósito exclusivo.[3]

Tipos[editar]

Despensa asiática[editar]

Tradicionalmente, las cocinas de Asia han tenido un formato más abierto que las de Occidente. La función de la despensa se cumplía generalmente con armarios de madera. Por ejemplo, en Japón, un armario de cocina se llama "mizuya tansu". En Japón se desarrolló una importante tradición de carpintería y ebanistería en general, especialmente a lo largo del período Tokugawa. Se realizaron un gran número de diseños de tansu (cofres o armarios), cada uno de ellos adaptado a un propósito específico u otro.

La idea es muy similar a la del gabinete Hoosier, con una gran variedad de funciones que se sirven de innovaciones de diseño específicas.

Almacén de la mayordomía[editar]

La despensa del mayordomo en la Little White House.

Una despensa de mayordomo o despensa de servicio es un cuarto de servicio en una casa grande, utilizado principalmente para almacenar artículos de servicio, en lugar de alimentos. Tradicionalmente, la despensa de un mayordomo se utilizaba para limpiar, contar y almacenar la plata; los mayordomos europeos a menudo dormían en la despensa, ya que su trabajo consistía en mantener la plata bajo llave. Es posible que también se guardaran allí los libros de cuentas y el registro de vinos del comerciante. La habitación era utilizada por el mayordomo y el resto del personal doméstico; a menudo se denomina despensa del mayordomo incluso en los hogares donde no hay mayordomo.

En los hogares modernos, las despensas de los mayordomos suelen estar situadas en los espacios de transición entre las cocinas y los comedores y se utilizan como zonas de preparación para servir las comidas. Suelen contener encimeras, así como almacenamiento para velas, piezas de servicio, mantelería, vajilla, vino y otros artículos de comedor. Las versiones más elaboradas pueden incluir lavavajillas, frigoríficos o fregaderos.

Las despensas de los mayordomos se han hecho populares en los últimos tiempos.[4]

Despensa fría[editar]

Ventanas exteriores de la despensa fría

Algunos alimentos, como la mantequilla, los huevos, la leche y otros, necesitan mantenerse frescos. Antes de que existiera la refrigeración moderna, eran populares las neveras. Sin embargo, el problema de una nevera era que el armario que la albergaba era grande, pero el espacio refrigerado real era bastante pequeño, por lo que se inventó una solución inteligente e innovadora, la "despensa fría", a veces llamada "nevera de California".[5]​ La despensa fría solía consistir en un armario o alacena con estantes de listones de madera (para la circulación del aire). Una abertura cerca de la parte superior daba salida al exterior, ya sea a través del techo o en lo alto de la pared. Una segunda abertura cerca de la parte inferior daba también al exterior, pero a poca altura del suelo y normalmente en el lado norte de la casa, donde el aire era más fresco. A medida que el aire de la despensa se calentaba, subía, escapando por el respiradero superior. Esto, a su vez, atraía el aire más fresco de la ventilación inferior, proporcionando una circulación constante de aire más fresco. En verano, la temperatura de la despensa fría solía ser varios grados inferior a la temperatura ambiente de la casa, mientras que en invierno, la temperatura de la despensa fría era considerablemente inferior a la de la casa.

Una nevera californiana en la Casa del Rancho Spooner en el Parque Estatal Montaña de Oro.

Una nevera era el lugar perfecto para guardar los alimentos que no necesariamente debían mantenerse refrigerados. El pan, la mantequilla, las tartas de queso, los huevos, los pasteles y las tartas eran alimentos comunes que se guardaban en una despensa fría. Las verduras podían traerse de la bodega de raíces en pequeñas cantidades y almacenarse en la despensa fría hasta que estuvieran listas para su uso. Como el espacio en la nevera era escaso, la despensa fría era un lugar ideal para almacenar bayas y frutas frescas.

Referencias[editar]

  1. Pond, Catherine Seiberling (2007). The Pantry: Its History and Modern Uses. Salt Lake City: Gibbs Smith. ISBN 1-4236-0004-5. (requiere registro). 
  2. Flanders, Judith (2003). The Victorian House. London: Harper Collins. p. 63. ISBN 0-00-713189-5. 
  3. Flanders, Judith (2003). The Victorian House. Harper Collins. p. 64. ISBN 0-00-713189-5. 
  4. Iaria, Melissa (18 de octubre de 2019). «¿Qué tal una cocina en el garaje? Se está poniendo de moda». Stuff.co.nz. 
  5. dlginstructables (11 de diciembre de 2009). com/id/Resurrecting-the-California-Cooler/ «Resurrecting the California Cooler». Instructables.com. Consultado el 20 de diciembre de 2014. 

Véase también[editar]