Deshollinador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Deshollinador en 1850

Un deshollinador es una persona que tiene por oficio la limpieza de chimeneas.

El deshollinador se ocupa de retirar de forma periódica el hollín acumulado en las paredes de las chimeneas por causa de su uso con propósitos higiénicos, como prevención de incendios y para mejorar su tiro. Su actividad se extiende también al mantenimiento de la chimenea reparando pequeñas grietas que pudieran dejar escapar el humo. Actualmente las normativas obligan al deshollinado anual de las instalaciones de combustibles sólidos, dependiendo del país, será anual o incluso con una periodicidad menor.

Antiguamente, el deshollinador taponaba la boca de la chimenea y otras aberturas y subía al tejado en donde ejercía su actividad. Desde allí, ayudado de un peso hacía descender una bolsa en la que se iba depositando la suciedad. Luego, utilizando herramientas manuales como cepillos o escobas, barre las paredes para desprender los restos de suciedad que se hayan adherido a las mismas de forma que vaya cayendo en el recipiente. Para verificar el correcto resultado de la operación se ayuda de un espejo o de iluminación.

Actualmente los deshollinadores llevan herramientas mucho más modernas, como cepillos giratorios, cámaras de inspección, aparatos para medir la calidad del humo, la humedad de la leña, etc..., y se realiza la mayor parte de los trabajos desde los aparatos sin necesidad de subir al tejado. Existen asociaciones de deshollinadores en todos los países de Europa y Estados Unidos, en España la asociación se llama ASDE (Asociación de deshollinadores de España), y se encargan de actualizar normativamente a sus socios, de formarlos en materia de prevención, nuevos productos y líneas de mercado... En la última década el crecimiento del sector en países como España ha sido exponencial, pasando de existir apenas 4 empresas en el 2000, a existir más de 40 empresas en el 2020.


Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]