Dermatitis seborreica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dermatitis seborreica
Seborrhoeic dermatitis.jpg
Lesiones faciales eritematoso-escamosas.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 L21
CIE-9 690
CIAP-2 S86
DiseasesDB 11911
MedlinePlus 000963
eMedicine derm/396
MeSH D012628
Sinónimos
  • Eccema seborreico
  • Hiperseborrea
  • Seborrea
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]


La dermatitis seborreica es una enfermedad cutánea inflamatoria bastante común que provoca la formación de «escamas» blancas o amarillentas en áreas grasas como el cuero cabelludo, la cara o el interior del oído. Puede ocurrir con o sin enrojecimiento cutáneo.

Se cree que es causada por la alergia al hongo Malassezia furfur —conocido anteriormente como el Pityrosporum ovale— en individuos con poca inmunidad y una alta producción de sebo.

En un individuo de funcionamiento normal, el hongo prospera sin problemas pero en aquellos afectados por la seborrea, la epidermis del cuerpo responde de manera no favorable a la infección, inflamándose y soltando escamas microscópicas en un intento fallido de librarse del hongo. La descamación se denomina pitiriasis, parecida a la caspa infantil.

En algunos casos la hiperproducción de la glándula sebácea puede favorecer la untuosidad de las escamas ya que estas no se desprenden fácilmente y las bacterias se desarrollan cuando están en el cuero cabelludo.[1]

Etiología[editar]

Se desconoce la causa de la seborrea si bien todo parece indicar que se trata de una combinación de diversos factores entre los cuales destacan la debilitación del sistema inmunitario, la carencia de ciertos nutrientes, las alteraciones hormonales, los problemas del sistema nervioso y diversos factores genéticos. Otra posible causa es la irritación producida por un hongo denominado Malassezia.[2]

Los factores de riesgo que pueden fomentar o acelerar la dermatitis seborreica son:

  • Estrés o cansancio.
  • Climas extremos.
  • Piel grasa o problemas de esta, como el acné.
  • Poca frecuencia en la limpieza de la piel.
  • Uso de lociones que contengan alcohol.
  • Obesidad.
  • Afecciones neurológicas como la enfermedad de Parkinson, un traumatismo craneal o un accidente cerebro-vascular.
  • Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Cuadro clínico[editar]

Las lesiones individuales son máculas y pápulas sobre una base eritematosa-amarilla, a menudo grasienta, asociadas habitualmente a formación de escamas y costras.

Tratamiento[editar]

Las escamas y la sequedad de la piel se pueden tratar con champús para la caspa o con medicamentos que pueden comprarse en las farmacias sin receta médica. Se recomienda usar un producto cuya etiqueta indique que sirve para tratar la dermatitis seborreica. Estos productos contienen ingredientes tales como el ácido salicílico, alquitrán de hulla, zinc, resorcina, ketoconazol o sulfuro de selenio. Se debe usar el champú de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta.

Para los casos graves el médico recetará probablemente un champú o una loción que contenga una dosis más fuerte de sulfuro de selenio, ketoconazol o corticosteroides o una crema que contenga un inmunomodulador. Este medicamento inhibe el sistema inmunitario para tratar la inflamación.

Se estima que la luz solar mejora la dermatitis seborreica. En algunas personas la afección mejora en el verano, especialmente después de actividades al aire libre.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Grolier, Enciclopedia Médica del Hogar, México, Ed. Cumbre S.A.
  2. a b «Dermatitis seborreica: MedlinePlus enciclopedia médica». www.nlm.nih.gov. Consultado el 23 de febrero de 2016. 

Enlaces externos[editar]