Denominación religiosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Denominación religiosa es la traducción literal de la expresión inglesa religious denomination, utilizada para describir un sub-grupo en el interior de una religión que opera sobre un nombre, una tradición y una identidad comunes. En sociología de la religión ocupa un lugar intermedio en el continuum de tipos ideales "secta"-"iglesia". En otros idiomas, como el francés, se utiliza de forma equivalente la expresión "confesión religiosa" (confession religieuse), que no hay que confundir con el sacramento de la confesión.

La expresión se utiliza particularmente en Estados Unidos para designar las diferentes ramas del cristianismo: catolicismo,[1]episcopalianismo, presbiterianismo, metodismo, evangelicalismo,[2][3]​ etc.

Fuera del cristianismo, la expresión se aplica para designar las ramas en que se divide cualquier otra de las grandes religiones. Por ejemplo, en el judaísmo se consideran "denominaciones" el judaísmo ortodoxo, el judaísmo conservador, el judaísmo reformista (o liberal), el judaísmo reconstruccionista (o progresista); en el islam se consideran el sunnismo, el chiismo o el jariyismo; en el hinduísmo el shivaísmo, el shaktismo o el visnuismo.

Características[editar]

Las denominaciones llegan a la existencia cuando las iglesias pierden su monopolio religioso dentro de una sociedad. Una denominación es una religión entre muchas. Cuando iglesias o sectas se convierten en denominaciones, también cambian sus caraterísticas. Ronald L. Johnstone[4]​ proporciona ocho características de las denominaciones:

  1. De forma similar a las iglesias, y al contrario que las sectas, se relacionan en relativamente buenos términos con el Estado y los poderes secularas y pueden, llegado el caso intentar influir en el gobierno.
  2. Mantienen al relaciones como mínimo de tolerancia y usualmente de amistad con otras denominaciones, en un contexto de pluralismo religioso.
  3. Confían principalmente en la reproducción biológica para el crecimiento de su número de miembros, aunque también aceptan conversos; algunas pueden ser proselitistas.
  4. Aceptan el principio de que la doctrina puede cambiar, aunque sea mínimamente, y practican y toleran alguna diversidad teológica y sus disputas.
  5. Siguen un ritual más o menos rutinizado, y un servicio de culto que explícitamente no fomenta la expresión emocional espontánea.
  6. Emplean y entrenan un clero profesional que debe cumplir requisitos formales para ser certificado como tal.
  7. Aceptan un compromiso de sus miembros menos estricto que en las sectas, pero mayor que en las iglesias.
  8. Se nutren desproporcionadamente de las clases medias y altas.

La mayor parte de los movimientos religiosos cristianos que se han formado tras la Reforma protestante se definen como denominaciones (luteranos, baptistas, adventistas del séptimo día, etc.)[5]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Aux États-Unis, L'Église catholique reste la plus importante dénomination religieuse, en la web de Œuvres pontificales missionnaires.
  2. Brian Stiller, Evangelicals Around the World: A Global Handbook for the 21st Century, Éditions Thomas Nelson, USA, 2015, page 36
  3. Michel Deneken, Francis Messner, Frank Alvarez-Pereyre, La théologie à l'Université: statut, programmes et évolutions, Editions Labor et Fides, France, 2009, page 61
  4. Religion in Society: A Sociology of Religion, Rouletdge, 2015.
  5. Dawson, Lorne L. (2006). Comprehending Cults: The Sociology of New Religious Movements. Oxford: Oxford University Press. p. 27. ISBN 978-0-19-542009-8.