Declinación (gramática)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La declinación es un procedimiento morfológico de las palabras (en concreto de sustantivos, adjetivos y pronombres, que son los que actúan como núcleo de sintagma nominal) para expresar distintas relaciones gramaticales dentro de una oración. Así la declinación tiene el objeto de marcar el sujeto de una oración, el objeto directo, el indirecto entre otras relaciones sintácticas.

Usualmente el procedimiento es algún tipo de alteración mediante sufijación, infijación, prefijación o metafonía. Ese tipo de alteración se denomina también flexión nominal (en contraposición a la flexión verbal o "conjugación") y consiste en la modificación de algunos de los morfemas constituyentes de las palabras. Esta alteración produce un cambio puramente gramatical, a diferencia de la derivación, que produce un cambio semántico.

Lenguas con declinación[editar]

La marcación explícita del caso morfológico o declinación es frecuente en las siguientes familias:

En la declinación suele entre casos argumentales, para designar al sujeto y al objeto, y casos oblicuos que designan otro tipo de relaciones sintácticas asociadas, normalmente a los adjuntos al verbo o a los complementos del nombre. En los casos argumentales las lenguas del mundo se dividen varios tipos de acuerdo con su alineamiento morfosintáctico: nominativo-acusativo, absolutivo-ergativo, activo-inactivo, etc. Las lenguas con flexión nominal usualmente tienen distinciones de número, y a veces también de género (aunque esto último es menos frecuente que las diferencias de número).

Lenguas indoeuropeas[editar]

Entre las lenguas indoeuropeas que utilizan declinaciones se encuentran el alemán, rumano, el griego, el islandés, el latín, las lenguas eslavas (polaco, ruso, ...) y las lenguas indoarias.

En las lenguas indoeuropeas existen generalmente diversos paradigmas de declinación de los nombres según la terminación o tema de la raíz. Es decir, según la raíz termine en -a, -e, -i, -o, -u o consonante el modelo de declinación puede tener formas específicas o ligeramente diferentes para cada terminación. Además en el caso de las lenguas indoeuropeas la declinación varía de acuerdo no sólo al caso, sino también al género y al número. Los pronombres por su parte tienen frecuentemente una declinación ideosincrática que no depende del tema o terminación del mismo.

Otras lenguas[editar]

Diversas lenguas aglutinantes como las urálicas (húngaro, finés, ...) o lenguas altaicas como las lenguas túrquicas. También otras lenguas aisladas de Europa como el euskera o el etrusco. Fuera de Eurasia encontramos marcas de caso morfológico en quechua entre otras.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]