Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El evento fue una de la Cumbres de la Tierra -organizadas por la ONU- celebrada en Río de Janeiro en Brasil del 3 al 14 de junio de 1992, el Gobierno y 178 países. Maurice Strong fue el secretario general. Por lo cual Aproximadamente 400 representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG) estuvieron presentes, mientras que más de 17 000 personas asistieron al Foro de ONG celebrando paralelamente a la Cumbre. Fue sucesora de la Conferencia sobre el Medio Humano (Suecia, 1972) y fue celebrada veinte años después, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CNUMAD) que popularmente es conocida como Cumbre de Río o de la Tierra.[1]

Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo», que aclara el concepto de desarrollo sostenible.

« Los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible. Tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza. », (Principio 1) « Para alcanzar el desarrollo sostenible, la protección del medio ambiente debe ser parte del proceso de desarrollo y no puede ser considerado por separado ». (Principio 4)

Desarrollo del evento[editar]

La Conferencia fue la oportunidad de adoptar un programa de acción para el siglo XXI, llamado Programa 21 (Agenda 21 en inglés) que enumera algunas de las 2500 recomendaciones relativas a la aplicación de los principios de la declaración. Reafirmando la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, aprobada en Estocolmo el 16 de junio de 1972, y tratando de basarse en ella, con el objetivo de establecer una alianza mundial nueva y equitativa mediante la creación de nuevos niveles de cooperación entre los Estados, los sectores claves de las sociedades y las personas. A su vez, procurando alcanzar acuerdos internacionales en los que se respeten los intereses de todos y se proteja la integridad del sistema ambiental y de desarrollo mundial y reconociendo la naturaleza integral e interdependiente de Planeta Tierra.[2]

La Declaración de dicha cumbre consta de 27 principios, los cuales tienen en cuenta cuestiones relacionadas con la salud, la vivienda, la contaminación del aire, la gestión de los mares, bosques y montañas, la desertificación, la gestión de los recursos hídricos y el saneamiento, la gestión de la agricultura, la gestión de residuos. Incluso hoy, el Programa 21 es la referencia para la aplicación del desarrollo sostenible.[3]

La sección III del informe de la Conferencia de Río, destacó el papel de los diferentes actores en la aplicación del desarrollo sostenible: mujeres, jóvenes y niños, los pueblos indígenas, las organizaciones no gubernamentales, autoridades locales, sindicatos, empresas, investigadores y agricultores.

La Conferencia de Río fue también testigo de la aprobación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que afirma la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que condujo a la firma en 1997 del Protocolo de Kioto. También fueron ratificados en la Cumbre, la Declaración de Principios relativos a los Bosques y el Convenio sobre la Diversidad Biológica, que supedita el uso de la herencia genética mundial a una serie de condiciones y presenta un primer nivel en este ámbito.[4]

Actualidad[editar]

Después de la primera cumbre histórica de Río de Janeiro en 1992 y diez años después de la de Johannesburgo en 2002. Se realizó la Cumbre de la Tierra Río+20 -llamada oficialmente Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible- se celebró del 20 al 22 de junio de 2012 en Río de Janeiro, Brasil. Esta cumbre fue un nuevo intento de Naciones Unidas en el comienzo de milenio para avanzar sobre el compromiso de los Estados y la comunidad mundial en los grandes cambios de este siglo XXI.[5]

El llamado de las Naciones Unidas fue ambicioso. Invitó a los Estados, la sociedad civil y los ciudadanos a “sentar las bases de un mundo de prosperidad, paz y sostenibilidad, incluyendo tres temas en el orden del día:

1. El fortalecimiento de los compromisos políticos en favor del desarrollo sostenible.

2. El balance de los avances y las dificultades vinculados a su implementación.

3. Las respuestas a los nuevos desafíos emergentes de la sociedad.

Dos cuestiones, íntimamente ligadas, constituyeron el eje central de la cumbre:

3.1. Una economía ecológica con vistas a la sostenibilidad y la erradicación de la pobreza.

3.2. La creación de un marco institucional para el desarrollo sostenible.

La cuarta cumbre se reunió, 20 años después de la Cumbre de la Tierra, en junio de 2012 en Río de Janeiro, bajo la denominación de Conferencia de Desarrollo Sostenible Río+20, ésta fue él fruto  de la resolución 64/236 de la Asamblea general de la ONU del año 2009, allí se decidió organizar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible. Acordando que los temas principales de dicha conferencia fueran:

1. Una economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.

2. El marco institucional para el desarrollo sostenible.

En ese sentido la Cumbre Rio+20 termino por aprobar un plan para avanzar hacia una “economía verde”, intentando frenar la degradación del medio ambiente y combatir la pobreza. Dicho acuerdo fue criticado por falta de metas vinculantes y financiamiento.[6]

Véase también[editar]

Notas[editar]

Referencias[editar]

  1. Fernández, Luís (7 de mayo de 2021). «La Cumbre de la Tierra». Noticias SIN. Consultado el 16 de junio de 2021. 
  2. «DSD :: Resources - Publications - Core Publications». www.un.org. Consultado el 16 de junio de 2021. 
  3. «Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo». www.un.org. Consultado el 14 de junio de 2021. 
  4. «División de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas». www.un.org. Consultado el 16 de junio de 2021. 
  5. «Proceso». Consultado el 16 de junio de 2021. 
  6. Gallo, Johanna. «Cambio climático, medio ambiente y concienciación». Diario Responsable. Consultado el 16 de junio de 2021.