Cuentos de amor de locura y de muerte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cuentos de amor de locura y de muerte
de Horacio Quiroga
Tema(s) cuentos
Idioma Español
País Flag of Uruguay.svg Uruguay
Fecha de publicación 1917
Texto en español Cuentos de amor, de locura y de muerte en Wikisource
Horacio Quiroga
Historia de un amor turbio Cuentos de amor de locura y de muerte Cuentos de la selva
[editar datos en Wikidata]

Cuentos de amor de locura y de muerte es un libro de cuentos de Horacio Quiroga publicado en 1917. La primera publicación incluye 18 relatos y en siguientes ediciones el propio autor realiza algunas modificaciones en los cuentos y excluye Los ojos sombríos, El infierno artificial y El perro rabioso. El tema de la muerte resalta en la mayoría de los relatos. Por decisión expresa del autor, el título no lleva coma.[1]

Reseña[editar]

Horacio Quiroga en 1897.

Los cuentos de la primera edición incluyen, en este orden:[2]

  1. ) Una estación de amor
    Esta historia trata de un amor que nace en la época de la estación de carnavales. Siempre idealizado, Octavio Nébel se enamora de Lidia, quien cuenta con una familia con problemas que parten por su padre que alega que el amor que se profesan la pareja no es nada más que algo pasajero y, por otro lado está la presencia de la madre de la muchacha quien abusa de la morfina para poder vivir. No pudiendo concretar su romance, pierden el contacto por una década y al verse nuevamente encontramos a un Octavio casado, y a Lidia cuidando de su agonizante madre. Nébel permite la visita a su casa de madre e hija, por parte de ambos hay recuerdos sobre la relación. La madre muere por causa de la morfina, Lidia ahora tiene la misma adicción. En las últimas líneas se describe como Nébel da el primer y último beso a Lidia, la que luego se va en un tren. Así se separan definitivamente.
  2. ) Los ojos sombríos (relato no incluido en siguientes ediciones)
    Un cuento en donde se observa claramente la influencia de Maupassant; tanto en la historia, como en la forma de describir a los personajes. Julio Zapiola relata a otro hombre "X" (de quien no se dice el nombre, sólo el de su ex-pareja "Elena") como fue que conoció a María (su pareja), cuales fueron esas causas complicadas y tristes. Vezzera era amigo de Zapiola, en esos tiempos el primero le habló al segundo sobre la belleza de su novia, y se la presentó. Vezzera se da cuenta desde un comienzo, de que su novia (María) se enamora a primera vista de Zapiola, y éste de los "ojos sombríos" de María. Vezzera se suicida por celos y por enfermedades, dejando una carta a su amigo pidiendo que se quedara con ella. Al final del relato se sugiere que el hombre "X" también se enamora de los "ojos sombríos" de María (En: "Yo no hacía sino recordarlos").
  3. ) El solitario
    Kasim es un hábil joyero especializado en forjar solitarios, podría tener un mejor nivel de vida, pero aquello no es así. Su vida es precaria y por lo mismo no puede otorgarle todo lo que anhela su codiciosa esposa. Al llegar una gema preciosa, su mujer se la quita aludiendo que la quiere para sí. Luego de muchos problemas, el joyero la recupera, forja el solitario y lo clava en el corazón de su esposa durmiente, matándola.
  4. ) La muerte de Isolda
    El relato trata sobre la ruptura de una pareja. El personaje que narra nos cuenta que no sentía amor por su novia, por lo que decide terminar con ella. Pero en el momento del término y al verla sufrir, es espectador de sus propios sentimientos y sabe que la ama. Trata de solucionar lo hecho, pero es demasiado tarde. Años después se la encuentra mientras ve la ópera de Tristán e Isolda pero se sigue estableciendo que es tarde y que nada sanará el daño del abandono. La alusión de “Isolda” nos hace pensar que es para intensificar la eternidad del sentimiento roto, ya que los personajes se relacionan a un nivel de imposibilidad.
  5. ) El infierno artificial (relato no incluido en siguientes ediciones)
    Aborda el tema de la adicción a las drogas, un sepulturero adicto al cloroformo dialoga con un cadáver cocainómano que le relata la historia de su muerte.
  6. ) La gallina degollada
    Esta historia aborda la locura y la muerte. Los acontecimientos se sitúan alrededor de una familia que tras haber tenido cuatro hermosos hijos, al poco tiempo sufrían convulsiones dejándolos idiotas. Pero la suerte de la pareja cambia cuando el quinto bebé que tienen es una niña que se mantiene sana. Tristemente, los hijos con deficiencias no son tomados en cuenta y toda la atención la tiene la menor de la familia. Hasta que un día, los cuatro hermanos mayores deciden imitar la conducta de la sirvienta al degollar a las gallinas, pero no en un ave, sino en su propia hermana.
  7. ) Los buques suicidantes
    Es común que luego de cierto tiempo de uso, los buques dejen de funcionar y se les deje a la deriva. Pero a veces la causa de la existencia de buques abandonados es otra: el relato de un marinero cuenta el hallazgo de un buque cuyas tripulación había desaparecido, y los nuevos marineros enviados desde otro buque también desaparecieron al día siguiente. Una nueva tripulación abordó el buque y todos ellos, sin explicación alguna, se fueron lanzando uno por uno al mar. Únicamente el narrador salvó su vida, pero no hay explicación tampoco para ello.
  8. ) El almohadón de plumas
    Una pareja, que tras su casamiento se traslada a una escalofriante casa, empiezan a vivir como siempre lo desearon. La esposa, suave, frágil y angelical, es el complemento perfecto de su fuerte marido. El problema surge cuando de la nada la joven comienza a enfermarse hasta que muere pese a cualquier tratamiento médico. Pasado el tiempo, se produce el horrible hallazgo de que dentro del almohadón de pluma de la chica, existía un enorme parásito que le había absorbido la sangre hasta matarla.
  9. ) El perro rabioso (relato no incluido en siguientes ediciones)
    Diario de un hombre que fue mordido por un perro con rabia y cómo lo afecta el proceso de la enfermedad.
  10. ) A la deriva
    El argumento de este cuento presenta a un hombre que, al pisar accidentalmente una yararacusú (víbora venenosa) intenta, por sobre todas las cosas, ser curado. Después de todo intento, acaba por someterse a la muerte.
  11. ) La insolación
    Los perros de Míster Jones viven plácidamente lo que es una temporada cálida más en sus vidas. Pero ante el cachorro más joven, Old, aparece una extraña visión de su amo. Todos sus compañeros comprenden que esta no es otra que la muerte, y que es de suma relevancia alejarla. Cada vez que se acerca, la espantan, hasta que un día lo inevitable ataca a su amo, y éste cae muerto en una jornada en extremo calurosa.
  12. ) El alambre de púas
    Dos caballos que corren por lo que es un gran espacio de tierra fértil y en la que se vislumbran cultivos ven cómo un grupo de vacas observa a un toro empecinado en romper el cercado hacia otro terreno que contenía cebada. El animal consigue su objetivo causando la molestia del dueño del sitio ocasionando como resultado que para que la situación no se repitiese, colocar un alambre de púa. El toro, efectúa la misma acción sólo que esta vez el nuevo cercado le ocasiona una herida mortal. Su dueño al ver aquello decide faenarlo y no salvarlo.
  13. ) Los Mensú
    Los mensú (trabajadores del mes), Podeley y Caye, sobreviven el día a día aceptando trabajos difíciles y abusivos en la selva, al regresar al pueblo, gastan todo su dinero en mujeres y alcohol, cayendo una y otra vez en la misma rutina y volviendo a aceptar los mismos trabajos excesivos. Un día, Podeley se enferma gravemente y pide permiso para ir al pueblo para sanarse, como el mayordomo se lo niega, él decide rebelarse e intentar escapar, Caye le sigue la corriente. Al final, Podeley muere debido a su enfermedad y Caye vuelve a caer en la misma rutina de siempre.
  14. ) Yaguai
    Es un perro fox terrier cuya vida es pacífica, se dedica a la caza de lagartijas u otros animales de pequeño tamaño. Los humanos (entre ellos el dueño del can), comentaban que el animal no hacía demasiadas cosas acordes a su especie, así que deciden entrenarlo. Un peón se lo pide a Cooper (el dueño). Al poner a Yaguai a prueba, éste no puede seguir al perro del trabajador, quedándose atrás. Todo apunta a que el canino no puede cumplir las expectativas mínimas. Por lo mismo, otro vecino decide llevárselo consigo y logra que Yaguai mejore. Pero las condiciones en las que lo hace no son nada parecidas como las que le daba Cooper. Lamentablemente, el pobre protagonista de la historia, en una ronda nocturna, es alcanzado por una bala que su amo dispara, acabando así con la vida del pequeño fox terrier.
  15. ) Los pescadores de vigas
    Candiyú desea a toda costa obtener el fonógrafo que su patrón Míster Hall tiene a la venta. Sin embargo, no puede acceder de inmediato a poseer el aparato debido a que el precio no está a su alcance. Observando la situación, el vendedor accede a hacer un trato que consta que a cambio del reproductor de sonido el trabajador deberá traerle palos de rosa que son difíciles de obtener. Luego de un gran esfuerzo, se consigue lo que se buscaba.
  16. ) La miel silvestre
    El tema de esta historia es la poca contención de los deseos, específicamente, el de la gula. Benincasa, el personaje que guía la historia, siempre había poseído un pasado relacionado con excesos en el consumo de alimentos y, en consecuencia, tenía sobrepeso. Pero no por ser obeso dejaba de tener anhelos de ser un explorador como otros, por lo que finalmente sale a cumplir su deseo. Dentro de sus muchos descubrimientos da con un panal de abejas del que extrae miel y polen, yéndose a un lugar un poco más alejado a consumirla. Sin saber el por qué, no podía cesar de comerla hasta que terminó su labor. El problema surge cuando Benincasa trata de pararse y aquello resulta infructuoso. Aparecen hormigas carnívoras y lo comen, dejando sólo su esqueleto. Al final de la historia se explica que la miel tenía propiedades narcóticas que se le atribuyen a la flor de la cual se sacó el polen para crearla.
  17. ) Nuestro primer cigarro
    Dos hermanos cuya madre ha enviudado ven que su vida es aburrida, hasta que su tía se enferma de viruela. Estando toda la atención de la familia concentrada en ella (incluso la de ellos) se topan con la suerte de que pueden explorar y jugar a su antojo. Alejados de su casa, en un cañaveral se permiten probar su primer cigarrillo que han hurtado a expensas de un tío que es en extremo estricto con ellos por considerar que su madre (hermana de este) es blanda con sus hijos. Uno de los hijos, Eduardo, se molesta con su tío y tienen una gran discusión en la que para asustarlo decide fingir su muerte simulando un ahogo en el pozo del terreno. Tras el pertinente mal rato, se descubre que el niño está a salvo y cuando el adulto va por él nuevamente, Eduardo lo amenaza con un suicidio nuevo, pero ahora bien hecho. Sin más remedio deciden hacer una tregua.
  18. ) La meningitis y su sombra
    La enfermedad conocida como meningitis tiende a producir fiebres altas, dando como resultado en ocasiones el resultado de delirios. María Elvira Funes, sufría de estos y estaban plenamente relacionados con una relación amorosa con Carlos Durán. Él, a pesar de no tener relación alguna con ella, acepta acompañarla durante su enfermedad. Ella, al sanar, actúa normal con él, pero él descubre que se ha enamorado perdidamente de ella. Después de varias complicaciones, se confiesan su amor y deciden estar juntos.

Aspectos llamativos en la obra[editar]

La obra trata principalmente de la muerte, aunque toca otros temas como la humanización de los animales, siendo éstos quienes junto a un pensamiento enteramente racional dirigen las respectivas historias. Pero aunque los animales portan raciocinio, este acaba con la fuerza bruta del hombre. Otro tema abordado es el de la deshumanización del hombre que cede su voluntad a los instintos más primitivos. Siguiendo sus impulsos surgen los problemas y la trama de varios cuentos. El tercer tema es la apariencia. Horacio Quiroga hace que el lector tenga una primera visión, que finaliza con la de quien escribe.

Referencias[editar]

  1. Gálvez, Manuel (1944). Amigos y maestros de mi juventud. Buenos Aires: Editorial Guillermo Kraft. «Le puso por título Cuentos de amor de locura y de muerte, y no quiso que se pusiera coma alguna entre esas palabras.» 
  2. Walter Rela (1972). Horacio Quiroga: Repertorio bibliográfico anotado. Casa Pardo S.A.C., Buenos Aires. 

Enlaces externos[editar]