Cristiano renacido

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cristiano renacido o nacido de nuevo, es un término utilizado originariamente en determinadas personas que vivieron el nuevo nacimiento que enseñó Jesús. Este es un paso fundamental en el Cristianismo evangélico (iglesias bautistas, pentecostalismo, movimiento carismático y cristianismo no denominacional) donde se le asocia con los conceptos de salvación, conversión y nacimiento espiritual.

Bíblicamente tiene bases en diferentes versículos en especial en el evangelio según San Juan capítulo 3, versículos 3 al 6 donde expresa.

"Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. "

Este hecho no es efectuado en ceremonias o ritos, sólo sucede por voluntad de Dios como se puede ver en el evangelio según San Juan en el capítulo 1, versículos 12 y 13 que dice respecto a los que reciben a Jesús:

"Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 43.1.13. los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. "

El hecho suele coincidir con un momento particular, en ocasión del cual se experimenta la infusión de la gracia divina. Fuera del contexto del Cristianismo evangélico, este término se utiliza en sentido figurado para diversos fenómenos que incluyen vivencias o experiencias personales trascendentes, que por una razón u otra desean ser expresadas con la analogía de volver a nacer o renacer a una nueva vida espiritual.

No se puede ser un cristiana verdadero sin haber pasado por esta fase, pues es Dios el que da el cambio en la vida cristiana, de esta manera se cumple lo escrito por el apóstol Pablo en su segunda carta a los Corintios capítulo 5 versículo 17 que enseña:

"De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas."

Aunque es potestad de Dios producir este nuevo nacimiento, es un promesa para todo aquel que quiera ser fiel a Dios. Es importante que haya un renocimiento del pecado por el cual se produce la brecha que hay entre la persona y Dios Casiodoro de Reina; Cipriano de Valera (1909). «Isaías 59, 2». Biblia versión Reina-Valera (Wikisource). , arrepentirse genuinamente ante Dios abandonando la vida de pecado, y recibiendo a Jesús como único Señor y Salvador.

Es posible que la persona perciba su nuevo nacimiento ya que recibe una experiencia especial o porque ya no posee inclinación hacía algún hábito pecaminoso anterior sin necesidad de hacer esfuerzos personales.

Véase también[editar]

Enlaces externos (en inglés)[editar]