Crisis oriental de 1840

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Crisis oriental de 1840
Guerra egipcio-otomana (1839-1841)
HMS Phoenix.jpg
Fecha 15 de julio27 de noviembre de 1840
Lugar Delta del Nilo, Beirut, Acre
Resultado Convención de Londres ejecutada por las potencias aliadas, mientras que Mehmet Alí Pasha asegura su posición en Egipto.
Beligerantes
Reino UnidoBandera de Reino Unido Reino Unido
Bandera de Imperio austríaco Imperio austríaco
Flag of the Kingdom of Prussia (1803-1892).svg Reino de Prusia
Bandera de Rusia Imperio ruso
Bandera otomana Imperio otomano
Bandera otomana Provincia de Egipto
Comandantes
Bandera de Imperio austríaco Friedrich de Austria
Bandera de Reino Unido Robert Stopford
Bandera de Reino Unido John Ommanney
Bandera de Reino Unido Henry Codrington
Bandera de Reino Unido Arthur Fanshawe
Bandera otomana Mehmet Alí
Bandera otomana Ibrahim Pasha

La crisis oriental de 1840 fue un episodio de la guerra egipcio-otomana en el Mediterráneo oriental, desencadenada por el autoproclamado Jedivato de Egipto y Sudán por los objetivos de Mehmet Alí Pasha de establecer un imperio personal en la provincia otomana de Egipto.

Antecedentes[editar]

En las décadas anteriores, Mehmet Alí había ampliado y fortalecido su dominio sobre el territorio otomano, empezando por Egipto, donde actuaba como virrey del Sultán. Llamado a ayudar a los otomanos en la guerra de independencia griega, Mehmet Alí exigió a cambio transferir partes de la Siria otomana a su gobierno personal. Cuando la guerra terminó y la Sublime Puerta no cumplió su promesa, Mehmet Alí lanzó una campaña militar contra sus amos otomanos y tomó fácilmente la mayor parte de las tierras sirias.

Guerra siria[editar]

Extensión de los dominios de Mehmet Alí en 1840.

En 1839, el Imperio otomano intentó retomar Siria de Mehmet Alí pero fue derrotado por su hijo, Ibrahim Pasha, en la batalla de Nezib. A raíz de esto, estalló una nueva guerra entre Mehmet Alí y los otomanos, con estos últimos nuevamente fracasando en el intento. En junio de 1840, toda la armada otomana desertó a Mehmet Alí y los franceses planeaban ofrecer apoyo total a su causa.[1]

Al borde del colapso total y la derrota por parte de Mehmet Alí, una alianza de potencias europeas compuesta por Gran Bretaña, el Imperio austríaco, Prusia y Rusia decidió intervenir en nombre del joven sultán Abdülmecid I.

Convención de Londres[editar]

Por la Convención de Londres, firmada el 15 de julio de 1840, las Grandes Potencias ofrecieron a Mehmet Alí y a sus herederos el control permanente sobre Egipto, Sudán y el Eyalato de Acre, siempre y cuando esos territorios pertenecieran nominalmente como parte del Imperio Otomano. Si no aceptaba la retirada de sus fuerzas dentro de 10 días, perdería la oferta del sur de Siria; si demoraba la aceptación más de 20 días, perdería todo lo que se ofrecía.[2]​ Las potencias europeas acordaron usar todos los medios de persuasión posibles para lograr el acuerdo, pero Mehmet Alí vaciló, creyendo en el apoyo del Reino de Francia.[3]

Posición francesa[editar]

Los franceses bajo el recién formado gabinete del primer ministro Adolphe Thiers buscaron aumentar la influencia francesa en el norte de África después de su conquista de Argelia. Para ello, apoyar la rebelión hasta ahora exitosa de Mehmet Alí parecía adecuada. El contraalmirante Julien Pierre Anne Lalande fue enviado al Mediterráneo para unir sus fuerzas con la flota otomana que había desertado al bando egipcio.[4]

Pero Francia se aisló políticamente cuando las otras grandes potencias respaldaron al sultán ya que Thiers no estaba preparado para llevar al país a una guerra abierta con Gran Bretaña. Francia cambió de lado y se alineó contra Mehmet Alí en octubre de 1840.

Campaña militar[editar]

El HMS Phoenix en el bombardeo de Acre, 1840.

En septiembre de 1840, las potencias europeas pasaron de los medios diplomáticos a la acción militar. Cuando el apoyo francés a Mehmet Alí no se materializó, las fuerzas navales británicas y austriacas en el Mediterráneo oriental se movilizaron contra Siria y Alejandría.[5]

Alejandría era el puerto donde se había retirado la flota otomana que había desertado. Después de que la Royal Navy y la Armada austríaca bloquearan por primera vez la costa del delta del Nilo, se trasladaron al este y bombardearon Sidón y Beirut el 11 de septiembre de 1840. Las fuerzas británicas y austriacas atacaron Acre. Tras el bombardeo de la ciudad y del puerto el 3 de noviembre de 1840, un pequeño destacamento de tropas austriacas, británicas y otomanas, dirigidas personalmente por el comandante de la flota austríaca, el archiduque Friedrich; tomó la ciudadela después de la huida de la guarnición egipcia de Mehmet Alí en Acre.

Resultados a largo plazo[editar]

Después de la rendición de Acre, Mehmet Alí finalmente aceptó los términos de la Convención el 27 de noviembre de 1840. Renunció a sus reclamaciones sobre Creta y el Hijaz y acordó reducir sus fuerzas navales y su ejército permanente a 18.000 hombres, siempre que él y sus descendientes disfrutaran del dominio hereditario sobre Egipto y Sudán, un estatus inaudito para un virrey otomano.[6]​ Los firmanes, emitidos posteriormente por el sultán, confirmaron el gobierno de Mehmet Alí sobre Egipto y el Sudán. Se retiró de Siria, Hijaz, Tierra Santa, Adana y Creta, y devolvió la flota otomana.

Referencias[editar]

  1. Karsh y Karsh, 2001, p. 36-37.
  2. Butler, Geoffrey G.; Maccoby, Simon (2007). The Development of International Law (4.ª edición). p. 440. 
  3. Karsh y Karsh, 2001, p. 38.
  4. Karsh y Karsh, 2001, p. 37.
  5. Wood Jarvis, H. (1956). Pharaoh to Farouk. Londres: John Murray. p. 134. 
  6. Berger, Morroe (1960). Military Elite and Social Change: Egypt Since Napoleon. Princeton, Nueva Jersey: Center for International Studies. p. 11. 

Bibliografía[editar]

  • Karsh, Efraim; Karsh, Inari (2001). Empires of the Sand: The Struggle for Mastery in the Middle East, 1789-1923. Harvard University Press. pp. 36-37. 

Lectura adicional[editar]