Corrubedo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Municipio de Riveira con sus parroquias

Corrubedo es una parroquia del ayuntamiento de Riveira, está situada al norte de Galicia, en la provincia de La Coruña, España.[1]

Parque natural de las Dunas de Corrubedo y lagunas de Carregal y Vixán[editar]

En este pueblo se encuentra un complejo dunar con más de 1 km de largo, 250 m de ancho y 20 m de altura, esta duna de Corrubedo se impone desde la distancia en este parque natural que es el más visitado de toda Galicia, rondando las 300.000 personas al año. El parque natural ocupa cerca 1.000 hectáreas y está formado por las dunas, la playa de Corrubedo y las lagunas de Vixán, de agua dulce, y la de Carregal, de agua salada. Ambas acogen entre juncos y carrizos a las 3.000 aves acuáticas que viven aquí.

El Faro de Corrubedo es otro de los puntos turísticos más importantes de la comarca.

Historia[editar]

En el siglo XVII el pueblo es mencionado en mapas y libros de viajes. Su historia es muy difusa. En el siglo XIX adquiere notoriedad por su actividad pesquera y la instalación de varias fábricas de salazón. Hacia 1930 tenía una población de 2.500 habitantes. Fue mermando hasta hoy por la emigración incesante a otros puertos pesqueros de España: La Coruña, Vigo, Pasajes de San Pedro, Bilbao, Huelva, etc. Se perdieron instituciones básicas como el Pósito de Pescadores y la merma de población hizo del pueblo la parroquia menos poblada del municipio. No obstante, sus marineros y patrones adquirieron renombrado prestigio y alguno de ellos hasta importantes cargos en el ámbito pesquero, como José Díaz Martínez y Francisco Rodríguez Pérez, que en 1983 fueron designados vicepresidentes de la Federación Española de Armadores de Buques de Pesca y dueño este último de una importante flota de bacaladeros con sede en San Sebastian. También fueron armadores destacados José Casáis Vidal, de "Pesqueras Rodríguez, S.A.", con sede en San Sebastián, Juan Vidal Gude, de "Vidal Bocanegra, S.A.", con sede en Huelva o José Diaz Martínez de "Pesmar, S.A.", con sede en La Coruña, entre otros muchos.

Corrubedo también está en posesión de una Medalla Colectiva de Salvamento de Náufragos

El pueblo empezó a despegar a raíz de la creación de la Asociación de Vecinos "As Dunas de Corrubedo", en el año 1979, que aglutinó a la práctica totalidad de los vecinos tanto residentes como ausentes, creándose al efecto un "Boletín Informativo" con una tirada de 800 ejemplares que mantenía a estos últimos plenamente informados de los aconteceres del pueblo.

Esta asociación de vecinos dio un vuelco al abandono secular de la localidad, lográndose hitos tan importantes como la prolongación del rompeolas, obra que dio mayor abrigo al pequeño puerto de la localidad, la construcción de la Casa del Mar con dotación de dispensario médico o la creación misma del Parque Natural de las Dunas de Corrubedo, para cuya consecución dicha asociación vecinal estuvo en permanente movilización, llegándose a celebrar en Corrubedo una Asamblea de Ecologistas llegados desde todos los puntos de España.

Personajes destacados de la vida pública, tanto gallega como nacional, acudieron a Corrubedo a recibir su Pergamino de Socios de Honor de la Asociación As Dunas, destacando la Condesa de Fenosa, Carmela Arias y Díaz de Rábago, la vicepresidenta del Congreso de los Diputados y diputada por la provincia de La Coruña, María Victoria Fernández-España y Fernández-Latorre con su esposo el prestigioso periodista Augusto Assía, los por entonces presidentes de la Xunta de Galicia, Gerardo Fernández Albor, primero, y Manuel Fraga Iribarne, después; los consejeros de Sanidad y de Trabajo, José Mª Hernández Cochón y José Antonio Gil Sotres, respectivamente; el delegado provincial de Presidencia, José Antonio Sangil Noya o el mismo alcalde de Ribeira y después senador, Ricardo Pérez Queiruga. Todos ellos fueron grandes benefactores de la localidad y su constante presencia en el pueblo hizo que la localidad generara un notabilísimo cambio.

Miembro destacado de esta asociación, en su condición de fundador y presidente de la misma durante más de 21 años (1979-2000), fue Francisco Otero Lijó , que con constantes viajes a los centros de poder, sitos en Santiago de Compostela (Xunta de Galicia), La Coruña (Diputación Provincial y delegaciones de la Xunta), Vilagarcía de Arousa y Madrid (sedes provincial y central del Instituto Social de la Marina), y sus notables contactos, junto con unas juntas directivas que le brindaron todo su apoyo, hizo posible que Corrubedo pasara de un anonimato casi total a ser una de las localidades turísticas más visitadas de la costa gallega. A ello ayudó sin duda, su elección como el primer concejal de la localidad que llegó a ser miembro de la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Ribeira, en la legislatura de 1987-1991, en que ejerció como concejal de Cultura y de Medio Ambiente, entre otras múltiples responsabilidades.

Desde hace varios años es un pueblo eminentemente turístico y tras el bum de la construcción se han creado decenas de bloques de apartamentos y chalés adosados que durante los meses de verano están ocupados bien por sus propietarios o en régimen de alquiler de temporada.

Son residentes destacados e ilustres, arquitectos nacionales e internacionales de la talla de Alejandro de la Sota Martínez, fallecido en 1996 y Gran Premio Nacional de Arquitectura en 1963, Medalla de Oro de la ciudad de Pontevedra y Premio Castelao, entre otras numerosas condecoraciones; José Manuel Gallego Jorreto, Premio Nacional de Arquitectura en 1997 y ex delegado provincial de Urbanismo de la Junta de Galicia, casado con la parisina y gran activista social, Jeanne Picard Mahaut, fundadora y presidenta de la ONG Stop Accidentes; Estanislao Pérez Pita,fallecido en 1999 y también Premio Nacional de Arquitectura en 1994; Iago Seara Morales, ex director general de Patrimonio Histórico y Documental de la Junta de Galicia y actualmente profesor de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de La Coruña, Premio COAG de Obra Nueva (1990), Premio de la Asocación Española de Profesionales del Diseño y Premio Internacional Forestalia a la construcción en madera (2001) ; Emilio Fonseca Moretón, arquitecto de la Diputación de Ourense y Premio Europa Nostra 1984, que recibió de manos de la reina Sofía el 23 de mayo de ese año; o el británico David Chipperfield, todo un Caballero de la Orden del Imperio Británico, todos los cuales diseñaron sus propias viviendas de veraneo en Corrubedo. Chipperfield fue el único arquitecto británico seleccionado para diseñar la Tate Modern. Diseñó y consiguió el Premio RIBA en la categoría de Arquitectura para el Ocio y las Artes para su Museo Fluvial y del Remo de Henley-on-Thames, una de sus obras más apreciadas, donde utilizó revestimientos de roble, hormigón y cristal. También disponen de vivienda residencial el escritor y periodista italiano, residente en Cerdeña, Gianni Segre, colaborador habitual de la extinta revista "La Codorniz", donde firmaba como "Gianni Finlandia", quien había llegado al pueblo en 1962 y fallecido en un hospital sardo en agosto de 2014 o la misma Antía Cal Vázquez, ilustre pedagoga, Premio Pedrón de Ouro y Premio Trasalba, viuda del no menos ilustre oftalmólogo Antón Beiras García, tío del político nacionalista gallego Xosé Manuel Beiras. O personajes de la política, como el exconsejero de Economía y Hacienda de la Junta de Galicia durante el Gobierno bipartito, José Ramón Fernández Antonio; o el prestigioso cirujano Francisco Cabrero, uno de los cirujanos que operaron a vida o muerte al mismísimo jefe del Estado Francisco Franco en El Pardo en 1975 y también contamos entre nosotros con uno de los mayores expertos en sistemas bancarios de Europa, quien fue Director General del Banco Popular Español, director general en el Banco de España y consejero financiero de nada menos que el Banco Mundial, en su sede central de Wáshington. Y, como no podía ser menos, con un miembro de la familia reinante Borbón, Daniel Gerbaud Ricoy, nieto de Beatriz de Borbón y Rich y descendiente directo por línea masculina hasta su citada abuela, del mismísimo Rey Carlos IV de España.

Y, por supuesto son corrubedanos no menos distinguidos Caetano Díaz Vidal, primer y único director del ya extinto periódico en gallego "Galicia Hoxe" y hoy director de ediciones digitales del Grupo Correo Gallego; Francisco Ríos Álvarez, subdirector de "La Voz de Galicia" y responsable de edición y cierre de dicho periódico y Manuel Graíño Rodríguez, destacado autor de poemas, con 5 libros poemarios ya publicados.

Referencias[editar]