Corral de Bustos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Corral de Bustos - Ifflinger
Ciudad/Municipio
Monumento corral de bustos.jpg
Plaza 25 de Mayo
Corral de Bustos - Ifflinger ubicada en Provincia de Córdoba (Argentina)
Corral de Bustos - Ifflinger
Corral de Bustos - Ifflinger
Localización de Corral de Bustos - Ifflinger en Provincia de Córdoba (Argentina)
Coordenadas 33°17′00″S 62°12′00″O / -33.28333333, -62.2
Entidad Ciudad/Municipio
 • País Bandera de Argentina Argentina
 • Provincia Bandera de la Provincia de Córdoba Córdoba
 • Departamento Marcos Juárez
Intendente Roberto Pacheco Frente de Todos
Altitud  
 • Media 10 m s. n. m.
Población (2010)  
 • Total 12 000 hab.
Huso horario UTC−3
Código postal X2645
Prefijo telefónico 03468
Sitio web oficial

Corral de Bustos (cuyo nombre oficial es Corral de Bustos-Ifflinger) es una ciudad de Argentina ubicada en el departamento Marcos Juárez, en el sudeste de la provincia de Córdoba, Argentina.

La carta orgánica municipal establece:[1]

Artículo 1) Esta ciudad se designa oficialmente con el nombre de Corral de Bustos-Ifflinger, denominación que deberá utilizarse en los instrumentos públicos. Sin perjuicio de ello, la nominación Corral de Bustos tendrá igual validez jurídica en instrumentos privados.

Historia[editar]

La ciudad de Corral de Bustos se fundó a principios del siglo XX, cuando el alemán Carlos von Ifflinger solicitó el permiso del Gobierno de la Provincia de Córdoba para establecer una ciudad que llevaría su apellido. El gobierno otorgó el permiso el 14 de noviembre de 1901, y ésta es ahora considerada como la fecha de fundación de la ciudad, que en un principio solo cubría lo que hoy es Barrio Ifflinger.

En julio de 1902 se inauguró el servicio de ferrocarril. La estación fue bautizada como "Corral de Bustos" en referencia a un antiguo paraje que en épocas indígenas estaba ubicado al sur de Chañar Ladeado. En ese momento, un funcionario del ferrocarril compró un campo al sur de las vías, en el que comenzó a vender partes del mismo y a abrir calle. Por esos años se inauguraron una escuela, que actualmente lleva el nombre de Hipólito Yrigoyen, la oficina de correos y la policía, así como la Municipalidad en 1919, que funcionó en tres casas en Barrio Ifflinger hasta trasladarse al sector Corral de Bustos, en 1946. En 1911 y 1917 surgieron los clubes actuales, aunque con anterioridad ya existían otros: Club Chacarense, Racing Club, Club Sarmiento, etc.

Llegada la década del 30, y con la asunción de Juan Pérez Crespo a la Intendencia, la localidad comenzaría a cambiar su fisonomía hasta convertirse en lo que es actualmente. En su primera Intendencia, Crespo hizo revocar los frentes de las casas y construir veredas de ladrillos. Construyó el frente gótico y la torre de la iglesia, cuyo frente fue posteriormente modificado. En su segunda intendencia, en el año 1942, Crespo encaró grandes obras que fueron el puntapié inicial para que Corral de Bustos se convierta en ciudad 33 años después. Se comenzó la construcción del matadero, el mercado y poco después el primer natatorio, ubicado en el Parque Municipal. También inició la pavimentación de las calles céntricas convirtiéndose Corral de Bustos en el primer pueblo del sur de Córdoba con calles pavimentadas.

Con la década del 60 llegó el florecimiento de la industria local. "La Suil", "Sadam" y "GERMOR" son algunos nombres de las importantes fábricas que llegaron a exportar sus productos al mercado latinoamericano y europeo. Los talleres de "Suil" aún se encuentran en la entrada oeste de la ciudad, mientras que los de "Sadam" actualmente se han convertido en la sede la VCC Televisión. Y los Talleres de "Germor" son el corralón de la firma Malpassi.

En la década del 70 llegaron los espectáculos y las fiestas. Ejemplos son los carnavales organizados por Sporting Club, llamados "Mascarada", los recitales folklóricos así como los famosos "Folklorama" organizados por el Club Corralense. En 1973 la inauguración del Casino Provincial convirtió a la ciudad en un centro de atracción nocturno para los vecinos y para visitantes de la región, generando un crecimiento en servicios para el entretenimiento, con salones de baile, snacks y hoteles.

En 1975, la provincia de Córdoba otorgó a Corral de Bustos la calidad de ciudad.

Galpon de Maquinas Locomotoras y su personal

Clubes[editar]

Estadio Club Atletico Social Corralense

La localidad cuenta con dos clubes centenarios: Club Corralense y Sporting Club. Ambos poseen disciplinas deportivas como: fútbol masculino, fútbol femenino, tenis, vóley, natación, hockey, gimnasia artística, patín, entre otras. Además, cada uno cuenta con su propia sede social y departamento de ayuda económica.

Tambien con dos clubes de menor mayoría, pero igual de pujantes y que sirven de contención social.

Club Atletico Social Corralense[editar]

El Club Atlético Social Corralense se generó como una necesidad de la comunidad de Corral de Bustos en el año 1911, cuando los sulquis componían el paisaje sobre las calles de tierra y las pelotas eran de trapo. De aquel sueño de uno pocos se formó el primer club del pueblo que se organizó en torno a la práctica de fútbol y a partir de allí fue creciendo con la ambición de convertirse en un referente social auténtico…

Y conoció de gloria, de fiestas, de alegrías, de hazañas, de esperanzas y también sufrió por los malos tiempos, por necesidades, por crisis económicas, pero incansablemente se esforzó por mantener el rumbo con una gran brújula, “su gente”.

Corralense se convirtió con el tiempo en una Institución sólida que le dio a la comunidad que la cobija el orgullo de trascender más allá de sus fronteras. Desde su génesis fue pensado para lograr grandes proyectos, así lo demuestran sus instalaciones, inmensas obras de arquitectura y parquizado que revelan la bonanza de otros tiempos y hacen pensar que mucho de lo imposible puede hacerse realidad.[1]

Sporting Club[editar]

Estadio Sporting Club

Un grupo de visionarios en aquella vieja mesa de café, junto al farmacéutico Héctor Vizcaya, oriundo de Uruguay (país vecino); pronunció el nacimiento de uno de los clubes más importantes tierra adentro.

Nuestra institución, pionera e innovadora como pocas, “Sporting Club”, desde sus comienzos abrazó el amor de Vizcaya por la bandera de su país natal, dejando plasmado el “el celeste” en nuestra historia, presente y futuro.

Así nace “EL CELE”, acompañado del deseo constante de crecer en diferentes aspectos extradeportivos… día a día, año a año.

La cultura, las expresiones artísticas, la educación, el entretenimiento y los servicios sociales son algunas de las tantas actividades que destacamos en nuestro club.

Esta concepción va claramente más allá del deporte. Somos un catalizador de necesidades de la comunidad a la cual respondemos con creces.

Con esta impronta encontramos desafíos permanentes, a veces aciertos y otros desatinos, pero “siempre pidiendo la pelota y con esta al pie”.

Nos gusta usar metáforas futbolísticas, a priori, “EL CELE”, nació para que un puñado de inmigrantes y ferroviarios despuntara el vicio del balompié; y ya hace más de cien años, que es una cantidad con todas las letras, somos reconocidos internacionalmente por nuestros avances en los campos inexplorados más allá de lo deportivo y como referente ineludible en la historia de nuestra ciudad.[2]

24 Horas de Voley[editar]

Evento que se desarrolla en Sporting Club desde 1988, que consiste en invitar a clubes de todo el país y que pases un día entero compitiendo a este deporte. Impulsado desde su comienzo y en cada edición por Luis Aimar.

Bochin Club[editar]

Club de Bochas y Sede social.

Defensores de Ifflinger[editar]

Club que militaba hasta 2013 en la Liga Regional, hoy se desempeña su función social.

Liga Regional Futbol del Sur[editar]

Logo de Liga Regional de Futbol del Sur. Con sede en Corral de Bustos

Liga de Futbol Amateur que año tras año desde hace decadas sigue promocionando el deporte en la ciudad y la regiom, con sede en Corral de Bustos:


Los Clubes actuales son:

  • Sporting Club
  • Club Atletico Corralense
  • San Carlos
  • Sportivo Isla Verde
  • Newbery
  • Unión
  • Club Mitre
  • Juventud Unida Camilo Aldao
  • Boca Camilo Aldao

Cine Teatro Sporting Club[editar]

Cine Sporting Club Corral de Bustos

Sporting Club cuenta con un Cine Teatro vigente desde hace 60 años, por el pasaron y pasan las mejores y mas convocantes obras de teatro del País. Así también como los estrenos nacionales e internacionales de las películas mas taquilleras.

Conocido por ser una parada convocante para Artistas y músicos, aquí una lista de algunos números que pasaron por sus tablas.

Musica:

Adrian Barilari, Angela Leiva, Destino San Javier, Estela Raval y Los 5 latinos, Ivan Noble, Jairo, Juan Carlos Baglietto, Kapanga, Leon Gieco, Lito Vitale, Marcelo Moura, Pedro Aznar, Piti Fernandez, Sergio Denis, Victor Heredia

Teatro:

Bien Argentino, Cacho Buenaventura, Cacho Garay, Carmen Barbieri, Divino Divorcio, Dracula, El Camino a la Meca, El Test, Facundo Arana, Hernan Piquin, Piñon Fijo, Pirulo, Sex, Sol Fijo

Biblioteca Publica Municipal y Popular Dr. Ermes Desio[editar]

Historia[editar]

Biblioteca Publica Municipal y Popular Dr. Ermes Desio

En 1918, se funda La Biblioteca Popular Florentino Ameghino del Club Atlético y Social Corralense, pasando posteriormente, a la Escuela Nacional Nº49 “Provincia de Salta”, para llamarse Asociación de Escuelas y Biblioteca Popular Florentino Ameghino, que obtiene el reconocimiento de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares en 1940.

Simultáneamente el Club Corralense, había fundado otra biblioteca con el nombre de Esteban Echeverría en 1955.

En 1970 el Área de Cultura del Municipio crea la Biblioteca Municipal.

La Biblioteca Pública Municipal y Popular fue creada en 1988 para aunar el material bibliográfico disperso en la localidad fusionando tres bibliotecas existentes: la Biblioteca Popular Florentino Ameghino, en ese momento cerrada al público; la Biblioteca Esteban Echeverría, creada por el Club Atlético y Social Corralense y la Biblioteca Pública Municipal, dependiente del Área de Cultura del Municipio.

En 1996, con la constitución de la Asociación Amigos de la Biblioteca, pasa a denominarse Biblioteca Pública Municipal y Popular de Corral de Bustos Ifflinger.

La Asociación Amigos de la Biblioteca Pública Municipal y Popular fue constituida el 21 de Agosto de 1996, obteniendo la personería Jurídica  Nº 204/”A”/97. Esta Asociación actualmente  administra el patrimonio cultural, edilicio y equipamiento, merced a la Ordenanza Municipal respectiva, que así lo expresa. Se vincula y relaciona con la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (CONABIP) bajo el registro 2321, la Comisión Provincial de Bibliotecas Populares (COPROBIP), y la Federación de bibliotecas Populares de Córdoba (FEBIPO) N° 189.

Imposición de un nombre para la Biblioteca.[editar]

En el año 2012, La Comisión Directiva de la Asociación Amigos de la Biblioteca Pública, Municipal y Popular, en sesión ordinaria por decisión unánime, acordó que dicha biblioteca lleve el nombre de Dr. Ermes Desio. Con este acto se pretende revalorizar a una figura pública, con características destacadas de un modelo de ciudadano que marcó un hito en nuestra comunidad, por otro lado, también hacer que la memoria del Dr. Ermes Desio, perdure a través de la labor diaria de la biblioteca.

Actualmente, ante la modificación del Estatuto, aprobado por Inspección de Sociedades Jurídicas de Córdoba, la Biblioteca se llama: Biblioteca Pública, Municipal y Popular “Dr. Ermes Desio” y la Asociación: Asociación Amigos de la Biblioteca Pública, Municipal y Popular “Dr. Ermes Desio” de Corral de Bustos Ifflinger.

Categoría de Socios.

El nuevo Estatuto establece las siguientes  categorías de Socios: Cadete, Adherente, Activo y Honorario.

Historia de la actividad teatral en Corral de Bustos - Ifflinger[editar]

Desde los albores de su desarrollo como comunidad organizada, cuando su denominación aún no ostentaba su doble apellido, Corral de Bustos Ifflinger tuvo una particularidad poco común, una especial manera de contemplar, generar y proyectar las actividades artísticas.

El teatro, la literatura, las artesanías, la música, la pintura, la fotografía, individual y mancomunadamente, desde las agrupaciones independientes, las instituciones sociales y los estamentos oficiales, fueron capitalizando la creatividad y el sostenido esfuerzo de hombres y mujeres, generando un universo propio y poco frecuente.

La actividad teatral, comienza a gestarse incipientemente y con algún viso de seriedad en la segunda década de vida del pueblo asentado a la vera del Ferrocarril Central Argentino.

Con el correr de los tiempos, los primeros titubeos de los hacedores del arte de las tablas de esta población del sudeste cordobés se van potenciando y generación tras generación de actores, directores, técnicos y autores convierten a esta disciplina en uno de los brazos fundamentales del desarrollo cultural corralense.

Cada década va sumando nuevos acólitos que con su esfuerzo, su dedicación y su capacitación técnico-conceptual, profesionalizan en tal grado una actividad que había nacido probablemente sin tomar en cuenta la trascendencia y la proyección regional, provincial y nacional que cobrarían las producciones teatrales generadas por agrupaciones oficiales y privadas en cada etapa de su desarrollo.

La edición de este segundo libro, que es la continuación de una serie de publicaciones dedicadas a nuestros artistas de todas las disciplinas, es un tácito y actualizado reconocimiento del Gobierno Municipal de Corral de Bustos Ifflinger y de la Asociación Amigos de la Biblioteca Ermes Desio, responsables de la presente edición.

Los primeros balbuceos escénicos[editar]

No existe documentación fehaciente de los inicios de la actividad teatral, pero la transmisión oral nos retrotrae a la década del veinte. En el país eran los tiempos de García Velloso, de Casaux, de Berrutti, de Martínez Paiva, de Florencio Parravicini, de Nicolás Granada y de otros tantos grandes de la escena nacional. Los incipientes pueblos del interior poco acceso tenían al conocimiento de las producciones teatrales.

Sin embargo, algunos textos mediante, traídos quizás por los trenes del Ferrocarril Central Argentino, un tal Nicolás Silva oficiaba de director para algunos montajes donde conformaban el elenco entre otros, Pepe, Carlos y Agustín Esterlizzi y Julia Gimenez de Balbis, mientras Tino Balbis oficiaba de apuntador. A pesar de la falta de registro de los nombres de obras puestas en escena, es de suponer que las apetencias se volcaran hacia obras de corte reidero (sainetes, comedias).

Obra estrenada en Corral de Bustos en 1938

La década de 1930.[editar]

En esta década los intereses se vuelcan más a los dramas costumbristas, mientras se va conformando estructuralmente un grupo que dirigirán, primero Oscar Avila Posse, quien organiza sus ensayos en las horas que le quedan libres después de sus actividades de educador y posteriormente Armando Arana, iniciador también de una revista que circula con el nombre de Olimpia.

Los ensayos se realizaban en el local del Colegio San José, ámbito que posteriormente ocuparía la Cooperativa Agropecuaria.

En la nómina de actores y actrices de esa década se registran Ludovico Zunino, Pepe y Carlos Esterlizzi, Nélida Ferrario, Margarita Fiori, Audelina Vacca, Armando y Magdalena de Arana y dos hombres que mucho tendrían que ver con la permanencia de la actividad teatral en nuestra ciudad: Héctor Mérida y Silverio Aloy.

Entre las obras llevadas a escena por esos anos, se destacan Bendita Seas, Somos Duenos del Mundo y El Viejo Médico.

Companí de comedias Corral de Bustos[editar]

Alrededor de 1940 se funda la Compañía de Comedias Corral de Bustos, que en la década siguiente se fraccionará en dos grupos, el Conjunto Teatral Corral de Bustos y el Conjunto Teatral Renacimiento, fraccionamiento producido por los disímiles intereses en cuanto a estilos teatrales de algunos de sus integrantes

La Compañía de Comedias es dirigida en orden cronológico por Pedro Amondarain, Nilo Ré y Héctor Mérida y se inscriben en su elenco Armando Arana, Magdalena de Arana, Cristina Orlando, Raquel Orlando, Irma Sosa, Silverio Aloy, Clelia Bressán, Nieves Aloy, Ludovico Zunino, Nicolás Opido, Ricardo Anaya, Titina Sagristani, Eugenio Liberato, Luis y Augusto Gasparini, Constancio Balbis, Marcelo Ocampo, Héctor Quevedo, Rosita Francischelli, Carlos Posse, Avelino Vaca, Ignacio Pereira.

Entre las obras llevadas a escena por esa agrupación podemos mencionar ¨Conflicto¨, ¨La última aventura de las senorita Ibánez¨,

¨El pasado vuelve¨ y ¨Cruza¨. Las dos primeras de autoría de Pedro Amondarain, basadas en textos de famosos novelistas.

En la decada del 50, producida la escisión, conviven en el ámbito teatral de la ciudad el Conjunto Corral de Bustos bajo la dirección de Nilo Re y el Renacimiento, liderado por Héctor Mérida.

Los actores y actrices que comparten cartelera en ambos grupos fueron en esos diez años Silverio Aloy, Angela Giordano, Teresita Demo, Titina Sagristani, Mabel Bessone, Clelia Bressán, Eugenio Liberato, Chilín Cappone, Nieves Aloy, Lita Fabro, Elvita Fabro, Hilda Barbero, Augusto Gasparini, Elda Guardamagna, Pico Lamberti, Ludovico Zunino, Ricardo Anaya, ¨Pichina¨Luciani, entre otros. Como apuntadores revistan Tino Balbis, Antonio Pretto y Ramón Godoy.

La Barca sin pescador, Los árboles mueren de pie, Prohibido suicidarse en primavera, Una noche de primavera sin sueño, Pichín el peor del colegio, son algunas de las producciones de esos anos.

"El Puente" obra de 1963 estrenada en Corral de Bustos

La década de 1960[editar]

El Conjunto Teatral Corral de Bustos, que viene realizando sus montajes con la influencia del Dr. Pedro J. Goni en la selección de obras, las que apuntan fundamentalmente a la dramaturgia española de moda en esos años, comienza los años sesenta con un nuevo director, Silverio Roberto Aloy. En su primera etapa reincide en la dramaturgia española, incursionando también en el realismo norteamericano, para luego cerrar el ciclo con algunas producciones dramáticas argentinas.

Chilín Cappone, Eugenio Liberatto, Pico Lamberti, Hilda Barbero, Raquel Savino, Angela Giordano, Beba Chichoni, Lita Fabro, Carlos Chichoni, José Torres, Daniel Nostrala, Orlando Rastelli, Héctor Balbis, Susana Manzutti, Titina Sagristani, Juan José Ferrari, Ana María Omar, Enrique Torres, son algunos de los nombres que registran su paso por las tablas. Al aporte como apuntador de Ramón Godoy, se suman en esta etapa los nombres de Adolfo Del Pratto y Juan Carlos Jachymiak en la realización escenográfica y Raúl Moreno en el transpunte.

Las obras más destacables de la época son Juego  de Ninos, Todos eran mis hijos, Celos del aire, Evasión, El Puente y Jaque a la Reina.

En 1964, por diferencias conceptuales , se separan del Conjunto Teatral Corral de Bustos Daniel Nostrala, Enrique Torres y José Torres y con el aporte de Norma Pellegrino, generan el Movimiento Teatral Independiente, un grupo que se dedica a indagar en la dialéctica dramática y a la práctica con cierta metodología de las acciones físicas. Este grupo de trabajo perdura por dos años, sin haber producido ningún montaje.

El grupo Encuento y el grupo Nova[editar]

Con la organización del Primer Encuentro Regional de Teatro  realizado en el ano 1970, se conforma un grupo que llevará precisamente el nombre de Grupo Encuentro para realizar la puesta en escena de una obra dirigida por Hugo Herrera, elaborada con aditamentos localistas en base al texto de Thorton Wilder adaptado por Herrera y E. Torres, Nuestro Pueblo.

Nuevos enfrentamientos conceptuales ocasionan la desarticulación del Grupo Encuentro y la creación del Grupo Nova, que produce entre 1971 y 1980 montajes como Pluft El Fantasmita, La Mandrágora, Y nosotros qué hacemos?, El bosque petrificado, Los fantasmas de la vida y Sistema.

En la segunda y tercera edición de los Encuentros (1971 - 1972) surgen nuevamente para la elaboración de dos montajes el Grupo Encuentro con la puesta en escena de  El Zoo de Cristal y el Conjunto Teatral Corral de Bustos que ofrece su versión de la obra Jaque a la Reina.

La planta actoral y técnica de los anos setenta la conforman María Teresa Benarroch, José Torres, Francisco Delgado, Enrique Torres, Ricardo Anaya, Juan Lettieri, Gladys Perazzo, Ramón Godoy, Inés Pellizari, Esteban Bolatti, Norberto Moriconi, Silverio Aloy, María Esther Moriconi, Carlos Gregorio, Rampoldi Sutera, Silvia Brussino, Federico Marchisio, entre otros.

La dirección de las obras propuestas en esos anos  estuvo a cargo de  Silverio Aloy, Arturo Uranga, Enrique Torres, Hugo Herrera, Héctor Tealdi y Eugenio Filipelli, respectivamente.

Los Caminantes[editar]

En los primeros meses de 1975, un grupo compuesto por Nicolás Jair, un mimo de extensa trayectoria internacional, Martha Herrera, actriz derivada del grupo Trotea de Arias y Enrique Torres, que se inscribe bajo el nombre de Los Caminantes, produce dos puestas, una para ninos (Sin Ton ni Son) elaborada en base a canciones, pantomimas y teatro y un montaje para adultos pergenado en dos partes: una primera con pantomimas para adultos y la segunda con la puesta en escena de Arturo y Pandora, una versión del cuento George de John A. West.

Este grupo, después de varias funciones en la localidad y en diversos pueblos y ciudades de la región, realiza una gira por el noreste del país (Chaco, Corrientes, Misiones), como prueba piloto de un plan elaborado por Atratea (Asociación de trabajadores del teatro).

El grupo GIT (Grupo Independiente de Teatro)[editar]

En las postrimerías de 1986 comienza a gestarse una nueva agrupación teatral: GIT (Grupo de teatro Independiente) que estrena su primer montaje al ano siguiente y sostendrá su actividad por casi dos décadas.

Se encolumnan en el mismo a través de sus distintas puestas en escenas Inés Pellizari, Esteban Bolatti, Marcos Carnevale,  Alicia Magliano, Kati Priotti, Clemar Murphy, Lita Bressán, Carmen Bressán, Marcelo Godoy, Silverio Aloy, Roque Cáceres, Elizabeth Carpi, Damián Torres, Ulises Gerardo, Javier Torres, Elena Leiva, Nicolás Jaír,  Marcelo Bolatti y César Bolatti,  componiendo su planta actoral y técnica, y Enrique Torres en la dirección.

Entre la gran cantidad de obras llevadas a escena por este grupo podemos mencionar: Papá Querido de A. Bortnik, Raíces de A. Wesker, Los Hermanos Queridos de Gorostiza, Chúmbale de O. Viale, El Destete de R. Halac, El Reloj de Olga Corral, Espantosa de Cuzzani, El anónimo de Inés Tombetta, Pluft el Fantasmita de M.C.Machado, La empresa perdona un momento de locura de R. Santana, El mundo vendrá deE. Rovner, Viaje a Bahía Blanca, Si tengo suerte, de A. Bortnik Antes del desayuno de Eugene O´Neill, Coronación de Perinelli, con el aporte en algunas de ellas de teatreros de la región.

Se destaca además en esos anos el montaje de la obra Dos por dos son seis de G. Balla, con la actuación de Marcos Carnevale y la dirección de Enrique Torres.

La comedia Regional[editar]

En Febrero de 1991 estrenaba su primera puesta en escena un grupo que también sentaría precedentes en el país, ya que no se registraba hasta la fecha un intento de esa naturaleza: La Comedia Regional.

Esta agrupación pondría en escena seis montajes: Suenos de Náufrago de E. Rovner, El Animador de R. Santana, Cuidado que están los chicos de Acquis y Baroni, En nombre de... de A. Castillo y E. Torres, Ruido de Rotas Cadenas de R. Halac y La Moto de Clemar Murphy.

Con la dirección del titular del GIT, se registran en la planta actoral y técnica para las distintas puestas Amanda Dutto, Daniel Quaglia y Claudio Soricetti (de Justiniano Posse), Estela Cabrera y Ramón Cabrera (de Laborde), Oscar Giuliano (Los Quirquinchos), Clemar Murphy, Lita Bressán, Marcelo Godoy (C. de Bustos), Mónica Dellacroce y Silvia Cerón ( Camilo Aldao), Luis Lucaioli (Inriville), Yenni Cruz de Monte Maíz y Patricio D´Angelo de Arias.

La constante proyección del teatro en Corral de Bustos - Ifflinger[editar]

El teatro local al par de una intensa actividad en el ámbito de la ciudad, se  fue proyectando a través de los anos hacia otras latitudes dentro de la región. Ya en 1973 el director del Grupo Nova es convocado a Córdoba para participar como ayudante de dirección en dos puestas  en  escena de La  Comedia  Cordobesa que hasta 1974  dirige Hugo Herrera: Barranca Abajo de Florencio Sánchez y Los Papeles del Infierno de Enrique Buenaventura.

En  Camilo Aldao en la década del 70 y el 80 en el Colegio Sagrado Corazón, fueron montadas obras como Giácomo de Discépolo y la pieza para adolescentes Y nosotros qué hacemos de E. Torres. A principios de 1980 esta obra fue también montada en el Instituto Secundario de Guatimozín. Anteriormente, Venado Tuerto pone en escena con el Grupo Atelana, Raíces de Wesker. Todas estas puestas con dirección de Torres.

En 1986  el Grupo Praxis de Laborde convoca a este director para una  serie de montajes, produciéndose en consecuencia las puestas en escena de diversas obras: Pluft el Fantasmita de María Clara Machado, El Duende de la Música del propio director, Cuento de Navidad de Betti, El palo de Luz de Oscar Grillo, La Espera trágica de Pavlovski, Giácomo de Discépolo, Pasaje por el Limbo y Mi suegra está loca, entre otras.

En los primeros anos de esta década, el Grupo Despertares de Justiniano Posse inicia un trabajo similar al de Laborde y se elaboran las puestas en escena de La Bolsa de Agua Caliente de Somigliana, Las Anforas de autor anónimo, Deliciosa y Espantosa, ambas de Agustín Cuzzani y El Duende de la Música, dirigidas por Torres.

También el teatro corralense se proyecta a Chañar Ladeado en estos últimos anos, para el montaje de la obra para niños Vamos a Encender el Sol con el grupo Arco Iris.

Por esos anos revista como director del Grupo Libertablas de Camilo Aldao  Clemar Murphy, quien lleva realizado con ese elenco una serie de montajes, sosteniendo la actividad hasta nuestros días,  en tanto la titular del Taller Infanto Juvenil Lita Bressán extiende sus actividades a la localidad de Laborde y posteriormente a O´Higgins.

Desde los inicios  (en las postrimerías de los ochenta)  de los Encuentros de Teatro Provinciales y del Centro del País que se realizan en Embalse, Corral de Bustos, además de participar con sus montajes, es miembro integrante de la Comisión Organizadora de los mismos durante diez anos.

El desplazamiento de las puestas en escena generadas por el teatro de nuestra ciudad en el ámbito local o en otras poblaciones,  ha llegado hasta lugares tan diversos como Tucumán, Córdoba, Rosario, Santa Fe, los Encuentros Regionales e Interprovinciales de Teodelina, Jovita, Santa Rosa del Río Primero, Los Quirquinchos, Chañar Ladeado,Villa Giardino, Encuentro Latinoamericano de Teatro en Córdoba, entre otros.

Los autores[editar]

Entre 1940 y 1950 se registra en el ámbito teatral corralense el nombre de un autor apegado a la adaptación de obras de la literatura clásica de suspenso, Pedro Amondarain.

Precisamente de su incursión en la dramaturgia son dos de las obras montadas por el Conjunto Teatral Corral de Bustos: Conflicto y La Ultima Aventura de la Srta. Ibánez.

En 1971 Enrique Torres pone en escena su segundo intento como dramaturgo: Y Nosotros que hacemos. El primer escrito teatral de su producción fue Juicio en el Corral (1969). Posteriormente escribiría: Sistema, una versión del cuento George de J.A.West; La Ultima Puerta, un drama campesino; Púrpura Púrpura (diálogo teatralizado),  El Duende de la Música , Vamos a Encender el Sol y El Mundo se ha puesto gris (obras para niños), El Albergue y una remozada ¨Y nosotros que hacemos¨ (ambas para adolescentes) y el unipersonal  Historia del Pedro, El Luis y La Isolina.

Sus dos últimas obras editadas en el año 2021 son El Conventillo de Don Pacheco (Sainete)  y Púrpura Púrpura (Cónclave confesional de cuatro desordenados)

En su producción como autor se inscriben además varias obras cortas para adolescentes.

En los años 90 se suman a la producción dramática local Inés Tombetta con una pieza para adultos, El Anónimo y sus piezas para adolescentes: Así no, Argentina y Juicio Gramatical y el actor y director Clemar Murphy que produce varias obras de teatro breve, entre las que se destaca La Moto, que fuera llevada a formato de video con dirección de Enrique Torres  y se hiciera acreedora al premio Acorca de los canales de cable cordobeses.

Lita Bressán editará  Desde el Dolor, un compendio de monólogos de su autoría.

Desde los primeros anos del siglo XXI se suma al cónclave de autores teatrales Patricia Calcagno con una serie de obras generada para El Taller Municipal de Teatro que conduce con Natalia Calógero.

Algunas obras de los autores de nuestra ciudad han sido representadas por grupos de diversas latitudes dentro del ámbito nacional y en ocasiones algunas de ellas en países latinoamericanos, figurando además en el listado de una cantidad nada despreciable de Bibliotecas del país y  de distintas partes del mundo.

El teatro de títeres[editar]

El Teatro de Títeres cumplió  una importante  función  en el ámbito artístico de Corral de Bustos-Ifflinger por casi dos décadas.

Inspirado en el titiritero Eduardo Di Mauro se conformó en 1970 en el seno de la Dirección Municipal de Cultura el Teatro El Lucero, donde se desempenaron Lita Bressán, Mercedes Pellegrino y Maite Fernandez, quienes  ejerciendo el manejo de los muñecos construídos por Noemí de Dolce , Noemí de Chesta, Mary de Izurzu y Juan Carlos Jachymiak. Miguel Depetris oficiaba de técnico en luces y sonido.

Algunos años después  se haría cargo del mismo José Carlos Morán (tempranamente fallecido), que desempeñó su actividad como  instructor, cursillista y titiritero hasta fines de 1994 y como generador de dos encuentros regionales del arte de los muñecos en la década del ochenta.

Película "El Pozo y el Péndulo"

El teatro y la producción de películas y audiovisuales[editar]

En la década del 70 y en los primeros anos de la década del 80 se realizaron en la ciudad una serie de películas y audiovisuales de

diversa factura.

Con el concurso de Arturo Uranga como director,  después de dos fallidos intentos se produjo en esos años un largometraje en Super 8, ¨El Wendigo¨, basado en el cuento del mismo nombre de Algernon Blackwood, con la actuación de Antonio Cappone, Enrique Torres y Daniel Ferini (este último de Isla Verde).

Este  material se encontraba en los archivos de  Uranga en Río de Janeiro, al igual que las tomas de dos películas nunca finalizadas por lavatares económicos: El Pozo y El Péndulo y Flores para Emily.

Posteriormente, Esteban Bolatti y Enrique Torres filmarían también en Super  8 dos cortos comerciales para empresas de la localidad y tres promocionales, dedicados a la Escuela Técnica, Sporting Club y la Coronación de la Vírgen de la Merced.

En lo referente a producciones de audiovisuales, una asociación integrada por Bolatti, Torres y Amadori (un fotógrafo que recaló unos anos en la ciudad para luego retornar a Chañar Ladeado) que se conformó con el nombre de ALFA, Producciones Audiovisuales, realizó durante aproximadamente un ano el montaje de audiovisuales comerciales y artísticos para ser proyectados en los dos cines existentes en esos momentos: Sporting y Corralense.

A  mediados de los 80 el Grupo Alfa sería el encargado de elaborar en estudios propios y luego poner al aire por Canal 6 el  primer programa de análisis político, social, deportivo  y cultural producido en la ciudad, que se emitió por muy  poco tiempo en horarios centrales del Canal, bajo el nombre de Tiempo de Respuestas, que recibiría el premio Acorca otorgado por la Asociación de Cables Cordobeses.

Un hecho inusual conmueve gratamente a la localidad en las postrimerías  de marzo de 1986. El 24 de ese mes arriban a Corral de Bustos Héctor Tealdi y René Mugica, para preparar el terreno de las

primeras escenas de una producción que se rodará como homenaje a la epopeya protagonizada por los campesinos arrendatarios de Alcorta en el año 1912.

Tres días después, un grupo de actores y técnicos entre los que se destaca Pepe Soriano llegan a la ciudad para comenzar el rodaje que tendrá como escenarios el campo de Eugenio Liberatto y un sector de la estancia Larrastegui.

Durante las dos jornadas de filmación, que luego está prevista continuar en la localidad santafesina donde ocurrieron los hechos históricos, son convocados para participar en secuencias actorales y en asistencia técnica Esteban Bolatti, Enrique Torres, Agustín González, Gilberto Sosa, Néstor Argüello, Héctor Di Marco y Juan Lettieri que tendrá a su cargo la asesoría de costumbres y campos.

El proyecto naufraga en momentos que el equipo se encontraba rodando escenas en Alcorta, debido a los problemas económicos de la época.

Otra película, esta vez en formato video es filmada en  1997, con el aporte técnico de Canal 6: La Moto, basada en una obra de teatro de Clemar Murphy, con el concurso de integrantes de La Comedia Regional y el Grupo GIT  y dirigida por Enrique Torres. La misma recibe el premio Acorca a la mejor producción de ficción en su categoría de ese año.

La adquisición de nuevo material técnico en el año 2005,  por parte de Corral de Bustos Televisión, abre otra compuerta a las posibilidades de continuar con las propuestas fílmicas.

El cineasta argentino Marcos Carnevale convoca en 1997 a Enrique Torres para participar con un personaje en su película Noche de Ronda y en el ano 2015 hace lo propio con  Damián Torres para su aporte actoral y musical en uno de los tramos del film El Espejo De Los otros.

Los talleres de Teatro[editar]

En los primeros anos de la década del ´80, ingresa una nueva actividad en el caleidoscopio artístico del area oficial de cultura de Corral de Bustos: Los Talleres de Teatro, que en sus comienzos inscriben en sus prácticas ninos y adolescentes.

Poco a poco los mismos van cobrando presencia y permanencia y en los anos noventa, con la coordinación de Lita Bressán, amplían su espectro y a las puestas surgidas de las prácticas técnico conceptuales se van sumando montajes de obras de autores locales y nacionales. Cuando Lita Bressán abandona la coordinación de los Talleres, el área infantil de los mismos será coordinada sucesivamente por María José Alanis, Valeria Pereira y Belén Vila, hasta entrada la década del 2010.

En el ano 2008, dos actrices con experiencia abrevada en la ciudad de Rosario, regresan a su ciudad natal y se hacen cargo de la Coordinación del Taller Municipal de Teatro: Patricia Calcagno y Natalia Calógero, en las áreas de jóvenes y adultos, mientras que el área infantil funciona esporádicamente, hasta que en el ano 2018, Gustavo Alvarez, un teatrero de Venado Tuerto que se aposenta en la localidad se hace

cargo de la coordinación.

Paralelamente a los Talleres Municipales se va instalando esta modalidad artística en los establecimientos educacionales, donde por varios anos se destaca Inés Tombetta, docente teatral y escritora y posteriormente, en el nuevo siglo, Natalia Calógero y Patricia Calcagno.

Obra de Teatro "El velorio de la Azafata"

La actividad teatral en el siglo XXI[editar]

Los primeros anos del nuevo siglo encuentran al Grupo GIT y a La Comedia Regional recorriendo una extensa región del país con algunas de sus últimas puestas elaboradas a fines de 1990 y marcando territorio en varias oportunidades en asociación con el Grupo El Libertablas de Camilo Aldao que conduce Clemar Murphy.

Entre 2000 y 2006 con Dirección de Enrique Torres se elaboran dos montajes a cargo de La Comedia Regional (Ruido de Rotas Cadenas de Ricardo Halac) y del GIT ( El Patio de Atrás de Carlos Gorostiza).

En esos primeros anos del 2001 Miguel Berrocal presenta la obra La Increíble y Tormentosa vida del Bonifacio Estrella y la Familia Solores, quien será convocado poco después por Clemar Murphy para la puesta en escena de El Acompañamiento de Gorostiza.

Después se producirán una seguidilla de montajes: La Historia del Pedro, el Luis y la Isolina con la participación de Graciela Gasparini del Libertablas, Vamos a Encender el Sol y El Duende de la Música por el Grupo Pará Que Estoy Actuando,  con dirección de P. Calcagno y N. Calógero y La Bolsa de Agua Caliente de Somigliana, Decir Sí de Griselda Gambaro, En Nombre de... de A. Castillo,  Espantosa de A. Cuzzani, El Veneno del Teatro de Rudolf Sirera y El Velorio de la Azafata de Eduardo Bonafede, con dirección de Enrique Torres, además de las propuestas escénicas del Taller Municipal de Teatro.

En el ano 2019 Gustavo Alvarez con el auspicio de los municipios de Cavanagh y Corral de Bustos organiza el Primer Festival de Teatro.

Historia de la Musica Local[editar]

Mural callejero

Al igual que las otras actividades artísticas, la música se entronca con la historia primigenia de la población.

Los albores de la música corralense.[editar]

Registros de periódicos y la tradición oral nos permiten encontrarnos con una primera formación orquestal típica que se denominó "Charmi" y un dúo que integraban Ramón Basualdo en violín (quien luego se convertiría en bandoneonista) y Luis Fernández en bandoneón, director a su vez de la "Orquesta Típica Fernández".

También son de destacar en las primeras décadas de la población el pianista Abel Pizzicatti, emigrado a la ciudad de Rosario, los violinistas Singer y Esteban Genis, el guitarrista Nicolás Silva y el bandoneonista Guillermo Ledesma, un intuitivo ejecutante de tango y folklore.

En los carnavales de 1935 surge por breve tiempo una formación llamada "Los Caídos de Marte".

En la década del 40 cobra fama una orquesta dedicada al tango, el jazz y la música característica que porta  el singular nombre de "Orquesta Argentina".  Enzo Bossio (pianista) y Ramón Basualdo son sus directores y se integra a través de los años con Juan Bianchi, Atilio Costa, Ivo Pirotto, Alejandro Velazco, Rogelio Zunino (bandoneones), Oscar Monti, Taglialeña, Molina, Paz y el Pato Genis en violines, Felix Bertonazzi como contrabajista, Rogelio Giusti, Mario Volpatto, Raúl Giusti, Rogelio Cañette (vocalistas), Tita Cappelleti, Cristina Menna, Rita Alvado (piano),  Juan Monti y Espósito (en vientos), Bolatti en acordeón y Antonio Lorenzi en batería, entre otros que pasaron por sus filas.

Como escisión de la "Orquesta Argentina" surge la "Orquesta Característica Continental", que integran "Cabito" Giusti en contrabajo, P. Esterlizzi  y Omar Bolatti en acordeón, Antonio Lorenzi  en batería, Cristina Menna  en piano, Chirino Nadali  y Domingo Minetti en bandoneón y Luis Molina en violín, entre otros ejecutantes,  llevando como vocalistas a Rogelio Cañette y "Chulo" Cabrera.

Paralelamente se conforma la orquesta "Boedo" que comandan Costa y Bianchi, con Juan Fontana en contrabajo, los fueyes de Zunino y Velazco y "El Pato" Genis en el violín. En tanto, Edmundo Tiezzi hace de las suyas con el acordeón.

Rogelio Zunino conforma en los inicios del 50 "Los Ases del Tango”, que transita hasta la década de 1990 y cuenta entre sus mayores orgullos, haber compartido escenario con  los bandoneonistas Ramón Basualdo, Antonio Ríos y Fernando Tell en las noches espectaculares de los Expo Carnavales de Sporting Club.

Mural Callejero

Explosión folclórica.[editar]

Quizás hayan existido en los inicios musicales de Corral de Bustos-Ifflinger, folkloristas que individualmente o como trashumantes del canto popular hayan registrado su paso por la localidad, pero los primeros y de más extensa trayectoria que conformaron un grupo, que perduró por casi veinte años, fueron "Los Mañaneros”, integrado por "El  Negro” Gómez, "El Negro” Giusti y Rogelio "Nito” Giusti. En las postrimerías de los cincuenta y comienzo de los sesenta, el folklore experimentaría una revitalización a lo largo y a lo ancho del país, a la cual nuestra localidad no estuvo ajena. "Los Trovadores del Valle”, fue uno de los grupos de esos años, integrado alternadamente por Orlando Lalla, Hugo Ponce, Rogelio Giusti, Enrique Torres, Daniel García y Pilo Toranza. Al culminar su ciclo, tres de sus integrantes (Lalla, Torres, Ponce) conforman por poco tiempo "Los Tres del Sur”.

"Los Suma Purinki”, otro grupo dedicado al folklore desarrolló su actividad  hasta que culminó la etapa folklórica de esa década. Eran sus integrantes Daniel García, José Torres, Chilín Cappone, Daniel Nostrala y Walter Fornaso.

Los Barbaros

Nueva música.[editar]

Se produce un breve impasse, hasta que comienzan a surgir nuevos valores musicales. Se destaca en este periodo "El Trío Esperanza” y "Los Bombos Gauchos” que participan en los Festivales del Bochin Club, y los primeros pasos de quien luego sería un referente del folklore nacional, "Ica Novo”.

Mónica Nina y Juan José Giorlando se unirán en 1986 para conformar un dúo que se extendería hasta el comienzo del nuevo siglo. Paralelamente a ellos crece otro cultor de la música nativa, Daniel Genesio, y un dúo integrado por Hugo Recabarren y Daniel Farías que suman a Roberto Machado para convertirse en el "Trío América” donde luego revistará un arpista paraguayo, Leo Bogado.

Clemar Murphy también suma un importante aporte a la música folklórica de la población por esos años.

Por los años 60, la orquesta "Los Explosivos” sentó presencia en los bailes de una vasta zona. La integraban Héctor Gabellini en piano, Artemio Gusella en saxo, Daniel González en clarinete, Pablo Yedro y Oscar Gabellini en trompeta, Cappone y Defendi compartiendo la percusión, y el tecladista  Rodolfo Villarreal. También transitó, por la misma, Daniel García como guitarrista.

Tiempo después hace su aparición "Plataforma Uno”, un conjunto de envergadura regional, conducido por Hugo Ponce. La "Jazz Dayton”, convertida luego en "Os Panteiras du Catre”, también hizo de las suyas durante años, participando incluso en los expo carnavales de los 70. José Jachymiak en batería, S. Berolo de Chañar Ladeado y un vocalista de esa misma localidad, Luis Crissi acordeonista  y director del grupo y en ocasiones Héctor Gabellini y otros músicos de paso, fueron sus integrantes.

A mediados  de los años 80 se conforma "El Quinteto Contemporáneo de Tango”, donde revistan el Chuno Costa en bandoneón, Héctor Gabellini en piano, Artemio Gusella en saxo tenor, Rubén Terré en percusión y Enrique Torres en contrabajo.

Un tiempo antes se había conformado una agrupación de jazz con la participación de Alfredo Náger en saxo alto, Rubén Terré en percusión, Héctor Gabellini en piano y Enrique Torres en contrabajo. El Cuarteto de Jazz tendría su última actuación en un recital en Sporting Club, donde  se destacó en el piano Germán Náger y se produjo la presentación en público de Jenny Náger.

Paralelamente se conforman dos agrupaciones de corta trayectoria: el "Grupo Nueva Música”, con Rubén Terré, Héctor Gabellini, A. Gusella, E. Torres y José Torres (guitarra), dedicado  a  la música clásica y el tango, y "La Orquesta Municipal de Jazz”  integrada por Pablo Yedro en trompeta, Abel Ferrari y A. Gusella en saxos tenor, Luis Jaca en saxo alto, Rubén Terré en percusión, Héctor Gabellini en piano y E. Torres, este último reemplazado luego por Pachocha Malpassi en bajo eléctrico.

En los últimos años del siglo XX surgen otros folkloristas que se sostiene  hasta la actualidad como "Los Hermanos Guevara”, Osvaldo González  y "Cachito” Bustamante.

En el nuevo siglo hace su aparición en el espectro folklórico local "Santo y Seña”, una agrupación con renovados conceptos que integran Arnaldo Vannay, Javier Torres, Miguel Bernasconi y Germán Viano y Kuska, integrada por Maximiliano Bravo y Analía Viana (de Entre Ríos).

Carpe Diem en el bar local "La Luna"

La llegada del rock a Corral de Bustos Ifflinger.[editar]

En los años 90 se produce una fuerte presencia del rock. El primer intento orgánico  lo  produce "Corte Americano”, integrado por  Damián Torres, Franco Turrini, Laureano Torres y  los hermanos Lozano. Escindido el grupo, se conforma una nueva banda con el nombre de ” SuPerversión” que integran L. Torres, D. Torres y  F. Turrini.

Poco después hacen su entrada "Carpe Diem” (convertida luego en "Sairus Conn”), que conforman con  guitarra, bajo y batería: "Chino” Bello, Mariano Torres y Javier Torres; y "Wild Pindong” integrada por Arnaldo Vannay, Lucas Terissi y Juan Pablo Vitanzi (Guitarra, bajo y batería).

Mega Recital 1 (1995) precursor de los festivales actuales

Corral Rock[editar]

Festival de Rock local, que desde el 2001 se realiza ininterrumpidamente, cambiando de locación según ocasión y magnitud.

Sirve de piso y muestra para jóvenes locales y regionales de todas las edades, primero impulsado por un grupo de jovenes y desde el 2005 cuenta con la organización de los maestros de la Escuela de Música Municipal.

En el 2021, como motivo de los 20 años, Dylan Lana escribió, dirigió y edito un documental en su referencia, contextualizando los inicios del rock local en los 70's y su derivación en el Festival. [3]

Bandas y Coros[editar]

Las bandas de música cubren también una parte importante en la historia cultural de la ciudad. Sus comienzos se registran en una banda conformada en los años 20, otra dirigida por el maestro Madera que se insertó en la década del 40 y en los años 60 la dirigida por el  Maestro Perossa.

En 1980 se conforma la "Banda Municipal de Música” que se sostiene hasta el año 2005, con tres directores sucesivos, hasta que el gobierno municipal decide la creación de la "Escuela Municipal de Música”.

Desde la Escuela se genera una importante actividad musical, que posibilitará el nacimiento de nuevas bandas, tales como "Después del Error”, "La sombra del Mago”, "Veneno”, "D.N.I.”, "Por Teléfono” y "Fulano de Tal”, entre otras, mientras se promueven nuevas formaciones con alumnos surgidos de ese centro educativo.

Actividad de los coros.[editar]

En lo que hace a las agrupaciones polifónicas, varios coros se inscriben en la historia artística de Corral de Bustos-Ifflinger. Un Coro Polifónico dirigido por Enzo Bossio a mediados del  siglo XX, el primer Coro Municipal dirigido por Gladys Broda de Rey en los años 70  y el Octeto Coral que condujo por esa época Héctor Gabellini.

En 1986 se vuelve a insertar una nueva agrupación dirigida también por Héctor Gabellini hasta 1989. Desde esa fecha hasta nuestros días, el Coro Estable Municipal está conducido por Mario Zeppa.

Recolectando Memorias[editar]

Ex-estación de trenes

En el año 2013, nuestra Municipalidad participó en el Proyecto “Jóvenes en acción”, impulsado por la Comunidad Europea. Se formó un equipo de trabajo para realizar una investigación social y un documental.

En el 2014, se presentó el documental audiovisual bajo el título “Recolectando Memorias”.

Este documental fue impulsado por el proyecto internacional de la Unión Europea, el cual fue posible gracias al vínculo con nuestra hermanada ciudad italiana de Bra.[4]

El Chasqui[editar]

Historia.[editar]

En el mes de marzo de 1986 aparecía el número 1 del periódico mensual “El Chasqui de los corrales de Bustos”, un emprendimiento periodístico de Enrique Torres.

En su edición Nº 288, así se refería su director-editor a ese cuarto de siglo de vida periodística: “Cambios más, cambios menos, con achique de tamaño, de tabloide a oficio; sin aflojar, tratando de mantener nuestro objetivo primordial y apostando a una difusión desapasionada, coherente y constante de las realizaciones positivas que se van pariendo en nuestra sociedad, hemos transitado esos primeros veinticinco años y comenzamos a caminar por el sendero de los veintiséis”.

Es importante recordar que este periódico viene de anteriores experiencias abortadas (Imparcial, Comentario, Páginas segunda época, y nuevamente Imparcial), que no lograron hacer aflojar a sus creadores en esta nueva oportunidad.

El Primer Número.[editar]

El primer número, tamaño tabloide, impreso en la reconocida Imprenta NIS de Córdoba, donde la amistad de sus dueños les permitió acceder durante varios años a ediciones similares y a un bajo costo, destacaba en la parte central de su portada los cincuenta años con el teatro de Silverio Aloy y en tamaños de importancia se refería a los 75 años del C. A. S. Corralense, a la personería jurídica del INED, a la demora en la construcción del nuevo edificio de Correos y a los dos primeros números de una publicación del Centro de Investigaciones Históricas de su ciudad.

También en sus laterales prometían que en las páginas interiores se iban a referir al Cometa Halley, además de insertar informes, notas, cuentos y  un análisis sobre los problemas de los cortes de luz en un artículo titulado “Epec, Pido Luz para mis Ojos”.

Ya en su interior esta primera edición insertaba un artículo acerca de las enfermedades parasitarias, otro referido a la fiebre hemorrágica, un escrito referido a la autonomía de las municipalidades y recordaba al fallecido Eliseo “Chirino” Leone, empresario y alguna vez presidente de Sporting Club.

Ordenanzas e informaciones municipales, del hogar escuela y del hospital regional.

Una gacetilla referida al alumbrado público y a las obras de pavimentación, compartieron espacio con la noticia de la puesta en marcha de una antena repetidora de televisión que nunca funcionó como debía hacerlo, dadas las expectativas creadas en torno a ella. También introdujeron en el número uno estampas para el recuerdo, con dibujos del artista Roberto Quiroz y versos del Dr. Ermes Desio, recomendaciones de los últimos libros disponibles en la biblioteca municipal, un comentario de las actividades de la banda y escuela de música, del taller de artes plásticas y un recuerdo de los primeros canillitas de nuestro pueblo. Destacan también el envío de un cuadro de Juan Carlos Jachymiak al Papa Juan Pablo II, la conformación de una nueva agrupación dedicada a la investigación OVNI (EXO) y de un álbum de canciones de músicos y autores locales.Completaron la edición el cuento “Un Sol Naranja” del editor de El Chasqui y dos viñetas cómicas que inaugurarían un periplo de varios números.

Biografía del Director.[editar]

Enrique Torres se inicia en 1969 la actividad periodística con algunos artículos publicados en el periódico Páginas de Corral de Bustos.En 1970 edita con un grupo de personas de la ciudad y en calidad de director Imparcial, órgano periodístico quincenal. En ese mismo año produce la revista “EXO”, la primera revista de investigación OVNI y anticipación de grupos de investigadores privados del interior del país. Posteriormente edita el Periódico Páginas conjuntamente con Edel C. Ciardiello. A fines de los 70 y a principios de la década del 80 edita nuevamente “Imparcial” y luego “Comentario”, dos periódicos de corta duración. En 1984 inicia un nuevo periódico, mensual, que perdura hasta la fecha, con el nombre de “El Chasqui de los Corrales de Bustos”. También produce en los años 90 la Revista “Culturarte”, órgano de difusión del Consejo Regional de Cultura del Sudeste. Edita asimismo publicaciones históricas, tales como “Cuadernos de Corral de Bustos”, “Las Historias de Corral de Bustos” y “Apuntes para Conocernos Mejor”, conjuntamente con la Secretaría Municipal de Cultura y el Centro de Estudios Históricos. Además fue responsable de la publicación de los Encuentros Provinciales de Teatro de Embalse durante diez ediciones. Es uno de los iniciadores de la radiofonía de Corral de Bustos-Ifflinger. Fue integrante del equipo periodístico del primer programa socio-cultural televisivo (Tiempo de Respuestas) de Corral de Bustos y del equipo de Match 1 Producciones para la transmisión de competencias automovilísticas en circuito de Limitada Cordobesa y Limitada Santafesina.

Palabras del Director.[editar]

Enrique Torres. Ex-secretario de Cultura y creador de El Chaqui

Quienes forman parte de este medio dicen respecto al trabajo arduo de estos años: “Y bueno… aquí estamos festejando interiormente, sin alharacas y con algún café y algún inevitable faso con nuestros sempiternos amigos, estas abultadas dos décadas y media de pretender hacernos los periodistas o informadores, como se quiera llamar. Agregan que: “Muy extensos serían los agradecimientos si esgrimiéramos todos los que en verdad hacen al merecimiento de quienes nos apoyaron en esta proverbial manía de entintar papeles. Y doble el agradecimiento para quienes nos prestaron sus espaldas, considerando que nuestras mayores pretensiones estuvieron focalizadas primordialmente a la promoción y proyección de las acciones socio-culturales en serio, tan poco tenidas en cuenta en muchos casos, o en tantos otros malhabidamente consideradas en los medios masivos de información (salvo honrosas excepciones que las hay).

Con esto el director intenta expresar que la afición periodística de quienes hacen el periódico no vende. Por eso, aclara que quienes soportan sus embates de requerimientos publicitarios, saben a conciencia que, no saben que están recibiendo en la misma medida que aportan. En todo caso afirma que están contribuyendo a promocionar las producciones espirituales e intelectuales de muchos niños, jóvenes y no tan jóvenes que consideran con justicia que la vida no pasa excluyentemente por las necesidades primarias y las apetencias materiales. Enrique Torres cuenta que sin dudar en estos veinticinco, camino a los veintiséis años, ha recibido cachetazos y salivazos, especialmente de los que disfrutan con las informaciones que destilan sangre y veneno. Las diatribas de variados pelos y marcas nunca los preocuparon. Sí, dice el director, las críticas constructivas, que siempre son escasas a las cuales, aunque no se crea, hemos tenido muchas veces en cuenta, asumiéndolas, digiriéndolas y poniendo en práctica en algún momento algunas de esas sugerencias bien habidas. En resumidas cuentas, el creador del periódico concluye diciendo: “Nos bancamos todos estos años más allá de las zozobras económicas o del empuje anímico necesario, aferrándonos a las realidades positivas.

Con el aporte de sus anunciantes, que más que anunciantes son colaboradores para Enrique Torres, ya sean de organismos oficiales o de empresas privadas, y el aporte de quienes espontáneamente se han ofrecido para arrimarles algún material de información, literario o de análisis, esperan continuar en este oficio hasta que las velas no ardan. Y para terminar nos dice que esperan que las velas no tengan el pabilo corto.[5]

Corralenses Destacados[editar]

Deporte[editar]

Futbol[editar]

Tenis[editar]

Natación[editar]

Cultura[editar]

Economía[editar]

Casino de la ciudad de Corral de bustos-Ifflinger.
Casino de la ciudad de Corral de Bustos.

La producción agrícola ganadera es la principal fuente económica. Con un predominio de cultivos sobre ganadería, y especialmente producción de soja, maíz, trigo, sorgo granífero, girasol y alfalfa.

En la cría de vacunos ocupan un lugar importante las razas para la obtención de carne y leche.

En menor escala, existen establecimientos dedicados a ovinos y porcinos, y a la crianza de aves de corral para consumo.

La ciudad presenta un variado y amplio listado de rubros comerciales: ventas de artículos del hogar, supermercados, indumentaria y artículos deportivos, confiterías, boliches bailables, snack, bares, restaurantes, panaderías… Una oferta que tiende a satisfacer todas las necesidades de los vecinos de Corral de Bustos Ifflinger y la región.

Además del comercio, hoy nuestra ciudad produce mucho más que materias primas. Existen y se desarrollan varios talleres de confecciones textiles con diversos volúmenes de producción. También carpinterías y fábricas de muebles, de acumuladores, una fábrica de levantes automáticos e hidráulicos para implementos agrícolas de nivel internacional, una fábrica de ruletas, dos fundiciones (una de aluminio y otra de acero), fábricas de aberturas metálicas, de soda, tinglados, y muchas otras pequeñas empresas, que completan el panorama industrial de la ciudad.

Población[editar]

Vista aerea de Corral de Bustos

Corral de Bustos tenía en 2010 una población de 10.426 habitantes, y 4.214 viviendas.[2]​ Representa un crecimiento del 5.5 % con respecto a los 9.882 habitantes del año 2001 (INDEC, 2001), y un aumento acumulado del 11% con respecto al censo de 1991 (9.389 habitantes (INDEC, 1991).

La ciudad es también conocida como Corral de Bustos - Ifflinger, la segunda parte corresponde al nombre original de la localidad, que en el tiempo pasado fue designada para una parte de la ciudad conocida como barrio Ifflinger.

El 7 de febrero de 1973 se creó en la ciudad el Cuartel de Bomberos Voluntarios. Cuenta con más de 30 integrantes en el Cuerpo Activo y 8 unidades para asistir a las diferentes emergencias.

Parroquias de la Iglesia católica en Corral de Bustos[editar]

Iglesia Nuestra Señora del Rosario
Iglesia católica
Diócesis Villa de la Concepción del Río Cuarto
Parroquia Nuestra Señora del Rosario[3]

Referencias[editar]

  1. Carta orgánica
  2. Datos del Censo Nacional de población, hogares y viviendas de 2010, tomados del Ninisterio del Interior.
  3. Obispado de Río Cuarto. Decanatos (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).

Enlaces externos[editar]