Consonante fricativa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una consonante fricativa es la que se produce por un estrechamiento o constricción de dos órganos articulatorios que modifican la corriente de aire, originando una fricción turbulenta. (En las aproximantes el flujo no llega a ser tan turbulento). Los órganos que estrechan el paso del aire pueden ser el labio inferior y los dientes superiores, como en [f]; el dorso de la lengua contra el paladar blando, como en [x]; o el lateral de la lengua contra los molares inferiores, como en [ɬ]. Como sinónimos menos frecuentes (y a menudo ambiguos) de fricativa se usa espirante y estridente.

Ejemplo de consonantes fricativas del castellano son las fricativas sordas /s, f, x/. En castellano antiguo también existieron fricativas sonoras /z, β, ʒ/, además de las sordas /h/ (que tuvo como alófonos a [ɸ] y [h]) y /ʃ/

Ejemplos de fricativas[editar]

Los siguientes pares denotan pares de fricativa sorda y sonora, para diferentes puntos de articulación:

  • bilabiales: [ɸ], [β]
  • labiodentales: [f], [v]
  • dentales: [θ], [ð]
  • alveolares: [s], [z]
  • eyectivas: [sʼ], [zʼ]
  • alveodentales: [s̪], [z̪]
  • alveoapicales: [s̺], [z̺]
  • retraídas: [s̠], [z̠]
  • postalevolar: [ʃ], [ʒ]
  • retroflejas: [ʂ], [ʐ]
  • palatalizadas: [ɕ], [ʑ]
  • palatales: [ç], [ʝ]
  • velares: [x], [ɣ]
  • uvuales: [χ], [ʁ]
  • faringales: [ħ], [ʕ]
  • epliglotales: [ʜ], [ʢ]
  • laringales: [h], [ɦ]

Véase también[editar]