Chironomidae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Chironomidae
Chironomus plumosus01.jpg
Chironomus plumosus macho
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Hexapoda
Clase: Insecta
Subclase: Pterygota
Infraclase: Neoptera
Superorden: Endopterygota
Orden: Diptera
Suborden: Nematocera
Infraorden: Culicomorpha
Superfamilia: Chironomoidea
Familia: Chironomidae
Larva de Chironomidae larva,aproximadamente 1cm de longitud, cabeza a la derecha. Detalles del extremo posterior provienen de otras imágenes del mismo sujeto.
Larva de Chironomidae con su típico color rojo. ~40x magnificación. Cabeza a la izquierda, no a la vista.

Los quironómidos (Chironomidae) son una familia de dípteros nematóceros de distribución mundial. Están relacionados a las familias Ceratopogonidae, Simuliidae y Thaumaleidae. Muchas especies se parecen a los mosquitos de la familia Culicidae pero las alas no tienen escamas y las piezas bucales no son alargadas como las de los mosquitos. Es una familia muy grande con más de 5.000 especies descritas. Los machos se distinguen fácilmente por sus antenas plumosas. A los adultos a veces se los llama moscas de los lagos o moscas de la arena.[1]

Comportamiento y descripción[editar]

Los adultos pueden ser plagas cuando emergen en grandes cantidades. Pueden dañar la pintura de las casas y otras superficies con sus materias fecales. Cuando mueren en grandes cantidades pueden acumularse en pilas malolientes. Pueden causar reacciones alérgicas en aquellos que son sensibles a éstas.[2] Las larvas son un alimento importante de los peces y de otros animales acuáticos. Sus fósiles están distruibidos en muchos ambientes acuáticos y sirven como indicadores de ambientes pasados, incluyendo cambios climáticos.[3]

Las larvas se encuentran en muchos ambientes acuáticos o semi acuáticos incluyendo huecos en troncos de árboles, bromelias, material vegetal en descomposición, suelo, aguas cloacales y recipientes artificiales. Las larvas de algunas especies son de color rojo brillante debido a la presencia de hemoglobina, que es muy poco común entre los insectos.[4]

Ecología[editar]

Algunos peces como las truchas se alimentan de las larvas y de las pupas momentos antes de su emergencia como adultos. Los adultos alados también son comidos por peces y por aves insectívoras como las golondrinas. Las larvas son comidas por algunos anfibios como las salamandras del género Taricha.[5]

También son importantes como especies indicadoras. Su presencia, ausencia y las cantidades presentes pueden indicar las condiciones de contaminación de masas acuáticas.

Los pescadores usan las larvas como carnada o como modelo para diseñar carnadas artificiales o moscas artificiales.

Subfamilias y géneros[editar]

La familia se divide en once subfamilias: Aphroteniinae, Buchonomyiinae, Chilenomyinae, Chironominae, Diamesinae, Orthocladiinae, Podonominae, Prodiamesinae, Tanypodinae, Telmatogetoninae, Usambaromyiinae.[6] [7]

Referencias[editar]

  1. "Muckleheads" from Andre's Weather World (Andre Bernier, staff at WJW-TV), Junio 2, 2007.
  2. A. Ali. 1991. Perspectives on management of pestiferous Chironomidae (Diptera), an emerging global problem. Journal of the American Mosquito Control Association 7: 260-281.
  3. Walker, I. R. 2001. Midges: Chironomidae and related Diptera. pp. 43-66, In: J. P. Smol, H. J. B. Birks, and W. M. Last (eds). Tracking Environmental Change Using Lake Sediments. Volume 4. Zoological Indicators. Kluwer Academic Publishers, Dordrecht.
  4. W.P. Coffman and L.C. Ferrington, Jr. 1996. Chironomidae. Pp. 635-754. In: R.W. Merritt and K.W. Cummins, eds. An Introduction to the Aquatic Insects of North America. Kendall/Hunt Publishing Company.
  5. C. Michael Hogan (2008) Rough-skinned Newt (Taricha granulosa), Globaltwitcher, ed. Nicklas Stromberg [1]
  6. J.H. Epler. 2001. Identification manual for the larval Chironomidae (Diptera) of North and South Carolina. North Carolina Department of Environment and Natural Resources.
  7. Armitage, P., Cranston, P.S., and Pinder, L.C.V. (eds.) (1994) The Chironomidae: Biology and Ecology of Non-biting Midges. Chapman and Hall, London, 572 pp.

Enlaces externos[editar]