Chiquita Brands International

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Chiquita Brands International Inc.
Chiquita Brands Logo 2018.jpg
Tipo Empresa Familiar
Industria Alimentos
Forma legal empresa privada
Fundación 1871
Sede Etoy, Cantón de Vaud, Suiza
Route de l'Etraz 2
Productos Plátano, Frutas
Propietario Safra Group y Cutrale
Empleados 20,000
Sitio web www.chiquita.com
Carlos López Flores, Presidente de Chiquita
Sede de Chiquita en Etoy, Suiza
Plantación de plátanos Chiquita en Costa Rica. Al fondo el volcán Turrialba.

Chiquita Brands International Sàrl es una empresa con dos sedes centrales, una en Fort Lauderdale, Estados Unidos y una en Etoy (Vaud), Suiza, basada en la producción y distribución de plátanos y otros productos, bajo la variedad de marcas subsidiarias, conocida colectivamente como Chiquita. Chiquita es el sucesor de la United Fruit Company y es la distribuidora principal de plátanos en los Estados Unidos. La compañía también posee una compañía alemana de la distribución del producto, Atlanta AG, que adquirió en 2003. Chiquita fue controlada antes por el multimillonario de Cincinnati Carl H. Lindner, Jr. Su propiedad de la mayoría de la compañía terminó el 19 de marzo de 2002.

Historia[editar]

Chiquita Brands International fue formada en 1871 por el empresario de ferrocarriles estadounidense Minor Keith, sobrino de Henry Meiggs, con el nombre de United Fruit Company. En 1928 empleados colombianos de la compañía protestaron contra las malas condiciones de trabajo en las haciendas bananeras de la firma. La empresa le exigió al gobierno que los reprimiera y este efectuó Masacre de las Bananeras, en la que murieron varios cientos de trabajadores.[1][2][3]​ En su novela, Cien Años de Soledad, Gabriel García Márquez habla de esa tragedia, aunque el hecho de que cientos de trabajadores habían muerto nunca fue confirmado y el propio García Márquez indicó que la cifra era exagerada.[4][3]​ En 1970 la compañía se convirtió en United Brands Company, y en 1985 se convirtió en Chiquita Brands International.

Controversia del Cincinnati Enquirer[editar]

Chiquita Scandinavia, una antigua embarcación de Chiquita Brands International. [1].

El 3 de mayo de 1998, El Cincinnati Enquirer publicó en una sección de la página dieciocho, "Los secretos de Chiquita revelados".[5]​ Los artículos escritos por los reporteros investigadores Michael Gallagher y Cameron McWirther hicieron cargos a la compañía en sus plantaciones en América Central por contaminar el ambiente, permitir el ingreso de cocaína a los Estados Unidos en sus embarcaciones, sobornando a funcionarios extranjeros, evadiendo las leyes de las naciones extranjeras sobre propiedad de terrenos y por evitar un sindicato de trabajadores. Chiquita negó todas las acusaciones, demandó después que se reveló que Gallagher infiltró el sistema de correo de voz de Chiquita (ninguna evidencia reveló la participación de McWirther en el crimen). En junio de 1998 el Enquirer se retractó, publicó una disculpa en primera plana y le pagó a la compañía varios millones de dólares. El Columbia Journalism Review divulgó que las cantidades eran de catorce y cincuenta millones de dólares. El reporte anual de Chiquita menciona “un exceso de diez millones”. Uno de los reporteros, Gallagher fue despedido. Chiquita no ha desafiado formalmente cualesquiera de las demandas efectivas levantadas en los artículos originales.

Los pagos por protección a los grupos paramilitares[editar]

Durante los años noventa y a principios de la década del 2000, Chiquita y otras empresas internacionales se enfrentaron a la inestable situación política existente en Colombia. En ese momento era una práctica común para los grupos paramilitares extorsionar a las empresas y aterrorizar al pueblo colombiano mediante secuestros y asesinatos. Como la seguridad en el ámbito rural continuaba deteriorándose durante la década de los años noventa y a comienzos del siglo XXI, cada vez era más difícil proteger a los empleados, por lo que la empresa decidió realizar pagos por protección para garantizar la seguridad de sus trabajadores.[6]​ En el 2001, el Departamento de Justicia estadounidense promulgó una ley que prohibía a las empresas estadounidenses pagar a organizaciones terroristas extranjeras. Ante estas nuevas circunstancias, los pagos realizados por Chiquita constituían ahora una violación de la legislación estadounidense y representaban un dilema moral y legal a gran escala: la empresa cumplía la ley y dejaba de pagar, poniendo en peligro la vida de sus empleados, o bien continuaba anteponiendo la seguridad de sus empleados y de sus familias e infringía la ley. Chiquita decidió cooperar con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y se ofreció a declarar voluntariamente. [7][8][9]

El 14 de marzo de 2007 Chiquita Brands fue multada por veinticinco millones de dólares como parte de un caso por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos por tener lazos con los grupos paramilitares colombianos. Según documentos de la Corte, entre 1997 y 2004, altos funcionarios de la corporación pagaron aproximadamente U$ 1,7 millones a las Autodefensas Unidas de Colombia, las AUC, a cambio de la protección de empleados en las plantaciones de plátanos que se cosechaban en Colombia, también despojando a la fuerza de sus tierras a los campesinos cercanos para extenderse más y más con complicidad del gobierno Colombiano.[10][11]​ Chiquita Brands admitió en una corte federal que la compañía pagó al grupo armado ilegal colombiano para proteger a sus empleados. Como parte de un acuerdo entre los querellantes, la Compañía se declaró culpable de hacer negocios con una organización terrorista. A cambio la compañía pagará veinticinco millones de dólares y los documentos de la corte no revelarán las identidades de los ejecutivos que aprobaron los pagos ilegales de protección.[11]​ Chiquita enfrenta actualmente cargos serios en un pleito publicado en junio de 2007. Según el abogado de ciento setenta y tres familias víctimas de las milicias de las AUC este podría ser el caso de terrorismo más grande de la historia y que puede poner fuera del negocio a Chiquita. “Terry Collingsworth, un abogado de Derecho Internacional dijo: “Este puede ser el caso de terrorismo más grande de la historia. En términos de muertes, este es del tamaño de tres ataques al World Trade Center.[12]​”

En curso violaciones de los derechos de los trabajadores[editar]

En mayo de 2007, la ONG francesa “Peuples Solidaires” acusó públicamente a la Compañía Bananera Atlántica Limitada (COBAL), una subsidiaria de Chiquita, por tener conocimientos de violaciones de los derechos fundamentales de los trabajadores y de poner en peligro la salud de ellos y la de sus familias. Alegando, que la firma de plátanos ha expuesto negligentemente a trabajadores en la plantación de Coyol en Colombia a los pesticidas altamente tóxicos en múltiples ocasiones. Además, el grupo de los derechos humanos acusa a la compañía de usar a una milicia privada para intimidar a trabajadores. Finalmente, Peuples Solidaires demanda que Chiquita, a pesar de un acuerdo regional entre la compañía y las uniones locales que requerían la investigación pronta de agravios, no ha hecho caso de ciertas quejas de la unión por más de un año.

En la cultura popular[editar]

Esta marca y la música asociada a ella, es mencionada en el episodio Blame it on Lisa, perteneciente a la decimotercera temporada de Los Simpson. En dicho episodio, durante su estancia en el hotel brasileño, Bart y Homer parodian a Carmen Miranda y la marca es mencionada durante la pequeña canción del gag.

Referencias[editar]

  1. Viloria de la Hoz, Joaquín. «Santa Marta: ciudad tairona, colonial y republicana». Banrepcultural.org. Consultado el 14 de agosto de 2018. 
  2. Germán Rodrigo Mejía Pavony, ‎Michael LaRosa (2014). «Capítulo 6: Unidad económica». Historia concisa de Colombia (1810-2013). Una guía para lectores desprevenidos. Universidad Jeveriana. p. 134. ISBN 9789587166804. Consultado el 16 de agosto de 2018. 
  3. a b Caballero, Antonio (2018). «La Hegemonía conservadora». Historia de Colombia y sus oligarquías. Crítica. p. 304-305. ISBN 978-958-42-6875-4. 
  4. colombiainforma.info. «La Masacre de las bananeras en cien anos de soledad cuando el realismo magico». colombiainforma.info. Consultado el 16 de avril de 2018. 
  5. Los secretos de Chiquita revelados
  6. Der Standard. [Chiquita verteidigt Schutzgeldzahlung] |título-trad= requiere |título= (ayuda). derstandard.at. Consultado el 11 de diciembre de 2007. 
  7. 60 Minutes – "The Price of Bananas", CBS, 09.08.2009
  8. Université de Lausanne et Fondation Guilé. The Corporate Social Responsibility Story of Chiquita [Chiquita verteidigt Schutzgeldzahlung] |título-trad= requiere |título= (ayuda). guile.org. Consultado el 5 de junio de 2015. 
  9. latimes.com. [Chiquita to pay fine for deals with militants] |título-trad= requiere |título= (ayuda). guile.org. Consultado el 15 de marzo de 2007. 
  10. Michael Evans, 'Para-politics' Goes Bananas, The Nation, 4 April 2007 (en inglés)
  11. a b Matt Apuzzo, Associated Press writer, Chiquita to Pay $25M Fine in Terror Case, ABC News, 15 de marzo de 2007 (en inglés)
  12. Chiquita faces Colombia lawsuit, Al Jazeera, June 7, 2007 (en inglés)

Bibliografía[editar]

  • Bender, Nicholas (mayo de 2001/Junio). «Banana report». Columbia Journalism Review. 
  • Frantz, Douglas (17 de julio, 1998). «After apology, issues raised in Chiquita articles remain». The New York Times: A1, A14. 
  • Frantz, Douglas (17 de julio, 1998). «Mysteries behind story's publication». The New York Times: A14. 
  • Stein, Nicholas (Septiembre de 1998/Octubre). «Banana peel». Columbia Journalism Review. 
  • Mike Gallagher & Cameron McWhirter, "Chiquita SECRETS Revealed," Cincinnati Enquirer, 3 de mayo de 1998.
  • "The Business and Human Rights Management Report—Chiquita Brands International," Ethical Corporate Magazine, Nov. 2004.
  • Bucheli, Marcelo (2005). Bananas and Business: The United Fruit Company in Colombia: 1899-2000. New York: New York University Press. 
  • Taylor, Gary; Patricia Sharlin (2004). Smart Alliance: How a Global Corporation and Environmental Activists Transformed a Tarnished Brand. New Haven: Yale University Press. 
  • "The Importance of Corporate Responsibility," Economist Intelligence Unit, Ene. 2005.
  • "Chiquita Brands: A Turnaround That Is Here to Stay," Winslow Environmental News, enero de 2004.
  • "The banana giant that found its gentle side," Financial Times, Dic. 2002
  • '"Chiquita Wins Raves for Outstanding Sustainability Reporting," Greenbiz.com, 3 de abril de 2003

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]