Centro de Instrucción Comercial (Madrid)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Socios del Círculo de Instrucción Comercial reunidos en 1903 en los Jardines del Buen Retiro en Madrid, en ocasión del XXI aniversario de su fundación. [a]

El Centro de Instrucción Comercial fue una institución de enseñanza en Madrid entre el final del siglo xix y el primer tercio del xx, para la formación de dependientes del comercio madrileño [b][3]​.

Se creó bajo los auspicios del Círculo de la Unión Mercantil e Industrial de Madrid, del cual recibió una subvención anual de unas 4.000 pesetas, entre 1885 y 1897.[c]​ Fue inaugurado en el salón de dicho Círculo Mercantil el día 29 de junio de 1882, por el diputado a Cortes Juan Fabra y Floreta, que fue también su primer presidente.[d][5]​. La institución se estableció primero en el número 1 de la calle Capellanes de la capital de España, después en calle de Atocha, 20,[e][6]​ hasta que en 1895 se trasladó a la Plaza del Ángel, 8,[f][7]​ en el edificio que fuera palacio de los condes de Montijo.

Visita del ministro de Comercio José Francos Rodríguez, en 1917.

En el 1903 alcanzaba 889 alumnos matriculados. En 1911 tenía 24 asignaturas o materias impartidas por siete profesoras y 26 profesores, y su matrícula contaba con 1822 inscripciones, siendo de ellas 591 correspondientes a meritorios, o sea gratuitas. En el 1914 se alcanzaron 1849 matrículas, de las cuales 700 recibieron enseñanza gratuita, habiéndose concedido premios en cartillas del Monte de Piedad, inscripciones en el Instituto Nacional de Previsión y otros organismos, por valor de 1.320 pesetas.

Desde el 1900 hasta el 1911 fue su presidente Eugenio Sainz Romillo (1860-1931), abogado, profesor mercantil, propietario e industrial de Madrid.[8]​ En ocasión del XXVIII aniversario del Centro en el 1910 fue invitada al banquete la famosa actriz Araceli Sánchez Imaz[g][9]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Una fiesta muy simpática y agradable fue celebrada en los Jardines del Retiro el domingo pasado con motivo de cumplir el Centro de Instrucción Comercial el XXI aniversario de su fundación. El Centro de Instrucción Comercial es una de las más nobles y útiles instituciones de enseñanza con que cuenta Madrid; en ella se reúnen, se instruyen y reciben todos los beneficios de una cultura práctica moderna y bien entendida los dependientes del comercio madrileño. La institución que modestamente pero con gran entusiasmo y firme voluntad inició el ilustre expresidente del Círculo Mercantil y diputado a Cortes D. Julián Fabra y Floreta, ha alcanzado en veintiún años magnífico desarrollo, y hoy día, presidida por Eugenio Sainz Romillo, da excelentes resultados y constituye un ejemplo digno de imitación.[1]
  2. Conforme se había anunciado, ayer tarde se reunieron en el Círculo de la Unión Mercantil los dependientes del comercio de Madrid en número de 90, congregados y presididos por el Sr. Gil, iniciador de la idea, a fin de discutir la necesidad de establecer un centro de enseñanza para clase tan numerosa y trabajadora. Expuesto el objeto en breves pero razonadas frases por el presidente, y aceptado con entusiasmo y por unanimidad, usaron de la palabra los señores Rodríguez, Mollinedo, Núñez, García, Jiménez y Martínez para hacer atendibles indicaciones acerca de la naturaleza y carácter del futuro centro de instrucción. Se nombró una comisión organizadora, compuesta de los Sres. Mollinedo, Martínez, Gil, Ramírez, Bona, Rodríguez, Sánchez, Núñez, Ruiz y Salcedo, encargada de propagar la idea y de redactar el proyecto de reglamento. En ese centro de instrucción comercial se abrirán para los socios clases de caligrafía, aritmética, contabilidad, francés, inglés y gramática castellana; y como clase de recreo habrá un gimnasio higiénico. La suscripción de socio queda abierta en los comercios de las calles Príncipe, 11, Monteros, 7, y Postas, 18. Dignos de encomio y debido apoyo son esos propósitos que tienden a la ilustración de clase tan rispetable.[2]
  3. El Centro nacía bajo los auspicios del Círculo de la Unión Mercantil e Industrial, creada en Madrid el 20 de junio de 1858, de la que el Centro de Instrucción Comercial recibiría una subvención anual de unas 4.000 pesetas, entre 1885 y 1897). Los objetivos de la institución eran cubrir un vacío existente en la formación profesional del sector mercantil, que afectaba principalmente a los dependientes. Con tal objetivo, su primer Reglamento preveía una acción multidireccional, estableciendo cátedras de enseñanza, organizando conferencias y discusiones públicas, formando una Biblioteca y abriendo un gimnasio. [4]​.
  4. «Ayer [29.1.1882] a las cuatro de la tarde se celebró en el Círculo de la Unión Mercantil la inauguración del Centro de Instrucción comercial. Presidia el señor Antonio Ros de Olano Ministro de Fomento, que tenía a su derecha al rector de la Universidad, Sr. Pisa Pajares, al director de la Escuela de Comercio, Sr. Márquez, y al Secretario del Centro, Sr. Rodríguez, y a su izquierda al presidente de la Sociedad Sig. Gil y a los Secretarios, Sres. Bona y Ferrer. El espacioso salón principal del Círculo estaba literalmente atestado de público. Abierta la sesión, el Sr. Bona leyó una Memoria, consignando en breves líneas los trabajos realizados por la junta directiva para conseguir la constitución del Centro, y dando las gracias al señor Ministro de Fomento por presidir la sesión inaugural, y a los Sres. Ruiz de Velasco, Fabra y Floreta, Urquijo, Santibáñez, Peña Villarejo y otros señores comerciantes, por lo que han contribuido a este fin. Siguieron en el uso de la palabra el secretario de la Sociedad, Sr. Rodríguez, para saludar y agradecer también al señor Ministro de Fomento su deferencia por la honra que dispensaba al Centro presidiendo su inauguración, y para animar en entusiastas frases a los que se dedican a la carrera comercial. El Sr. Martínez en nombre de la Junta directiva muestra el júbilo de que se siente poseído por ver realizado en los hechos. El Sr. Fernández y González manifiesta que tiene que cumplir dos cargos, en nombre de los hijos del trabajo: el primero saludar a sus hermanos los individuos del Centro de instrucción comercial, y el segundo, dar un público testimonio al señor Ministro de Fomento, de la gratitud que le deben las clases obreras y comerciales por el interés que toma en su ilustración.
  5. La velada que el Centro de instruccion comercial celebrò el domingo por la noche en sus salones, Atocha, 20, segundo, para solemnizar el duodécimo año de su fundación, ha dejado gratos recuerdos entre sus concurrentes. Tomaron parte en ella, las señoritas Letre, Huerta y Cobeña, y los señores Frances, Cossi y Velazquez, acompañado por el reputato maestro D. Antonio Cobeña, obteniendo merecidos aplausos. Nuestros placemes a la comision organizadora y la junta directiva de la Sociedad que preside el Sr. D. Juan Fabra y Floreta, que con exquisita galanteria hicieron los honores de la fiesta.
  6. INAUGURACION DE UN CENTRO - Con gran animación se verificò ante anoche la del de Instruccion Comercial recientemente instalado en la plaza del Angels, número 8. La cuncurrencia era tan numerosa como escogida, figurando en ella muchas y distinguidas damas. Presidieron el acto el ministro de Fomento Sr. Bosch y Fustengueras y don Juan Fabra y Floreta, que es el presidente de la sociedad. Hablaron los señores Fabra, Martinez, Vallejo, el presidente del Círculo de la Union Mercantil y el secretario del Centro Sr. Pereda, siendo muy aplaudidos. Hizo el resuma general con su elocuencia acustumbrada, el Sr. Bosch y Fustengueras, siendo su discurso frequentemente interrumpido por los aplausos del auditorio. El ministro recorriò las dependencias del Centro y terminò con esto el acto oficial, para dar lugar a la fiesta de la juventud, a un brillantisimo baile que terminò a la madrugada.
  7. BANQUETE CONMEMORATIVO Esta tarde se ha verificado en “La Bombilla” el banquete con que el Centro de Instruccion Comercial ha querido celebrar el 28° aniversario de su fundación. Presidian la mesa, el que lo es de aquel Centro educador, señor [Eugenio] Sainz Romillo, la señorita doña Araceli Sanchez Imaz
    Araceli Sanchez Imaz
    , aplaudida tiple de Apolo y ex discípula del Centro, el decano de los profesores, don Feliciano Rubio, y el inspector de estudios, don Enrique Loewe. No hubo brindis.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]