Cementerio Municipal de Chillán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tumba de Claudio Arrau, en el «Paseo de los artistas» del cementerio.

El Cementerio Municipal de Chillán es un recinto ubicado en la ciudad de Chillán, VIII Región del Biobío. En el lugar permanecen sepultados los restos de personalidades chillanejas que trascendieron en la historia de Chile, además de las víctimas del Terremoto de Chillán de 1939.[1]​ ​

Ubicación[editar]

El recinto está ubicado en el sector poniente de la ciudad de Chillán, adyacente a la población Luis Cruz Martínez, tiene su único acceso por Avenida José María Sepúlveda Bustos, calle que hace honor al alcalde que crea este cementerio.[2]​ ​

Historia[editar]

El cementerio nace después de la creación de la ley que creaba los cementerios laicos, en ese entonces la ciudad contaba con dos cementerios, el primero estaba ubicado en la población Juan XXIII del sector oriente de la ciudad, tras el Hospital Clínico Herminda Martin, era este llamado "Alemán" debido a la arquitectura de sus tumbas y orígenes de los fierros y concretos, el segundo se ubicaba a un costado de la población Vicente Pérez Rosales y el Estero Las Toscas, este fue llamado "Cementerio de los Apestados" debido a una enfermedad que en la época devastó la vida de centenares de víctimas.[3]​ ​

Descripción[editar]

Patio 1[editar]

Este patio es el que da la bienvenida a los visitantes, en él se ubica el "Paseo de los Artistas" el cual destaca por las personalidades enterradas en el lugar, como por ejemplo el escritor Gonzalo Rojas, el célebre pianista Claudio Arrau, el cantante de ópera Ramón Vinay, el folclorista y cantautor Lalo Parra y la escultora Marta Colvin. Sin embargo no ssolamente artistas se hallan dentro de este patio, también se encuentran las tumbas del entrenador de fútbol Nelson Oyarzún, el primer presidente del Club Deportivo Chillán Viejo, Arístides Bahamondes Ainziburu, el ex alcalde y creador del cementerio José María Sepúlveda Bustos y diversas personalidades de gran relevancia en el ámbito empresarial de la ciudad.

Patio 2[editar]

En el segundo patio las sepulturas eran arrendadas temporalmente, pasando en el año 1942-1943 a ser también de carácter perpetuas. Aquí destacan las esculturas hechas por Helga Yuffer, entre las que destacan piletas y estatuas que rinden homenaje a los fallecidos, en este sitio se hallan principalmente nichos que forman un cuadrado y bordean las tumbas de concreto ubicadas en su centro, aquí se levanta un memorial en recuerdo de las víctimas del Terremoto de Chillán de 1939.

Patio 3[editar]

Ubicado al final del cementerio, se hallan tumbas hechas de madera, resalta del patio anterior ya que los féretros son enterrados bajo tierra sin ninguna decoración especial pero también contiene nichos en su borde. Más al fondo del cementerio se encuentran tumbas que dan la bienvenida a un futuro cuarto patio.

Referencias[editar]