Castillo de Medellín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Castillo de Medellín
Castillo de Medellin2.jpg
Castillo de Medellín ubicada en Provincia de Badajoz
Castillo de Medellín
Castillo de Medellín
Información general
Uso(s) castillo
Localización Medellín, España
Coordenadas 38°58′01″N 5°57′23″O / 38.966952777778, -5.9562888888889Coordenadas: 38°58′01″N 5°57′23″O / 38.966952777778, -5.9562888888889
Año de construcción siglo viii
Remodelación siglo xiii
Detalles técnicos
Material mampostería, sillarejo y sillares
[editar datos en Wikidata]

El castillo de Medellín es una edificación defensiva y sus orígenes se remontan al siglo xiii y está ubicado en un elevado cerro en la margen izquierda del río Guadiana, junto a la población de Medellín del municipio español homónimo y situado a unos 103 km de Badajoz, capital de la provincia del mismo nombre, en la comunidad autónoma de Extremadura, a 44 km de Mérida y a 89 km de Cáceres. Se encuentra emplazado sobre una colina junto al Guadiana y a la localidad y presenta una planta irregular aproximada a la de una elipse.[1]​Fue declarado monumento histórico artístico, antecedente de la figura de bien de interés cultural el 3 de junio de 1931.[2][3]

Historia[editar]

El imperio romano estableció en el año 74 d.C. un campamento en lo que en la actualidad es la zona urbana, dando lugar al origen de la ciudad. Los escritos de los historiadores musulmanes son muy antiguos y tanto Al-Bakrí en el siglo X como Al-Idrisi en el siglo XII ya hacían referencia al castillo, del que decían que «estaba muy bien poblado».[4]

Después de la reconquista del castillo en el año 1234 por Fernando III el Santo perteneció a varios dueños durante el siglo XIV, todos ellos muy belicosos por lo que la fortaleza sufrió múltiples desperfectos, destrucciones y reformas sucesivas. Cuando Alfonso de Alburquerque era alcalde del castillo, el rey Pedro I mandó destruir totalmente el castillo ya que el citado alcalde le había recriminado su infidelidad a su esposa Leonor de Aragón ya que el rey mantenía amores con María de Padilla.[5]

Ubicación del castillo y la colina sobre la que se erige junto al Guadiana y Medellín.

El castillo lo reconstruyó el rey Enrique II en el año 1357 si bien no alcanzó su forma definitiva hasta la segunda mitad del siglo XV para lo que se aprovecharon de las anteriores ruinas algunos de los elementos necesarios para construcción. En esa época era dueño del castillo Rodrigo de Portocarrero Monroy, Conde de Medellín al que debe de corresponder un escudo jaquelado que corona la puerta gótica del flanco occidental, típica de la época de mediados del siglo XV. A la muerte de este, le correspondió encabezar la casa a su viuda Beatriz de Portocarrero.[4]

Como Beatriz de Portocarrero era muy belicosa, el castillo se vio envuelto en gran número de enfrentamientos durante su mandato sobre la fortificación ya que en los conflictos acerca de la sucesión a la Corona que tuvieron lugar entre los años 1475 y 1479, tomó parte a favor de Juana la Beltraneja al igual que la mayoría de la nobleza extremeña. Los mismos enfrentamientos ocurrieron poco antes entre Enrique IV y su hermano, el infante don Alfonso. Por todo ello, el castllo tuvo que tomar una serie de medidas en cuanto a la mejora de sus defensas y de su habitabilidad por los posibles cercos a de larga duración a los que estuviese sometido.[6]

El castillo[editar]

El cuerpo principal tiene forma alargada ya que los diferentes lienzos se ajustan a los desniveles del terreno y está dividido en dos mitades por mediante un muro transversal. A poca distancia del recinto principal hay otra muralla periférica aproximadamente paralela a la anterior que hace las funciones de antemuralla o barbacana. De esta muralla exterior se conservan solamente algunos lienzos pero se puede intuir la forma que tenía por el paralelismo citado. También se puede comprobar la existencia de un sistema de seguridad y defensa de los accesos complicados mediante baluartes y torres en los flancos norte y sur. Juan de Portocarrero fue el promovió la realización de las estructuras defensivas de la puerta meridional.[7]

Por lo que respecta al cuerpo principal de la fortaleza, destacan las dos altas torres que hay en el centro de los flancos norte y sur. Estas dos torres están comunicadas mediante conductos y escaleras, no solo entre si, sino entre las diferentes plantas de cada torre y con los adarves de los muros laterales y la «muralla diafragma». Este diafragma divide en dos la parte principal del castillo y permite una mejor circulación de los defensores y una mayor facilidad defensiva. La tipología de la fortaleza se corresponde con la de finales del siglo XV ya que tiene dos pequeñas torres semicilíndricas, una a cada lado, que reposan sobre ménsulas.[7]

Su interior conserva los restos de una alberca de planta rectangular de origen anterior a la reconquista cristiana (El baño del moro).[8]

Referencias[editar]

  1. Gurriarán Daza y Márquez Bueno, 2005, p. 53.
  2. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. «Consulta a la base de datos de bienes inmuebles». Consultado el 1 de diciembre de 2016. 
  3. Gobierno de España (ed.). «Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes. Decretos. Artículo 1. Se declaran Monumentos histórico-artísticos pertenecientes al Tesoro Artístico Nacional los siguientes» (pdf). Gaceta de Madrid nº 155 de 4 de abril de 1931: 1182. 
  4. a b CastillosNet (31 de agosto de 2013). «Castillo de Trujillo». Castillos de España. Consultado el 7 de enero de 2017. 
  5. Navareño Mateo, 1998, p. 137.
  6. Navareño Mateo, 1998, p. 137-138.
  7. a b Navareño Mateo, 1998, p. 138.
  8. Gutiérrez Ayuso, 2000-2001, pp. 9, 17.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]