Cécrope I

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Representación de Cécrope I.

En la mitología griega, Cécrope (en griego antiguo Κέκρωψ, ‘rostro con cola’) fue el primer rey que tuvo la ciudad-Estado de Atenas.[1] Según cuentan Pausanias y Heródoto,[2] fue conocido también como Erecteo. Se dice que nació directamente de la Tierra, por lo que se le cuenta como uno de los autóctonos griegos. Su nacimiento sobrenatural era la causa de que la parte inferior de su cuerpo tuviera forma de serpiente.

Cécrope tuvo un largo reinado que duró 49 o 50 años, a lo largo de los cuales prodigó de buenas enseñanzas a su pueblo recién llegado al Ática. Les enseñó asimismo a construir con madera, a cultivar la viña, a enterrar a los muertos, la institución del matrimonio, e incluso se le atribuye la invención de los censos. A él se le debe igualmente la división política del Ática en doce comunidades. Cécrope instituyó el culto a Zeus Supremo, prohibió que se le ofrecieran sacrificios humanos y los sustituyó por ofrendas de tortas de cebada.

La región llamada Cecropia tomó su nombre de este rey. Antes se había llamado Acte, en recuerdo de Acteo,[3] el tercer rey del Ática y antecesor de Cécrope. Heredó el trono de Acteo al casarse con su hija Agraulo, con la que tuvo a Erisictón (que murió antes que su padre), Aglauro, Herse y Pándroso, la primera sacerdotisa de Atenea. Fue el primer hombre que reconoció la paternidad e intentó fomentar la monogamia.

En algunas versiones épicas de su vida, Cécrope aparece como árbitro o juez en la lucha entre Atenea y Poseidón por las tierras del Ática. Ambos dioses querían controlar y ser las divinidades de la ciudad de Atenas, por lo que entablaron una contienda que finalmente fue resuelta mediante propuestas beneficiosas para los atenienses. Con este fin, Poseidón abrió con su tridente una fuente en la Acrópolis (otras fuentes dicen que hizo surgir un caballo), a lo que Atenea respondió plantando un olivo, cuyo cultivo fue más útil a la ciudad y acabó convirtiéndose en su emblema. Como Cécrope estuvo presente mientras la diosa plantaba el árbol, y por otra parte nadie podía probar que Poseidón fuera el que abriera la fuente, la ciudad fue adjudicada entonces a Atenea. Cécrope favoreció a Atenea y fue el primero que dedicó una estatua (de madera) a esta diosa. El cecropio era la tumba de este rey mitológico y se encontraba junto al pórtico de las cariátides, en el recinto del Erecteión, en la Acrópolis de Atenas.

El nombre de Cécrope se recoge en otras partes de Grecia como fundador de ciudades como Athenae y Eleusis en Beocia o la Athenae de Eubea,[4] si bien esto pudiera deberse a la existencia de varios personajes con el mismo nombre (véase Cécrope II) o que los habitantes de estas regiones importaran el mito de Cécrope, convertido así en un representante de la raza pelásgica. Esta sería también la explicación de las otras genealogías que se le atribuyen, y que le hacen natural de Sais (en Egipto), o hijo de Pandión o de Erecteo y Praxitea.

Cécrope recibía el epíteto de Diphyes (biforme), por su carácter híbrido entre hombre y serpiente, que podría representar asimismo su legislación sobre el matrimonio (que unía a dos seres diferentes) o el hecho de que gobernaba tanto a los colonos egipcios como a los atenienses, y hablaba el idioma de unos y el de los otros.

Bibliografía[editar]

  • Laurent Gourmelen: Kékrops ou le roi-serpent (Cécrope o el rey-serpiente), Paris, Belles-Lettres, col. Études anciennes, 2004.

Referencias[editar]

  1. Pseudo-Apolodoro: Biblioteca mitológica, III, 14, 1.
  2. Heródoto: Historias, VIII, 55.
  3. Pausanias: Descripción de Grecia, I, 2, 6.
  4. Estrabón: Geografía, IX, 1, 20.


Predecesor:
Acteo
Reyes míticos de Atenas
Sucesor:
Cránao

Enlaces externos[editar]