Cálato

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Eros con un «thyrsos» y una cesta (cálato) junto a una mujer que lleva ofrendas. Pintura en una jarra del tipo «askos», 350 a 325 aC., conservado en el palacio de Kinský de Praga.

Cálato (del griego en griego antiguo, κάλαθος, kálathos; plural kalathoi o calathi en griego antiguo, κάλαθοι) es un término que en la Antigua Grecia hacía referencia al tocado que coronaba la cabeza de algunas cariátides, similar a una cesta de mimbre troncocónico.[1][2]​ También designa una de las tipologías no excesivamente extendida de vasijas de la cerámica ática,[3]​ y con más precisión «uno de los recipientes característicos» de la cerámica ibérica.

En el contexto de la mitología greco-romana es el recipiente que Proserpina lleva en la cabeza (como uno de sus atributos ordinarios), un especie de cesta semejante a las utilizadas por los griegos para coger flores, y en alusión a la que portaba la diosa cuando fue raptada por Plutón. Estaban hechos de juncos o de tiras de madera delgadas y también se servían de ellos los obreros para colocar la lana. Está consagrado a Minerva, como inventora de las artes y de las obras hechas a la aguja.

Plinio compara este cesto a la flor de la azucena, cuyas hojas se van dilatando a medida que se alargan. También los compara con los canastos que llevaban en la cabeza las canéforas en la fiesta de Minerva y que contenían los objetos sagrados destinados a los misterios de esta diosa.[4]

Se empleaba para almacenar y comerciar con diferentes productos como la miel, los frutos secos o el garo; exportaciones que llegaban a diferentes lugares de la cuenca del Mediterráneo. Algunas de sus decoraciones y el hecho de que se empleó como urna funeraria indica que también se usó en ceremoniales religiosos.[5]

Cálatos ibero[editar]

Cálato ibero del siglo II a. C. (tipo sombrero de copa), hallado en la necrópolis de El Verdolay, y conservado en el Museo de Arqueología de Murcia.

Los ejemplares más antiguos del cálato ibero se datan en el siglo V a. C. y presentan un cuello ligeramente adelgazado.[1][2]​ A partir del siglo III a. C. se comienza a producir el tipo cálato del tipo “sombrero de copa” que continuaría fabricándose durante la ocupación romana. Se considera que la tipología es de origen itálico y que desde la zona catalana se difundió a otros territorios de la península ibérica por el valle del Ebro. Así lo ratifican los yacimientos cercanos a los ríos Perejiles y Aguasvivas (en Azaila), o el poblado conocido como Los Castellares, situado a un kilómetro de Herrera de los Navarros.[6]

Referencias[editar]

  1. a b Caro Bellido, 2008, p. 150.
  2. a b Fatás y Borrás, 1993, p. 189.
  3. José Miguel García Cano, Los Kalathoi de cuello estrangulado de las necrópolis ibéricas de Coímbra del Barranco Ancho (Jumilla, Murcia), AAC 7, 1996, pp. 33-44
  4. Diccionario universal de mitología
  5. José R. Pellón, Íberos, Editorial Espasa, pág 99, ISBN 84-670-2280-9.
  6. María Ascensión Cano Díaz-Tendero y otros autores, Kalathos aparecidos en las excavaciones arqueológicas de Segeda I, Área 3, Kalathos 20-21, Revista del S.A.E.T.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]