Urna funeraria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Urna funeraria romana. Siglo I, Museo arqueológico regional de Palermo.
Urna funeraria etrusca de alabastro. Siglo II -I a. C., Palermo.

Una urna funeraria (también llamada urna cineraria, del latín cinis, -eris, ceniza) es un vaso cerrado de piedra, bronce, mármol, alabastro, cerámica o vidrio, en el que los parientes de un difunto recogen sus cenizas después la cremación.[1]

Está destinada a recibir las cenizas resultantes de una cremación, a diferencia de un relicario que no contiene más que una parte. Las empresas de pompas fúnebres venden urnas decorativas -a menudo de un precio elevado - que no pueden contener la totalidad de las cenizas.

Historia[editar]

Estas urnas se han empleado en muchas civilizaciones que han practicado los ritos funerarios de cremación, como los Pithoi en la Civilización minoica, en Etruria y en la Roma. Los romanos colocaban dichas urnas (olla) en una hornacina familiar llamada columbarium (literalmente «palomar») o en un altar funerario. Algunas eran decoradas y ornamentadas con esmero. Las ilustraciones conciernen principalmente a la mitología de estos pueblos sobre el más allá.

El descubrimiento de urnas enterradas en el Edad del Bronce en un campo de Norfolk, en 1658, llevó al inglés Thomas Browne a publicar une descripción, y a establecer un paralelismo con los ritos funerarios practicados en su época, en una obra titulada Hydriotaphia or Urn Burial (1658).

El Museo Etrusco Guarnacci de Volterra, en Toscana, contiene más de 600 urnas cinerarias etruscas esculpidas de toba, alabastro y terracota.

En la actualidad[editar]

Actualmente es un recipiente, que puede estar construido en diferentes materiales, normalmente de acero inoxidable, mármol o cerámica, en la que se depositan los restos del difunto después de haber realizado el ritual de cremación. Se utilizan para realizar la ceremonia de despedida y/o mantener el recuerdo de seres queridos, como forma de demostrar consideración y respeto a un difunto.

Las urnas funerarias, generalmente suelen tener imágenes, relieves o tallas, con alusión a las creencias que profesaba el difunto en vida.

Existen urnas funerarias para cenizas humanas y mascotas, realizadas en metal, madera, papel, cristal,... También existen distintos estilos, diseños y conceptos.

Actualmente, el término urna funeraria puede considerarse sinónimo de urna cineraria o urna fúnebre. A veces, también se utiliza el término urna para cenizas o urna de columbarium, en los textos antiguos.

En la actualidad existe toda una industria en torno a la construcción y comercialización de urnas funerarias. Se fabrican con una gran variedad de materiales. En algunos países se comercializan desde casas funerarias y crematorios. Sin embargo hoy en día es posible adquirir urnas de todo tipo, desde casi cualquier lugar del mundo, gracias a internet.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Lajo Pérez, Rosina (1990). Léxico de arte. Madrid - España: Akal. p. 208. ISBN 978-84-460-0924-5. 

Enlaces externos[editar]

  • Existen urnas funerarias de estilo ecológico [1]
  • Ejemplos de urnas para cenizas de mascotas [2]