Bolsa ecológica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La utilidad de las bolsas ecológicas está basada en dejar de usar bolsas contaminantes para el medio ambiente. Para eso es importante reutilizar, reducir y reciclar el número de bolsas de polietileno. Estas últimas son desechadas a diario a la basura en grandes cantidades.

Las bolsas de polietileno tardan unos cuatro siglos en degradarse completamente,[1]​ lo que supone uno de los grandes factores contaminantes de nuestro planeta.[2]​ Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) una persona consume al año entre 280 y 300 bolsas de plástico que son la principal fuente de contaminación de mares y océanos, dañando a la flora y fauna.[3]​ Un millón y medio de especies marinas mueren asfixiadas en los océanos por plásticos cuando se enredan con ellos y no pueden respirar. Entre ellas están los delfines y ballenas. [4][5]

En varios lugares se estudia cómo disminuir la cantidad de estos desechos. El Instituto Bioquímico de Pozzuoli (en Italia), descubrió que utilizando cáscaras de tomate se podían crear bolsas reutilizables. Se las quiere fabricar con diseños llamativos para atraer el interés de la gente.[cita requerida]

Esta idea se difundió alrededor de todo el mundo y se adoptó a nivel global, aunque no de manera determinante. Podemos encontrar una gran cantidad de bolsas ecológicas compostables en el mercado, tanto en las tiendas independientes como en Internet. Poco a poco estas bolsas son adoptadas por más personas alrededor del mundo que se concientizan de la problemática y quieren ayudar a minimizar el daño causado por las bolsas de plástico. En muchos países del mundo la venta y distribución de bolsas de polietileno ha sido prohibida por ley. Por ejemplo, en España el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) lo prohibió a través de diferentes planes y proyectos.[6]​ De este modo España es uno de los países pertenecientes a la Unión Europea que más avanzado está en la reducción del consumo de deshechos de plástico.[7]

Existen diferentes tipos de bolsas ecológicas. Pueden ser de papel, de plástico o de tela. Las de papel provienen de papel reciclado de revistas, tetra bicks, cartón, etc. Las de plástico provienen de otras de plástico, también reciclado. Se suman las bolsas ecológicas de tela, provenientes de la reutilización del plástico PET, Tereftalato de polietileno. Es importante que se reutilicen las bolsas que se encuentran en nuestros hogares, de esta manera se está aportando al medio ambiente.

Referencias[editar]

  1. «Degradación Bolsas». Consultado el 5 de enero de 2017. 
  2. «Bolsas ecologicas». Consultado el 5 de enero de 2017. 
  3. «Informe PNUMA». Consultado el 5 de enero de 2017. 
  4. [com-co.cdn.ampproject.org «1,5 millones de animales mueren al año por plásticos en los océanos, dice experta.»] |url= incorrecta (ayuda). 17 de octubre de 2014. 
  5. [elpais.com «1,5 millones de animales mueren al año por plásticos en los océanos, dice experta.»] |url= incorrecta (ayuda). 
  6. «Informe MAGRAMA». Consultado el 5 de enero de 2017. 
  7. «España reducción Bolsas». Archivado desde el original el 6 de enero de 2017. Consultado el 5 de enero de 2017. 

Enlaces externos[editar]

  • «Cómo reconocer la calidad de una bolsa ecológica», artículo en Guía.MercadoLibre.com.ar.