Bolsa ecológica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La utilidad de las bolsas ecológicas está basada en la necesidad de reutilizar, reducir y reciclar el número de bolsas de polietileno que son desechadas a diario en grandes cantidades.

Las bolsas de polietileno tardan unos cuatro siglos en degradarse completamente,[1]​ lo que supone uno de los grandes factores contaminantes de nuestro planeta. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) una persona consume al año entre 280 y 300 bolsas de plástico. A su vez las bolsas de polietileno son la principal fuente de contaminación de mares y océanos dañando a la flora y fauna.[2]

En varios lugares del mundo trabajaban en la manera de disminuir estos desechos. El Instituto Bioquímico de Pozzuoli (en Italia), descubrió que utilizando cáscaras de tomate se podían crear bolsas reutilizables, además de causar buena sensación con sus diseños para que llamasen la atención.[cita requerida]

Esta idea se difundió alrededor de todo el mundo y se adoptó esta medida a nivel global, aunque no de manera determinante. Podemos encontrar una gran cantidad de bolsas ecológicas en el mercado, tanto en las tiendas independientes como en páginas de Internet. Poco a poco estas bolsas han sido adoptadas por más personas en el mundo que quieren ayudar a hacer cada vez menor el daño causado por las bolsas de plástico. En varios países del mundo, la venta y distribución de bolsas de polietileno han sido prohibidas por la ley. Por ejemplo, en España el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) según diferentes planes y proyectos.[3]​ De este modo España es uno de los países pertenecientes a la Unión Europea que más avanzado está en la reducción del consumo en basuras de plástico.[4]

Existen diferentes tipos de bolsas ecológicas. Pueden ser de papel que provienen de papel viejo, de revistas, tetrabicks, cartón viejo, etc. También bolsas de plástico ecológico que provienen de otras bolsas de plástico reciclado. Se suman las bolsas de tela ecológicas, proveniente de la reutilización del plástico PET, Tereftalato de polietileno. Además dentro de las bolsas ecológicas se puede hacer referencia a todas las bolsas que se encuentran en nuestros hogares y podemos volver a utilizar, más allá del motivo por el cual fue producido y adquirido y de esta manera se está aportando al medio ambiente.

Referencias[editar]

  1. «Degradación Bolsas». Consultado el 5 de enero de 2017. 
  2. «Infome PNUMA». Consultado el 5 de enero de 2017. 
  3. «Informe MAGRAMA». Consultado el 5 de enero de 2017. 
  4. «España reducción Bolsas». Archivado desde el original el 6 de enero de 2017. Consultado el 5 de enero de 2017. 

Enlaces externos[editar]

  • «Cómo reconocer la calidad de una bolsa ecológica», artículo en Guía.MercadoLibre.com.ar.