Blas de Tineo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Blas de Tineo
Información personal
Nacimiento c. 1585 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento Junio de 1654 Ver y modificar los datos en Wikidata
Granada, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Orden religiosa Orden de la Merced Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educación doctor Ver y modificar los datos en Wikidata
Alma máter
Información profesional
Ocupación Clérigo, sacerdote católico y teólogo Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
Empleador
Miembro de
[editar datos en Wikidata]

Fray Blas de Tineo y Osorio (Tineo,[1]​ c.1585[2]​-1654) fue un clérigo regular y teólogo español, provincial de Castilla de la Orden de la Merced, consejero y calificador de la Suprema Inquisición, obispo titular de Termópoli y auxiliar de Granada.

Vida[editar]

Nació hacia el año 1585,[2]​ probablemente en la villa asturiana de Tineo,[1]​ donde su padre poseía la casa solar de su linaje. Tuvo por hermano al también obispo Gutierre Bernardo de Quirós, inquisidor en varias ciudades de la Nueva España y consejero de la Suprema, que desde 1626 ciñó la mitra de la Puebla de los Ángeles en dicho virreinato, fundador de la Obra Pía de Tineo y del convento de Santa Clara de esta villa. Ambos fueron hijos de Diego García de Tineo, procurador general del Principado, señor de los cotos de la Mortera y Bárcena en el concejo de Tineo y primer poseedor del mayorazgo de su casa en la villa capital del mismo, y de Elvira Osorio y Sarmiento, su mujer, señora de la casa de Laciana.[3]

Por los primeros años del siglo XVII tomó el hábito de Nuestra Señora de la Merced en el convento de Madrid, vulgo de los Remedios, sito en la actual plaza de Tirso de Molina de la villa y corte. Aquí hizo el noviciado, y ya como fraile pasó al Colegio de la Vera Cruz de Salamanca.[4]​ En esta Universidad obtuvo los grados de doctor y maestro en Teología. En 1616, siendo comendador mercedario, pasó a ser catedrático del Colegio y Universidad de San Antonio de Porta Coeli de Sigüenza, dependiente de la de Alcalá.[5]​ Ocupó diversos cargos en su Orden, y últimamente el de provincial de Castilla.

Fue consejero y calificador de la Suprema Inquisición, para la que hizo numerosas censuras de libros.

El 22 de septiembre de 1636 fue nombrado simultáneamente obispo titular de Termópoli[6]​ y auxiliar o coadjutor de la iglesia metropolitana de Granada. Regía esta sede a la sazón Fernando de Valdés y Llano, su pariente, que residía en la corte por ser presidente del Consejo de Castilla, de modo que fray Blas desempeñó el gobierno efectivo de la archidiócesis. Fue consagrado obispo el 4 de enero de 1637 en la catedral granatense por el citado arzobispo y por el mercedario fray Gaspar Prieto, obispo de Perpiñán y Elna. Durante su coadjutoría, y para completar su congrua, fray Blas gozó de las dignidades capitulares de abad de Santa Fe, en la metropolitana, y deán de la sufragánea de Málaga.[7]

En 1638 fue rector de la Universidad de Granada.

Intervino en la fundación del monasterio de MM. capuchinas de esta ciudad, bendiciendo la primera piedra el 19 de abril de 1638.[8]

Falleció en Granada en junio de 1654.

Obra publicada[editar]

  • De laudibus Sancti Ioseph (Madrid, 1626), folleto en 4.º
  • Sermón de San José pronunciado en presencia de Don Felipe III, Rey de España, en el año 1629 (Madrid, 1629).
  • Cronología de la vida y milagros de San Pedro Nolasco (Madrid, 1629).
  • Razones que propuso el Reverendísimo Señor Maestro Don fray Blas de Tineo, Obispo de Termópoli, Abad mayor de Santafé, del Consejo de su Magestad, al Ilustrísimo Deán y cabildo de la santa Apostólica Iglesia de Granada, sede vacante, para que en ella y su arzobispado se celebrase con solemnidad de doble la fiesta del glorioso Patriarca san Pedro Nolasco, fundador de la Orden de Nuestra Señora de la Merced de redención de cautivos (Valencia, 1646).

Bibliografía y enlaces externos[editar]

  • Carlos Ramón Fort. De los obispos españoles titulares de iglesias in partibus infidelium ó auxilares en las de España (Madrid, RAH, 1879, en España Sagrada, t. LI), pp. 290-291.
  • Gumersindo Placer López. Bibliografía mercedaria, t. II (Madrid, Revista Estudios, 1968), s.v. «Tineo, Fr. Blas», pp. 940-941.
  • Su ficha en Catholic-hierarchy.org. Esta fuente asigna erróneamente a fray Blas por segundo apellido el de «Palacios».
  • Carlos González de Posada, Biblioteca asturiana o Noticia de los autores asturianos (Ed. de Marino Busto, Gijón, Auseva, 1989, en Monumenta Historica Asturiensia, VIII), s.v. «Blas de Tineo», § 60, p. 28. De esta fuente dependen enteramente la Gran Enciclopedia Asturiana y Constantino Suárez, Escritores y artistas asturianos: índice bio-bibliográfico, en sus voces sobre nuestro eclesiástico.

Notas y referencias[editar]

  1. a b Varias fuentes le hacen natural de Cangas de Tineo (la actual Cangas del Narcea: así Fort y el P. Placer), probablemente por confusión con la naturaleza de su pariente y protector el arzobispo Fernando de Valdés y Llano y la de Juan Queipo de Llano, sobrino carnal del anterior y obispo de Coria. En efecto, el canónigo Francisco Martínez Marina incluyó a fray Blas en un trabajo inconcluso sobre los hijos ilustres del concejo de Cangas, pero en estos apuntes mezclaba sus datos con los del citado obispo de Coria, según refiere C.R. Fort (loc. cit.) Otras, como Catholic Hierarchy, sitúan su nacimiento en Madrid, quizá por confusión con el convento donde entró en religión (del que fue «hijo»). El P. Placer (loc. cit.) remonta el origen de este error al mismo siglo XVII: «El P. Arqués cree, siguiendo a un manuscrito del P. Matías Fernández, coetáneo del obispo Tineo, que éste era natural de Madrid». González de Posada (loc. cit., a quien sigue la GEA, v. 13, p. 315) le hace natural de Gijón, dato erróneo pero que apunta con perspicacia a la estrecha relación de este obispo con una casa de Tineo radicada en la parroquia gijonesa de San Juan de Tremañes, en cuya descendencia se repetiría el nombre de Blas. Menciona Posada que por el tiempo en que escribía (s. XVIII) había un retrato de este eclesiástico «en casa de Doña Catalina Ramírez de Jove». Esta señora era hija del I marqués de San Esteban y tía carnal de Jovellanos. Desde 1746 estaba viuda de Gregorio de Tineo y Álvarez de las Asturias, señor de la casa mencionada, y fue la madre del I marqués de Casa Tremañes.
  2. a b Según G. Placer «nació en 1580» (loc. cit.) C.R. Fort calcula que nació «hacia el año de 1589» (loc. cit.) Catholic Hierarchy consigna sin certidumbre como año de su nacimiento el de 1586, con remisión a Hierarchia catholica (v. 4, p. 334), al Episcopologio español (v. 1500, p. 164, n.º 1031) y a Les ordinations épiscopales (a. 1637, n.º 3).
  3. Para el linaje y casa de Tineo, véanse Marqués de Jaureguízar [Javier Pérez de Rada y Díaz Rubín], Relación de los poseedores del Castro y Palacio de Priaranza del Bierzo, de alguno de sus allegados y descendencia de ellos (Madrid, 1971), pp. 78-87; Senén González Ramírez, Hidalgos de armas poner y pintar en el concejo de Tineo: Estudio genealógico (Oviedo, KRK, 1996), pp. 134-158, y la información del apellido «Tineo» en BlasonesHispanos.com.
  4. El P. Pedro de Quirós le menciona entre los colegiales ilustres de la Vera Cruz en su obra Parentación Real (Salamanca, 1666), p. 182.
  5. AHN, Universidades, lib. 1.261, fol. 217, ápud José de Rújula y de Ochotorena, Marqués de Ciadoncha, Índice de los colegiales del Mayor de San Ildefonso y menores de Alcalá (Madrid, Instituto Jerónimo Zurita, 1946), p. 822.
  6. La denominación de la sede in pártibus de la que fray Blas fue obispo titular, es objeto de discusión. La ficha de Catholic Hierarchy le asigna la de Termópila o Termópilas (sedes Thermopylae o Thermopylarum, episcopus thermopylensis), pero en la documentación figura siempre como obispo de Termópoli (sedes Thermopolis, episcopus thermopolitanus). C.R. Fort ya se lo plantea al tratar de su predecesor en la mitra, que fue el borjano Pedro de Valsorga, coadjutor del obispo de Huesca Francisco Navarro de Eugui, su tío. No cabe duda de que ambos tuvieron la misma sede pues a Tineo se le asignó en 1636 la que vacaba desde hacía menos de un año por muerte del otro prelado español. Vicente de la Fuente, editor de la obra de Fort, anota que «la existencia del Obispado Termopolitano es muy dudosa. El P. Gams no admite Obispado de Thermópolis, pero sí de las Termópilas (Thermopylae). La Gerarchia della Santa Chiesa, página 11, admite Obispado de Termópoli en la Acaya, sufragánea de Atenas, pero esta sede es quimérica y confundida con la de Termópilas, cuyo Obispo sería thermopilitanus [sic] y no thermopolitanus. El Sr. Fort, en esta duda, puso la papeleta del Sr. Balsorga en Hierápolis y no en Thermópolis.» (Op. cit., p. 289, n. 3). La duda se extiende aún a la denominación de «Hermópoli», que figura en el epitafio de Pedro López de Mendoza, inmediato predecesor a su vez de Valsorga. Este obispo Mendoza yace en un bello mausoleo en el Monasterio de San Salvador de Oña, junto al de Pedro González Manso, obispo de Osma, de quien fue coadjutor. Véase Íñigo de Barreda, Oña y su Real Monasterio (Madrid, 1917; ed. facsim. Valladolid, Maxtor, 2009), pp. 130-133. Su epitafio expresa en efecto que fue «obispo de Hermópoli» e incluye unos curiosos versos latinos que parecen compuestos para la ocasión a modo de variación sobre el Æquo pulsat de Horacio y a los que pertenece la frase «Nihil vigor ætatis, nihil pietatis honor», que tres siglos después fue elegida para figurar en el enterramiento de la reina Mercedes de Orleans en la cripta de la Catedral de la Almudena, según un proyecto que finalmente no se ejecutó (ABC, 3 de marzo de 1997, pp. 58 y 59).
  7. Juan de Rojas, Catecismo real y alfabeto coronado, historial, político y moral, t. II (Madrid, 1672), p. 43.
  8. No se trata del convento de San Antón, de la Orden Tercera Franciscana, que tras la Desamortización pasó a ser de esta monjas, sino del antiguo de Jesús María o de la Presentación, que fue el primero de la Orden de Clarisas Capuchinas fundado fuera de Italia. Fue erigido por bula de Sixto V del 13 de septiembre de 1587, pero no inició su andadura hasta 37 años después, en una casa provisional, y la construcción de la definitiva se debió al impulso del arzobispo Valdés y Llano y de su auxiliar. Para el referido acto, el metropolitano dio su comisión a fray Blas de Tineo enviando a Juan Queipo de Llano, su sobrino carnal, que después fue obispo de Guadix y de Coria. Ángel Tomás Fernandez Moreno y Lorenzo de Carmona Tamariz, Compendio histórico chronológico de la fundación maravillosa del monasterio de Jesús María, de Capuchinas Mínimas del Desierto de Penitencia de la ciudad de Granada, t. I (Madrid. 1768), p. 246.