Belarmina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Belarmina alemana del siglo xvii (18.7 cm), colecciones del Museo Metropolitano de Arte.

Belarmina (o bellarmina) es un tipo de jarra o botella decorada con un rostro barbudo intimidador y un origen asociado a la cerámica alemana del siglo xvi,[1]​ extendido más tarde a otras zonas de Europa (Países Bajos, Gran Bretaña, España). Se emparentan con las ‘jarras del hombre barbudo’ o «bellarmines».[a]

El origen del nombre se data hacia el siglo xvi en la cuenca del río Rin y la iconografía dirige a Roberto Belarmino, popularmente llamado el ‘martillo de los herejes’, jesuita e inquisidor italiano, cardenal y arzobispo de la Iglesia católica, legendariamente distinguido por su oposición a la Reforma protestante y recordado por haber dirigido los procesos contra personajes como Giordano Bruno y Galileo Galilei. Su rostro barbudo, grabado en relieve o toscamente trazado en el vientre de las botellas, jarras u ollas, que funcionaban como amuletos «por ser la representación del mal al portar la efigie del maligno cardenal» (sic).[2][3][4][5]

El cardenal Belarmino en un grabado del siglo xvii, en la Bibliotheca chalcographica (1652-1669)

Otros autores alejan su datación hasta el periodo de la Germania romana (aunque a partir del siglo xii y como precedentes de las stoneware (gres) bajomedievales o jarras de piedra elaboradas con la técnica de la sal),[b]​ localizando vasijas similares hechas en la zona de Colonia, y quizá representando a una divinidad masculina con cuernos, como personificación del río o de las aguas, y usada como marca de fábrica.[1][c]​ Pudo tener un uso posterior en las canecas y demás tipología de botellas alfareras.[1]

Para su uso ‘mágico’ se llenaban de harina, romero, algún líquido (alcohólico o infusión), clavos, cuchillas y excrementos de la persona a la que debería protegerse. Una vez sellada la botella (a veces más similar a una botija o cantarilla), se enterraba en un lugar del entorno del interesado a fin de atraer y atrapar dentro de ellas el mal de ojo, enfermedades, hechizos o sortilegios.[2]

En la península ibérica aparecen relacionadas con varios tipos de recipientes relacionados con los conjuros y la brujería en general,[2]​ y con mayor presencia en el norte y el noroeste peninsular.

Notas[editar]

  1. En alemán bartmannskrug, en holandés baardmankruik, en inglés beardman jugs o bartmann/bartman jugs.
  2. Eran recipientes del llamado gres alemán no poroso (Rheinnisches Steingut), vitrificado e impermeable. Su fabricación con barros con alto contenido en sílice, que requieren altas temperaturas de vitrificado (entre 1200-1280 ºC), excluyen la aplicación del óxido de plomo que bañaba las cerámicas desde períodos medievales. Es resultado son piezas de tonos blancuzcos, ante, gris, e incluso rojo.
  3. Además del belarmino grabado solían llevar también en relieve sellos o medallones heráldicos (escudos de armas de ciudades como Ámsterdam o Hoorn, o el de la provincia de Holanda); o de las familias gobernantes en las Provincias Unidas –los Orange-Nassau–, Inglaterra –los Tudor–; o de los Habsburgo; además de otros símbolos como el «Avondster» (motivo floral de la roseta), etc.

Referencias[editar]

  1. a b c Ruíz Gil, José Antonio (25 de octubre de 2014). «Las bellarminas alemanas». La pieza del mes. Museo Arqueológico Municipal de Jerez/Asociación de Amigos del Museo. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  2. a b c Martínez Glera, 2018, p. 78.
  3. «'Las Belarminas. Botellas de bruja o cómo protegerse de sus maleficios'. Charla en el Ateneo Riojano, por Enrique Martínez Glera». El Correo. 23 de diciembre de 1017. Consultado el 4 de junio de 2018. 
  4. «Ritos y creencias populares». asturnews.com (en asturiano). 5 de mayo de 2017. Consultado el 4 de junio de 2018. 
  5. Mancisidor, Myriam (4 de septiembre de 2017). «De aquellos polvos, estas vasijas (reseña de la Exposición)». La Nueva España. Consultado el 4 de junio de 2018. 

Bibliografía[editar]

  • Martínez Glera, Enrique (2017). Ayuntamiento de Avilés/Fundación Municipal de Cultura; Universidad de Oviedo; Centro de Conocimiento/Principado de Asturias, ed. Ritos y creencias populares. "Belarminas, ollas de conjuros y otras piezas de barro en los ritos de protección. VV. AA. Avilés: CMAE. 
  • Álvarez González , Teresa; Martínez Glera , Enrique (2003). «Brujería y conjuros en La Rioja». Piedra de rayo: Revista riojana de cultura popular (Ejemplar dedicado a: Brujería en La Rioja) (8): 10-21. Consultado el 4 de junio de 2018.