Beatriz de Bobadilla (marquesa de Moya)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Beatriz de Bobadilla (Medina del Campo, 1440 - Madrid, 17 de enero de 1511) fue una dama castellana, marquesa de Moya, consejera y persona muy próxima a Isabel I de Castilla.

Biografía[editar]

Fue hija de Pedro de Bobadilla y Beatriz de Corral.[1] Desde muy joven estuvo a servicio de la futura reina Isabel. Se ha supuesto que el contacto entre ambas se inició cuando la aún infanta vivía en Arévalo y el padre de Beatriz era el guardían de la fortaleza, aunque no se han encontrado pruebas documentales,[2] si bien Alfonso de Palencia hace alguna referencia a ello en su Crónica de Enrique IV.[3] Se casó con Andrés Cabrera, personaje destacado en la corte de Enrique IV (había sido camarero mayor del mismo), con el que tendría nueve hijos. En 1480 la reina Isabel concedió a ambos el marquesado de Moya y el señorío de Chinchón, de nueva creación, que ocupaba buena parte del sudeste de la actual Comunidad de Madrid. Su presencia en la Corte fue constante, alcanzando gran influencia en la misma.[3] Durante la guerra de Granada, en el asedio de Baza, fue atacada a cuchilladas por un enemigo que la confundió con la reina, sin que resultase herida, pues las cuchilladas no llegaron a atravesar sus ropas.[3]

Su sobrina fue Beatriz de Bobadilla y Ulloa, gobernadora de La Gomera.

Como recordatorio, la concesión del señorío de Chinchón supuso que 1200 habitantes, con nombre, apellidos y oficios, pasaron de ser hombres libres a siervos, algo que había jurado no hacer y de lo que al final de sus días la reina, Isabel, parece ser que se arrepintió, recogiendo en su testamento que se repusieran las cosas y las libertades perdidas a sus inicios, cosa que nunca se realizó.[cita requerida]

Tras la muerte de Isabel, la Católica y la marcha de Fernando II a Aragón, abandonaron la corte y entregaron el alcázar al señor de Belmonte, al servicio de Felipe el hermoso. Y, aunque Fernando volvió como regente, no volvieron por su avanzada edad. Murió en la Villa de Madrid, a los 70 años, algo considerable en aquella época.

Sus restos yacen en la localidad conquense de Carboneras de Guadazaón, junto con los de su marido Andrés Cabrera. El edificio es de propiedad privada y está en estado de ruina.

Descendencia[editar]

El matrimonio compuesto por Andrés y Beatriz tuvo los siguientes hijos:[4]

  1. Juan Pérez de Cabrera y Bobadilla, II marqués de Moya, casado con Ana de Mendoza, hija de Diego Hurtado de Mendoza, I duque del Infantado.
  2. Fernando de Cabrera y Bobadilla, I conde de Chinchón, casado con Teresa de la Cueva y Toledo, hija de Francisco Fernández de la Cueva, II duque de Alburquerque, siendo uno de sus hijos Andrés de Cabrera-Bobadilla y de la Cueva.
  3. Francisco de Cabrera y Bobadilla, obispo de Ciudad Rodrigo y de Salamanca.
  4. Diego de Cabrera y Bobadilla, caballero de la Orden de Calatrava, comendador de Villarrubia y Zurita, y finalmente monje en el convento de Santo Domingo de Talavera de la Reina (Toledo).
  5. Pedro de Cabrera y Bobadilla, caballero de la Orden de Santiago, primero religioso domínico y luego militar.
  6. María de Cabrera y Bobadilla, casada con Pedro Fernández Manrique y Vivero, II conde de Osorno.
  7. Juana de Cabrera y Bobadilla, casada con García Fernández Manrique, III conde de Osorno.
  8. Isabel de Cabrera y Bobadilla, casada con Diego Hurtado de Mendoza y Silva, I marqués de Cañete.
  9. Beatriz de Cabrera y Bobadilla, casada con Bernardino de Lazcano, III señor de Lazcano.

Referencias[editar]

  1. Libro Primero de las Genealogías del Nuevo Reyno de Granada. 
  2. Salvador Miguel, Nicasio. Isabel la Católica: educación, mecenazgo y entorno literario. Alcalá de Henares; Centro de Estudios Cervantinos, 2008, p. 104.
  3. a b c Rábade Obrado. Leonor López de Córdoba y Beatriz de Bobadilla: dos consejeras para dos reinas Una aproximación comparativa.
  4. Portal Grandes de España: genealogía del Condado de Chinchón.