Base Aérea Cap. Juan Manuel Boiso Lanza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cap. Juan Manuel Boiso Lanza
OACI: SUBL
Localización
Coordenadas 34°49′20″S 56°09′58″O / -34.82216667, -56.16624444Coordenadas: 34°49′20″S 56°09′58″O / -34.82216667, -56.16624444
Ubicación Montevideo, Uruguay
Elevación 40 m / 131,2 pies (msnm)
Sirve a Manga
Detalles del aeropuerto
Tipo Base militar
Operador Fuerza Aérea Uruguaya
Pistas
Dirección Largo Superficie
metros pies
856,15 2808,90 Césped
[editar datos en Wikidata]

La Base Aérea Cap. Juan Manuel Boiso Lanza es una base aérea de la Fuerza Aérea Uruguaya Ubicada en el departamento de Canelones cerca de la ciudad de Montevideo, en ese mismo lugar se encuentra la Escuela de Comando y Estado Mayor Aéreo, escuela cuyo edificio se accede por Av. de las Instrucciones.

La base está rodeada por las avenidas de las Instrucciones, Gral San Martín, Pedro de Mendoza y una vía férrea que cruza por detrás de la base. A pesar de disponer de una pista, actualmente no posee torre de control y las operaciones aéreas son muy limitadas.

Historia[editar]

La base cuenta con grandes anécdotas, en ese lugar se formó la Fuerza Aérea Uruguaya, los primeros aviones como el T-6 y el Curtiss Falcon se ensamblaron en los talleres de ese aeródromo.

El día el 7 de setiembre de 1942, a bordo del 4130 y como piloto el Lt.Commander Edward J. Laningan acompañándolo el Tte.1o. Fernando Blanco, en el 4128 el Suboficial George Strode como piloto y el Alf. de nuestra aviación Efraín Bacardaz como observador.

Aquel día le tocaría a el Curtiss 4128 tomar la delantera, puesta en marcha, carreteo, cabecera de pista y prontos para el decolaje. Comienza la carrera, pero Strode no ha calculado bien las distancias, cuando pone la potencia a pleno, observa que se termina la pista y que un alambrado se cruza en su camino, decide abortar el decolaje pero no logra evitar el obstáculo, el "Falcon" cae y choca con el alambrado, pierde el tren de aterrizaje y dobla las puntas de sus alas, cruza la avenida Pedro de Mendoza, y por último detiene su marcha sin mayores consecuencias para sus tripulantes en un campo cultivado vecino al aeródromo militar . Por su parte Lannigan y Blanco deciden en vista que el accidente no había tenido consecuencias graves para la otra tripulación seguir adelante con su vuelo. Después de 15 minutos del accidente, con el Falcon 4130 decolaban aprovechando toda la longitud de la pista de Mendoza, pero los inconvenientes para los pilotos navales de los Estados Unidos no habían terminado. Una vez en el aire y finalizadas las pruebas del vuelo, se decide aterrizar, evidentemente ambos pilotos de los Estados Unidos estaban acostumbrados a operar en campos con mayores dimensiones que el de Boiso Lanza, ya que luego de tres intentos fallidos para tomar la pista, el Tte.1o. Blanco opta por sugerirle a Lanigan dirigirse al campo de Pando sede de la Escuela Militar de Aeronáutica. De esta forma y como medida de seguridad, y para no agravar más el incidente anterior se dirigen a ese lugar en donde se completa aquel primer vuelo de los Curtiss SNC-1. 



Véase también[editar]