Basílica de los Santos Ambrosio y Carlos en el Corso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
San Carlos en el Corso
Vista de San Carlos desde lo alto de las escaleras de la Plaza de España.

San Carlos en el Corso (en italiano, Sant'Ambrogio e Carlo al Corso, normalmente conocida sólo como San Carlo al Corso) es una iglesia basílica de Roma, Italia, frente a la parte central de la Via del Corso. El ábside de la iglesia queda al otro lado de la calle del Mausoleo de Augusto en Via di Ripetta.

Esta iglesia está dedicada a los santos Ambrosio y Carlos Borromeo, ambos originarios de Milán. Es una de las al menos tres iglesias de Roma dedicadas a Borromeo, siendo las otras San Carlo ai Catinari y San Carlo alle Quattro Fontane.

Historia[editar]

Su construcción se empezó en honor de la canonización de san Carlos Borromeo en 1610, bajo la dirección de Onorio Longhi y, después de su muerte, de su hijo Martino Longhi el Joven. En el solar estuvo anteriormente la iglesia de San Nicola de Tofo. La planta es de cruz latina. La cúpula, que recuerda a la de la iglesia de San Lucas y Santa Martina, fue diseñada por Pietro da Cortona (1668), quien también fue responsable del ábside y la rica decoración interior. La fachada fue diseñada por el cardenal Luigi Alessandro Omodei, a quien no le gustaba el proyecto preparado por Carlo Rainaldi.

La bóveda central está pintada al fresco con una Caída de los ángeles rebeldes (1677–1679) por Giacinto Brandi. El retablo del altar representa a los Santos Ambrosio y Carlos Borromeo con la Virgen y Jesús, fue pintado alrededor del año 1685-1690 por Carlo Maratta. La decoración de estuco fue obra de Giacomo y Cosimo Fancelli. La estatua de los santos se debe a Francesco Cavallini. Los frescos de la Justicia y la Paz fueron pintados por Girolamo Troppa.

En el ambulatorio detrás del santuario, hay un nicho donde se encuentra un relicario que contiene el corazón de San Carlos. Fue donado a la iglesia en 1614 por el cardenal Federico Borromeo, primo del santo.

En el exterior a los lados del ámside y frente al antiguo Mausoleo de Augusto, hay dos estatuas gigantes de los santos titulares, entre las más grandes de Roma.

Otros artistas activos en la iglesia fueron: Pasquale de' Rossi, Luigi Garzi, Francesco Rosa, Giovan Battista Boncori, y Fabbrizio Chiari.

Capillas[editar]

El oratorio del siglo XVI dedicado a san Ambrosio se encuentra detrás del transepto izquierdo.

La primera capilla a la derecha está dedicada a la Crucifixión y tiene un fresco de Vigilancia por Paolo Albertoni.

La segunda capilla a la derecha está dedicada a María, auxilio de los cristianos (Maria Auxilium Christianorum) tiene una imagen de la Virgen donada por san Vicente Pallotti en el siglo XIX.

La tercera capilla a la derecha está dedicada a la Sagrada Familia. En el lado izquierdo se encuentra una representación de El redentor y los santos Ambrosio y Carlos así como el monumento sepulcral de Federico Borromeo.

Capilla de san Olaf
Interior

La capilla de san Olaf de Noruega, a la izquierda de la nave, está dedicada al rey mártir que se convirtió al Cristianismo y resultó muerto en la batalla de Stiklestad en 1030. La capilla fue inaugurada por el cardenal Lucido Maria Parocchi el 9 de abril de 1893, en el 50.º aniversario de la primera misa celebrada legalmente en Noruega desde la Reforma.

La pintura, por el artista polaco Pius Weloński, representa la vistoria del rey vikingo sobre su propio pasado pagano está representado por un dragón. Fue un regalo, presentado el 3 de marzo de 1893, al papa León XIII para el 50.º aniversario de su ordenación episcopal. El obispo Johannes Olav Fallize, entonces el vicario apostólico de Noruega, había pedido que se colocara en esta capilla y fue desvelado por el chambelán papal, el barón Wilhelm Wedel-Jarlsberg. El papa apoyaba la idea de una capilla noruega en Roma.

Una pintura más pequeña en el altar muestra a las santas Ana y su hija, la Virgen. Santa Ana era una santa muy popular en la Noruega anterior a la reforma.

Las reliquias de un mártir romano, san Saturnino, están enterradas en el altar. Nada se sabe de él salvo el nombre.

La capilla fue restaurada, y se inauguró de nuevo por John Willem Gran, el obispo de Oslo, en 1980. La iniciativa de esta restauración partió de Cecilie "Ciss" Riber-Mohn (que no era católica, y que murió en 1978, antes de que se terminara la restauración), Olga Térése "Olgese" Mowinckel Ringler y su esposo italiano Andrea Ringler. Rieber-Mohn había conservado también la capilla en los años sesenta, cuando se habló de usarla para otros propósitos.

La misa se celebra en noruego en Navidad, el 17 de mayo (Día de la Constitución) y el 16 de octubre (fiesta de la conversión de san Olav), y muchos expatriados noruegos, incluyendo aquellos que no son católicos, participan en ella. Las misas de réquiem se celebran para los noruegos que tengan alguna conexión con Roma. Los grupos de peregrinos noruegos pueden concertar una cita para celebrar aquí una misa, y a veces grupos de turistas vienen aquí para servicios ecuménicos.

Fuentes[editar]

Notas[editar]

Coordenadas: 41°54′19.33″N 12°28′40.50″E / 41.9053694, 12.4779167