Banda Gallega

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Banda Gallega es el nombre con el que históricamente se conocía a gran parte de la actual Sierra de Aracena por ende a toda la provincia desde su conquista por los reyes cristianos. Por extensión podríamos denominar así a la línea defensiva del reino de León a lo largo de su frontera con el reino de Portugal. Es de destacar que la ruta de la plata era la vía natural de expansión del reino Leonés hacia el sur. Y esta expansión iba en paralelo a las conquistas del reino portugués, antiguo condado independizado de León, lo cual provocaba conflictos fronterizos. La denominación nació, por la repoblación de estas tierras por gentes del reino de León en sentido amplio (actual Galicia, Asturias, León, Zamora, Salamanca, Extremadura Leonesa), cosa que confirman recientes estudios genéticos, dónde se comprueba la mayor homogeneidad genética y por tanto de parentesco de los habitantes de las actuales provincias de la ruta de la plata, desde Asturias hasta Huelva y también Cádiz, Sevilla o parte Córdoba. Los castellanos denominaban gallegos a cualquiera al oeste de Castilla que no hablara castellano, es decir tanto lenguas gallegas como lenguas asturianas que les sonaban igual. Tras la expulsión de los musulmanes, en paralelismo con la llamada Banda morisca, para hacer referencia a la zona fronteriza con el reino de Portugal, junto a La Raya.[1]

Previamente a la reconquista cristiana los almorávides y luego en el siglo XII los Almohades intentaron solucionar los problemas de defensa de la zona reaprovechando antiguas fortificaciones romanas y levantando nuevas fortalezas como en Aracena, Cala o Zufre. Con la nueva dominación cristiana desde el siglo XIII el reino de Portugal ambicionará la conquista de toda la zona por lo que sigue siendo necesaria la defensa de la sierra en sí además de convertirse en primera fuerza defensiva del reino de Sevilla. Por ello el concejo de Sevilla verá necesaria el reaprovechamiento, reconstrucción o construcción de importantes fortalezas en la zona como las del Castillo de Sancho IV de Cumbres Mayores. Esta zona fronteriza estuvo compuesta por tres líneas que englobaban las defensas de:

En el siglo XVI las construcciones defensivas se extenderán a la zona del Andévalo y más al suroeste, proceso que culminará a fines de siglo con la construcción de diferentes torres almenaras en la costa para defenderlas de piratas berberiscos. Aunque gran parte de estas edificaciones aún permanecen en pie el abandono de éstas en el siglo XIX o los daños ocasionados por las tropas francesas durante la Guerra de Independencia abocaron a la ruina a muchas de ellas.

Referencias[editar]

  1. Pérez Macías, Juan Aurelio y Carriazo Rubio, Juan Luis (2005). La banda gallega: conquista y fortificación de un espacio de frontera (siglos XIII-XVIII). Huelva: Universidad de Huelva. ISBN 84-96373-68-1. 

Enlaces externos[editar]