Balanitis xerotica obliterans

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Balanitis xerotica obliterans
Lichen sclerosus - high mag.jpg
Micrograph showing the characteristic subepithelial fibrosis and loss of the rete pegs seen in balanitis xerotica obliterans; these changes are identical to those of lichen sclerosus, which is seen in women. H&E stain.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 N48.0 Leukoplakia of penis
DiseasesDB 31995
eMedicine derm/46
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

Balanitis xerotica obliterante es una condición dermatológica que afecta los genitales masculinos. Fue descrita por primera vez por Stuhmer en 1978, sin embargo, reportes anteriores describen lo que pudo haber sido la misma condición.[1] BXO ocurre comúnmente en el prepucio y glande del pene. [2] Manchas blancas atroficas aparecen en areas afectadas, [3] y usualmente un anillo blanco de tejido endurecido se forma cercas de la punta el cual puede impedir la retración.[2]

Epidemiología[editar]

La verdadera prevalencia de BXO es controversial y poco clara. Un estudio calculó que una tasa de .6% de niños son afectados al cumplir 15 años.[4] Otro estudio reportó una tasa de .07%[5] Sin embargo, una reseña notó que "con un grado alto de sospecha y examinación histológica, la condición demuestra ser más frecuente que lo que uno generalmente cree."[6] Otra estudio sugiere que "más causas serían diagnosticadas si durante la infancia toda la piel seca del prepucio fuera examinada sistemáticamente"[7] Otro remarcó que la condición "puede ser mal diagnosticada o ignorada en niños jóvenes"[8] Aun así, otro comentó que "su verdadera incidencia no es apreciada porque muchos casos son curados por la circuncisión, y desafortunadamente muchos cirujanos siguen fallando en mandar su espécimen de la circuncisión para histología."[9] Otro remarcó que "la extensión de la enfermedad asintomática en esta serie sugiere que la verdadera prevalecía de LS en hombres puede ser más alta de la que los trabajos publicados sugieren."[10]

De acuerdo a algunos autores, la enfermedad afecta más frecuentemente a hombres de mediana edad.[2] Sin embargo, un estudio grande reportó que la distribución en edades era similar desde 2 a 90 años, excepto por hombres de veinte, quienes tenían el doble de riesgo de infección.[5] El mismo estudio encontró que hombres negros e hispánicos tienen aproximadamente el doble de riesgo que los hombres blancos. Los autores sugirieron posibles causas para esto, incluyendi acceso a cuidado médico, diferencias en las tasas de circuncisiones neonatales, y las diferencias climáticas.

Mallon et al. encontró que la BXO está relacionada al estatus de circuncisión. Ajustando por edad, la falta de circuncisión fue asociada con una tasa impar de 53.55. El descubrimiento fue estatísticamente significativo.[11] Sin embargo, BXO también se ha presentado después de la circuncisión tardía, en especial cuando el llevada acabo por fimosis.[1] [11] [5]

Etiología[editar]

Lo que causa BXO aun no está claro. Sin embargo se han sugerido varias posibilidades.

Algunos estudios han demostrado que pacientes con BXO también muestran signos de padecer desordenes auto inmunes.[12] [13] [14] Sin embargo, este descubrimiento no es repetitivo en todos los estudios.[13]

La infección de virus del papiloma humano (VPH o HPV del ingles human papilovirus)(estereotipo 16 en particular), espiroquetes, y mycobacteria también han sido sugeridas como causa del la inffeccion.[5] Sugerencias adicionales incluyen : penfigo y balanitis bacterial in específica crónica".[15]

Relación con Fimosis[editar]

BXO es una causa común de fimosis patológica.[2] [3]

Kiss et al. reporta que 40% de niños con fimosis sufren de BXO. [16] Shankar y Rickwood reportan BXO en 84% de pacientes con fimosis[4] Evans reporta BXO en 10.5% de pacientes con fimosis.[17] Clemmensen et al. reporta BXO en 14.2% de pacientes con fimosis.[18] Bale reportó que BXO fue encontrada en 19% de circuncisiones llevadas acabo por enfermedades del prepucio y pene.[19] Mattioli observó BXO en 60% de pacientes con fimosis adquirida y 30% de pacientes con fimosis congenital.[20] Rickwood reportó Balanitis xerotica obliterante en 20 de 21 pacientes circuncidados por fimosis patológica.[21]

Relación con liquen esclerosó.[editar]

Muchos investigadores consideran la balantis xerotica obliterans como liquen esclerosó atrofico (LSA) del pene. El LSA también es conocido como liquen esclerosó (LS) . Recientemente la balantis xerotica obliterans se codifico como parte del LSA por Medline.


Prevención[editar]

No hay ningún medio conocido de prevenir BXO. Sin embargo, un estudio informa que los datos "indican que la circuncisión previene o protege contra las dermatosis infecciosas comunes del pene".

Pronóstico[editar]

BXO es crónica y progresiva con frecuencia.[2] Por favor, consulte la siguiente sección sobre el tratamiento. Esta condición puede causar dolor, irritación y trastornos de la función sexual.[15]

En etapas posteriores, una estenosis del meato puede ocurrir, causando retención urinaria.[1] [2] Esto puede general daños en la vejiga o los riñones.[2]

Los surcos: coronal y frenulum puede ser destruidos.[2]

También puede ocurrir fimosis o parafimosis.[2]

Varios estudios indican que BXO puede jugar un papel pre-canceroso, [22] [23] [24] [25] [26] resultante en el carcinoma epidermoide del pene (una forma de cáncer de pene).

Diagnóstico[editar]

El informe de Neuhaus y de Skidmore dice que "la frostis de Tzanck y una biopsia cutánea, junto con una prueba rápida de la proteína repagina, proporcionara un diagnóstico definitivo. [27]

Depasquale et al. tiene en cuenta que muchos cirujanos no envían especímenes de la circuncisión para histología. Advierten que esta práctica "se está convirtiendo en una práctica medico legal indefendible en una sociedad con conciencia de litigio, donde las secuelas clínicas de BXO están a menudo mal interpretadas por el paciente como errores quirúrgicos.

Tratamiento[editar]

La terapia se enfoca en prevenir progreso de la enfermedad.[27] Shelley reportó algún éxito a largo plazo de la terapia con antibióticos. Sin embargo, las recaídas fueron vistas en la suspensión del tratamiento. [28]


Se ha reportado cierto éxito usando terapia con láser de dióxido de carbono. [29] [30] con modificaciones si es necesario. [31]

Sin embargo Pasieczny sugiere el tratamiento con testosterona. [32]

Una glandectomía puede ser requerida.[9]

Referencias[editar]

  1. a b c Freeman C, Laymon CW (1941). «Balanitis xerotica obliterans» (Reprint:The CIRP Circumcision Reference Library). Arch Dermat Syph (en inglés) 44 (4): 547–59. Archivado desde el original el 25 de septiembre 2006. Consultado el 1 de octubre de 2006.  Parámetro desconocido |urlmuerto= ignorado (ayuda)
  2. a b c d e f g h i Keogh GC. «Balanitis xerotica obliterans» (en inglés). eMedicine.com. Archivado desde el original el 2 de agosto 2005. Consultado el 15 de agosto de 2005.  Parámetro desconocido |urlmuerto= ignorado (ayuda)
  3. a b Buechner S (septiembre de 2002). BJU Int 90 (5): 498–506. doi:10.1046/j.1464-410X.2002.02962.x. PMID 12175386.  Parámetro desconocido |tituló= ignorado (ayuda)
  4. a b Shankar K, Rickwood A (julio de 1999). «The incidence of phimosis in boys». BJU Int (en inglés) 84 (1): 101–2. doi:10.1046/j.1464-410x.1999.00147.x. PMID 10444134. 
  5. a b c d Kizer W, Prarie T, Morey A (enero de 2003). «Balanitis xerotica obliterans: epidemiologic distribution in an equal access health care system». South Med J (en inglés) 96 (1): 9–11. doi:10.1097/00007611-200301000-00004. PMID 12602705. 
  6. Das S, Tunuguntla H (deciembre de 2000). «Balanitis xerotica obliterans--a review». World J Urol (en inglés) 18 (6): 382–7. doi:10.1007/PL00007083. PMID 11204255. 
  7. Garat J, Chéchile G, Algaba F, Santaularia J (agosto de 1986). «xerotica obliterans in children». J Urol (en inglés) 136 (2): 436–7. PMID 3735511. 
  8. McKay D, Fuqua F, Weinberg A (noviembre de 1975). «Balanitis xerotica obliterans in children». J Urol (en inglés) 114 (5): 773–5. PMID 1237636. 
  9. a b Depasquale I, Park AJ, Bracka A. (2000). xerotica obliterans/depasquale1/ «The treatment of balanitis xerotica obliterans» (Reprint:The CIRP Circumcision Reference Library). BJU Int (en inglés) 86 (4): 459–65. doi:10.1046/j.1464-410X.2000.00772.x. PMID 10971272. Consultado el 1 de octubre de 2006. 
  10. Riddell I, Edwards A, Sherrard J. (agosto de 2000). «Clinical features of lichen sclerosus in men attending a department of genitourinary medicine». Sex Trans Infect (en inglés) 76 (4): 311–3. doi:10.1136/sti.76.4.311. PMC 1744198. PMID 11026891. 
  11. a b Mallon E, Hawkins D, Dinneen M, Francics N, Fearfield L, Newson R, Bunker C (marzo de 2000). «Circumcision and genital dermatoses». Arch Dermatol (en inglés) 136 (3): 350–4. doi:10.1001/archderm.136.3.350. PMID 10724196. 
  12. Azurdia R, Luzzi G, Byren I, Welsh K, Wojnarowska F, Marren P, Edwards A (enero de 1999). «Lichen sclerosus in adult men: a study of HLA associations and susceptibility to autoimmune disease». British Journal of Dermatology (en inglés) 140 (1): 79–83. doi:10.1046/j.1365-2133.1999.02611.x. PMID 10215772. 
  13. a b Meyrick Thomas R, Ridley C, Black M (diciembre de 1983). «The association of lichen sclerosus et atrophicus and autoimmune-related disease in males». Br J Dermatol (en inglés) 109 (6): 661–4. doi:10.1111/j.1365-2133.1983.tb00546.x. PMID 6652042. 
  14. Harrington C, Dunsmore I (mayo de 1981). «An investigation into the incidence of auto-immune disorders in patients with lichen sclerosus and atrophicus». Br J Dermatol (en inglés) 104 (5): 563–6. doi:10.1111/j.1365-2133.1981.tb08172.x. PMID 7236515. 
  15. a b Edwards S. (1996). «Balanitis and balanoposthitis: a review» (Reprint:The CIRP Circumcision Reference Library). Genitourin Med (en inglés) 72 (3): 155–9. PMC 1195642. PMID 8707315. 
  16. Kiss A, Király L, Kutasy B, Merksz M (julio-agosto de 2005). «High incidence of balanitis xerotica obliterans in boys with phimosis: prospective 10-year study». Pediatr Dermatol (en inglés) 22 (4): 305–8. doi:10.1111/j.1525-1470.2005.22404.x. PMID 16060864. 
  17. Evans D (2000). «Retrospective study of male lichen sclerosus and outcome in Leicester: 1995-9 inclusive: experience of a genitourinary medicine clinic». Sex Transm Infect (en inglés) 76 (6): 495. doi:10.1136/sti.76.6.495. PMC 1744250. PMID 11221136. 
  18. Clemmensen O, Krogh J, Petri M (abril de 1988). «The histologic spectrum of prepuces from patients with phimosis». Am J Dermatopathol (en inglés) 10 (2): 104–8. doi:10.1097/00000372-198804000-00002. PMID 3239715. 
  19. Bale P, Lochhead A, Martin H, Gollow I (1987). «Balanitis xerotica obliterans in children». Pediatr Pathol (en inglés) 7 (5-6): 617–27. doi:10.3109/15513818709161425. PMID 3449818. 
  20. Mattioli G, Repetto P, Carlini C, Granata C, Gambini C, Jasonni V (mayo de 2002). «Lichen sclerosus et atrophicus in children with phimosis and hypospadias». Pediatr Surg Int (en inglés) 18 (4): 273–5. doi:10.1007/s003830100699. PMID 12021978. 
  21. Rickwood AMK, Hemalatha V, Batcup G, Spitz L. (1980). «Phimosis in boys» (Reprint:The CIRP Circumcision Reference Library). Brit J Urol (en inglés) 52 (2): 147–50. doi:10.1111/j.1464-410X.1980.tb02945.x. PMID 7191744. 
  22. Velazquez E, Cubilla A (noviembre de 2003). «Lichen sclerosus in 68 patients with squamous cell carcinoma of the penis: frequent atypias and correlation with special carcinoma variants suggests a precancerous role». Am J Surg Pathol (en íngles) 27 (11): 1448–53. doi:10.1097/00000478-200307000-00015. PMID 14576478. 
  23. Cubilla A, Velazquez E, Young R (julio de 2004). «Pseudohyperplastic squamous cell carcinoma of the penis associated with lichen sclerosus. An extremely well-differentiated, nonverruciform neoplasm that preferentially affects the foreskin and is frequently misdiagnosed: a report of 10 cases of a distinctive clinicopathologic entity». Am J Surg Pathol 28 (7): 895–900. doi:10.1097/00000478-200407000-00008. PMID 15223959. 
  24. Perceau G, Derancourt C, Clavel C, Durlach A, Pluot M, Lardennois B, Bernard P (mayo de 2003). «Lichen sclerosus is frequently present in penile squamous cell carcinomas but is not always associated with oncogenic human papillomavirus». Br J Dermatol 148 (5): 934–8. doi:10.1046/j.1365-2133.2003.05326.x. PMID 12786823. 
  25. Plantilla:Cita publicacion
  26. Micali G, Nasca M, Innocenzi D (junio de 2001). «Lichen sclerosus of the glans is significantly associated with penile carcinoma». Sex Transm Infect 77 (3): 226. doi:10.1136/sti.77.3.226. PMC 1744293. PMID 11402247. 
  27. a b Neuhaus I, Skidmore R (nov-dic de 1999). «Balanitis xerotica obliterans and its differential diagnosis». J Am Board Fam Pract 12 (6): 473–6. PMID 10612365. 
  28. Shelley W, Shelley E, Grunenwald M, Anders T, Ramnath A (enero de 1999). «Long-term antibiotic therapy for balanitis xerotica obliterans». J Am Acad Dermatol 40 (1): 69–72. doi:10.1016/S0190-9622(99)70529-3. PMID 9922014. 
  29. Kartamaa M, Reitamo S (marzo de 1997). «Treatment of lichen sclerosus with carbon dioxide laser vaporization». Br J Dermatol 136 (3): 356–9. doi:10.1111/j.1365-2133.1997.tb14943.x. PMID 9115915. 
  30. Meuli M, Briner J, Hanimann B, Sacher P (septiembre de 1994). «Lichen sclerosus et atrophicus causing phimosis in boys: a prospective study with 5-year followup after complete circumcision». J Urol (en inglés) 152 (3): 987–9. PMID 8051779. 
  31. Campus G, Ena P, Scuderi N (abril de 1984). «Surgical treatment of balanitis xerotica obliterans». Plast Reconstr Surg (en inglés) 73 (4): 652–7. doi:10.1097/00006534-198404000-00024. PMID 6538689. 
  32. Pasieczny TAH. (1977). «The treatment of balanitis xerotica obliterans with testosterone propionate ointment» (Reprint:The CIRP Circumcision Reference Library). Acta Derm Venerol (en inglés) 57 (3): 275–7. PMID 71837.