Arquitectura normanda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La nave de la catedral de Durham ilustra el modelo arqueado redondo característico, así como el uso de bóvedas poco profundas sobre la nave prefigura el modelo arquitectónico gótico.

La expresión arquitectura normanda se utiliza para referirse al estilo románico creado por los normandos en los diversos territorios en los que ejercieron su dominio o su influencia entre los siglos XI y XII. Crearon simultáneamente un gran conjunto de castillos y fortificaciones, incluyendo las torres normandas, pero también monasterios, abadías, iglesias o catedrales, en un modelo caracterizado por los arcos redondos (especialmente sobre puertas y ventanas) y por sus proporciones masivas.

Estos estilos arquitectónicos románicos nacidos en Normandía se extendieron por el norte de Europa occidental, especialmente en Inglaterra, país que contribuyó considerablemente al desarrollo de este estilo y donde se conservan el mayor número de ejemplares arquitectónicos del mismo. Hacia la misma época, una dinastía normanda reinaba en Sicilia, donde su presencia generó una variación particular, igualmente llamada arquitectura normanda o, alternativamente, arquitectura románica siciliana, y que incorpora influencias procedentes de la arquitectura bizantina o de la primera arquitectura arábiga.

Origen del término, evolución hacia el gótico[editar]

El término fue probablemente creado por diversos arqueólogos durante el siglo XVIII, pero su empleo en el marco de un encadenamiento de estilos arquitectónicos se atribuye a Thomas Rickman en su obra de 1817 An Attempt to Discriminate the Styles of English Architecture from the Conquest to the Reformation (Intento de distinguir los modelos de arquitectura inglesa desde la Conquista hasta la Reforma), en la que empleaba las categorías «gótico normando, gótico primario, gótico curvilíneo y gótico perpendicular». Charles de Gerville había utilizado en una carta dirigida a su amigo Arcisse de Caumont en 1818 el término más inclusivo de «románico» para calificar las lenguas romances (lenguas románicas), y este último recuperó el término «románico» para aplicarlo a la arquitectura de los siglos XI y XII en su Essai sur l'architecture du moyen âge, particulièrement en Normandie (Ensayo sobre la arquitectura medieval, particularmente en Normandía), fechado en 1824.

Cuando los canteros han desarrollado sus estilos y han experimentado con los modos de resolver las dificultades planteadas por los techos con bóveda de arista, han ido introduciendo algunas modificaciones, como por ejemplo la bóveda de cañón en arco apuntado, modificaciones que posteriormente aparecerán profusamente en la arquitectura gótica.

Puesto que los historiadores y los especialistas en arquitectura consideran que un estilo debe ser evaluado en forma integral mejor que como una mera agregación de características, algunos ponen estos avances en la cuenta de los modelos normando o románico, otros los describen como «gótico normando transitorio». Algunas páginas web,[1] [2] utilizan el término «gótico normando», pero es poco claro si se refieren a los tipos transitorios o al modelo normando en su conjunto.

La arquitectura normanda en Normandía[editar]

Cuando los invasores vikingos alcanzaron la desembocadura del río Sena en 911, los magnates francos construían castillos y luchaban a caballo. Durante el siguiente siglo, los Normandos adoptarán estas costumbres, así como el cristianismo y la lengua francesa. Los barones normandos construirán castillos de madera sobre montículos (motas) de tierra que darán lugar al desarrollo de los llamados castillos sobre mota feudal, y también grandes iglesias de piedra en el estilo románico propio de los francos. Desde el 950, construirán igualmente torres del homenaje de piedra (véase también Residencia señorial).

Los normandos refinarán la planta de las primeras basílicas longitudinales con naves laterales, un ábside y una fachada occidental dotada con dos torres en la Abadía de los hombres de Caen, iniciada el 1067 y que servirá como modelo para las catedrales inglesas de mayor envergadura que se iniciarán dos décadas más tarde.

La arquitectura normanda en Inglaterra[editar]

Arcos ojivales en las ruinas de la abadía de Bolton (siglo XII) en el condado de North Yorkshire, Inglaterra.

Los nobles y los obispos normandos eran ya influyentes en Inglaterra antes de la conquista normanda de 1066. Las influencias normandas habían afectado a la arquitectura anglosajona tardía en la medida en que Eduardo el Confesor, que había sido educado en Normandía, había hecho venir albañiles desde el continente en 1042 para trabajar en la abadía de Westminster, primer edificio de estilo románico en Inglaterra. En 1051, ya había hecho venir a caballeros normandos que habían levantado castillos en motas defensivas contra los galeses. Tras la invasión, los normandos se dedicaron a una explosión constructiva, tanto en aspectos de arquitectura militar como religiosa.

Los edificios normandos presentan formas geométricas simples de proporciones masivas, su sillería incluye pequeñas franjas de escultura, a veces arcadas ciegas y espacios concentrados de capiteles y de puertas redondas en el tímpano bajo una bóveda. La «bóveda normanda» es una bóveda con cúpula. Las molduras normandas son esculpidas o incisas, teniendo ornamentos geométricos, como bóvedas con arco apuntado. Las iglesias con planta cruciforme tenían frecuentemente un coro profundo y un crucero cuadrado que devino característico de la arquitectura eclesiástica inglesa. Se construyeron centenares de iglesias parroquiales, y las grandes catedrales iniciaron sus obras a partir de 1083.

Tras la destrucción de la catedral de Canterbury en 1174 durante un incendio, los arquitectos normandos introdujeron la nueva arquitectura gótica. Hacia 1191, la catedral de Wells y la catedral de Lincoln impusieron el modelo gótico inglés, con lo que el estilo normando pasó a quedar cada vez más reservado a las construcciones provincianas de escasa envergadura.

Arquitectura religiosa[editar]

La catedral de Durham.

Arquitectura civil[editar]

Arquitectura normanda en Escocia[editar]

Escocia, con la presencia de la nobleza normanda en la corte del rey Macbeth I de Escocia hacia 1050, recibió igualmente la influencia del románico normando. Su sucesor, Malcolm III de Escocia, expulsó a su predecesor con ayuda de ingleses y normandos, y su reina Santa Margarita de Escocia alentó el desarrollo de la Iglesia católica. Los Benedictinos fundaron un monasterio en Dunfermline. Su cuarto hijo, que fue David I de Escocia construyó la capilla de Santa Margarita de Escocia a principios del siglo XII.

Arquitectura religiosa[editar]

La arquitectura normanda en Irlanda[editar]

Los normandos se instalaron principalmente en el este de Irlanda, donde edificaron multitud de edificios normandos, como el castillo de Trim o el castillo de Dublín.

La arquitectura normanda en Italia[editar]

La arquitectura normanda en el sur de Italia[editar]

La Conquista normanda de Italia Meridional supuso una mezcla de románico y estilo normando. Se expandieron y ampliaron castillos de origen lombardo, bizantino o árabe y se construyeron nuevos. Para ello se recurrió a artesanos locales, por lo que conservan elementos de origen no normando. Se construyeron catedrales latinas en las tierras arrebatadas a la Iglesia griega o al Islam, sobre todo en estilo románico con influencias bizantinas e islámicas. La administración normanda, centralizada y compleja en comparación con otros países europeos de la época, requirió además edificios públicos y palacios, que abundaron en las grandes ciudades. En dichos palacios es donde más claramente se observa la influencia sículo-normanda.

Los normandos empezaron rápidamente la construcción, expansión y renovación de castillos en el sur de Italia. Muchos se basaron en estructuras preexistentes de origen romano, aunque algunos eran de fundación bizantina o árabe. Hacia el final del periodo normando, muchas estructuras de madera habían sido convertidas en piedra.

Tras el castillo lombardo de Melfi, conquistado por los normandos pronto y aumentado con un donjon rectangular en el siglo XI, Calabria fue la primera provincia en ser modificada por el acuartelamiento normando. En 1046, Guillermo Brazo de Hierro empezó la construcción de "Stridula", un gran castillo cerca de Esquilache, y en 1055, Roberto Guiscardo había construido ya tres castillos: uno en Rossano, donde se emplazaba una fortaleza bizantina, otro en "Scribla", guarda del paso del valle del río Cratis y un último castillo en San Marco Argentano (ampliado con donjon en 1051), cerca de Cosenza.[3] En 1058, Scalea se edificó sobre un acantilado costero.

Primitivo castillo normando en Adrano.

Guiscardo fue un gran constructor de castillos tras su ascenso al Condado de Apulia. Construyó el castillo de Gargano con torres pentagonales conocidas como "torres de gigantes". Más tarde, Enrique de Monte Sant'Angelo, construyó un castillo en Castelpagano, no muy lejos. En Molise, los normandos construyeron muchas fortalezas en los terrenos defendibles de forma natural, como Santa Croce y Ferrante. La región en torno a la línea de Terracina a Termoli tiene la mayor densidad de castillos normandos en Italia.[4] Muchos de los sitios escogidos para las fortalezas fueron antiguos fuertes samnitas usados por los romanos y sus sucesores. Los normandos los llamaban castellum vetus (castillo viejo). Muchos castillos molisios tenían muros integrados en la piedra de montañas. El análisis de la mampostería utilizada muestra que los normandos introdujeron el opus gallicum, al menos en Molise.[5]

La arquitectura normanda en Sicilia[editar]

El claustro de Monreale.

El período normando en Sicilia duró de aproximadamente desde el año 1070 hasta aproximadamente 1200, e incluso podría considerarse que dura hasta el óbito del emperador Federico II Hohenstaufen, en 1250, lo que la equipara más o menos a la misma duración que en Inglaterra.

Comparable en numerosos aspectos a la arquitectura normanda que existe en esas mismas fechas en Inglaterra y el norte de Francia, la arquitectura normanda en Sicilia incorpora igualmente algunas influencias de la arquitectura bizantina. Dichos motivos bizantinos son particularmente evidentes en el interior de algunas iglesias en la que los altares normandos tradicionales han sido decorados con mosaicos dorados, como en la catedral de Monreale.

La Capilla Palatina de Palermo, fechada en 1130 cuya cúpula (de origen bizantino) está decorado con mosaicos representando al Pantocrátor acompañado de los ángeles constituye sin duda alguna el ejemplo más representativo de esta amalgama.

Las influencias del gótico primitivo durante el período posterior en Sicilia destacan especialmente en la catedral de Mesina, consagrada en 1197, aunque su campanario gótico sea posterior y no haya que confundirlo con el anterior, de estilo románico, construida durante el período normando que incluía ventanas y bóvedas en arista en lugar de los arbotantes y los pináculos que aparecerían luego en el arte gótico.

La construcción de castillos en Sicilia comenzó a instancias de la población griega nativa.[6] En 1060, pidieron a Guiscardo que construyera un castillo en Aluntium para defenderles. Fue el primero que construyeron los normandos en Sicilia. Se llamó San Marco d'Alunzio y sus ruinas aún perduran. Petralia Soprana fue construida cerca de Cefalù, y a continuación, otro castillo se edificó cerca de Troina en 1071; en 1073 otro se levantó en Mazara (las ruinas aún existen) y uno más en Paternò (las ruinas fueron restauradas).[6] En Adrano (o Aderno), los normandos edificaron una torre de planta rectangular que da una indicación del diseño normando del siglo XI: Una escalera exterior conduce a un primer piso y el interior está dividido a lo largo en dos mitades: un salón a un lado y dos habitaciones al otro, la capilla y la cámara.[7] Otras fortificaciones en Sicilia fueron improvisadas a partir de edificios árabes y los palacios y catedrales en las grandes ciudades, como Palermo, tienen características árabes. La influencia artística árabe en Sicilia se asemeja a la lombarda en el Mezzogiorno.

Edificios normandos en Palermo[editar]

La Capilla Palatina de Palermo.

Edificios normandos en Sicilia[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

La iglesia de San Cataldo de Palermo.

Referencias[editar]

  • (en francés) Marcel Anfray, L'architecture normande, son influence dans le nord de la France aux siècles XI et XII, Paris, Picard, 1939
  • (en italiano) Giulio Arata, Atlante di storia dellarchitettura arabo-normanna e del Rinascimento in Sicilia, Palermo, Librarie siciliane, 1986
  • (en italiano) Francesco Basile, L'architettura della Sicilia normanna, Catania, V. Cavallotto, 1975
  • (en francés) Maylis Baylé, L'architecture normande au Moyen Age, Condé-sur-Noireau, C. Corlet; Caen, Presses universitaires de Caen, 2001 ISBN 2-84133-135-0
  • (en italiano) Corrado Bozzoni, Calabria normanna. Ricerche sull'architettura dei secoli undicesimo e dodicesimo, Roma, Officina, 1974
  • (en francés) John Britton, Augustus Pugin, Alphonse Le Roy, Antiquités architecturales de la Normandie : contenant les monuments les plus remarquables de cette contrée (architecture romane & ogivale) présentés en plans, élévations, coupes, détails, vues perspectives intérieures et extérieures, Paris, Noblet, 1855
  • (en italiano) Guido Di Stefano, Monumenti della Sicilia normanna, Palermo, Società Siciliana per la Storia Patria, 1979
  • (en inglés) E. C. Fernie, The architecture of Norman England, Oxford; New York, Oxford University Press, 2000 ISBN 0-19-817406-3
  • (en inglés) Wolfgang Krönig, The cathedral of Monreale and Norman architecture in Sicily, Palermo, S.F. Flaccovio, 1965
  • (en francés) Élie Lambert, L'Architecture normande au Moyen âge d'après de récentes publications, Caen, Jouan & Bigot, 1928
  • (en inglés) Bryan D. G. Little, Architecture in Norman Britain, London, B.T. Batsford, 1985 ISBN 0-7134-3782-0
  • (en francés) Martin Meade, Werner Szambien, L'architecture normande en Europe : identités et échanges du siècle XI à nos jours, Marseille, Parenthèses, 2002 ISBN 2-86364-110-7
  • (en alemán) Hans-Rudolf Meier, Die normannischen Königspaläste in Palermo : Studien zur hochmittelalterlichen Residenzbaukunst, Worms, Wernersche Verlagsgesellschaft, 1994 ISBN 3-88462-941-7
  • (en francés) Victor Marie Charles Ruprich-Robert, L'architecture normande aux siècles XI et XII en Normandie et en Angleterre, Paris, Imprimeries réunies, 1889
  • (en inglés) Christopher Gravett y David Nicolle, The Normans: Warrior Knights and their Castles, Osprey Publishing: Oxford, 2006.

Notas y referencias[editar]

  1. (en inglés) Gothic Architecture in England
  2. (en inglés) Norman Gothic
  3. C. Gravett y D. Nicolle, The Normans: Warrior Knights and their Castles, pág.132.
  4. Ibid., pág.134 (basado en el mapa de la citada página).
  5. Ibid., pág.135.
  6. a b Ibid., pág.136.
  7. Ibid, pág.137.